1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. 10 diferencias entre los préstamos a plazos y los préstamos personales

10 diferencias entre los préstamos a plazos y los préstamos personales

Un préstamo o un crédito son vías para obtener dinero a través de una institución financiera u otra persona. Previamente existe la necesidad de firmar un contrato entre la parte prestamista y el usuario, este dinero prestado deberá ser devuelto en el plazo pactado entre ambas partes. El préstamo puede ser con o sin intereses, a devolver en un plazo corto o largo, puede ser devuelto en un pago único o mensualidades, según lo que necesita el cliente y responde mejor a sus posibilidades.

Para solicitar el préstamo adecuado es necesario saber las características del servicio que se va a solicitar, seguín la decisión la experiencia de usuario puede variar. Cualquier préstamo puede darte capital para esas necesidades económicas; pero si conoces sus diferencias podría ser el bote salvavidas perfecto para la economía del mes. Los préstamos a plazos y los préstamos personales son similares y distintos a la vez conoce las ventajas de cada uno y elige el que va mejor con tu tipo de cliente.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
  • 1. Las cantidades disponibles en los préstamos a plazos es mayor que la de los préstamos personales. En un préstamo de pago único la cantidad disponible es reducida, las personas a largo plazo pueden programarse mejor y distribuir las cargas económicas, así pueden liquidar la deuda de forma más sencilla a ser una cantidad inferior a devolver cada mes hasta su total liquidación.
  • 2. Devolución: un préstamo personal de pago único normalmente debe ser devuelto en un plazo máximo de 30 días, si crees que efectuar la devolución del dinero facilitado no puede ser efectiva en un mes, será mejor que dividas de ser posible el pago en diferentes abonos.
  • 3. Flexibilidad: los préstamos a plazos ofrecen la opción de escoger el plazo de devolución acorde a nuestras finanzas, se tiene libre albedrío para escoger el plazo acorde a nuestras necesidades, con un préstamo personal de pago único esa flexibilidad se reduce a un tiempo corto.
  • 4. Intereses: los intereses de un préstamo a plazo suelen ser más bajos respecto a un préstamo personal de pago único, es posible que las cantidades respecto a intereses sean similares, pero el porcentaje de las tasa de interés son inferiores en aquellos préstamo a plazos.
  • 5. Modalidad de intereses: los intereses en un préstamo a plazos pueden ser fijos, variables o incluso combinar ambos. Con los intereses fijos el cliente sabe todo el tiempo lo que tiene que pagar, con el variable el interés se modifica según el índice que se ha tomado como referencia. Con un préstamo personal de pago único, al ser un período corto el porcentaje de interés es invariable.
  • 6. Con un préstamo personal el prestatario ofrece como garantía todos los bienes actuales y futuros que bien pueden ser pocos o muchos. Con un préstamo a plazos si dispones de ingresos demostrables será suficiente.
  • 7. Riesgo de impago: si corres el riesgo de no poder afrontar la devolución en el plazo pactado; un préstamo a plazos si te es concedido es más sencillo de pagar. Las entidades reducen los intereses a largo plazo porque el riesgo de impago es menor.
  • 8. Compensación por pago anticipado: un préstamo personal de pago único por lo general si es devuelto anticipadamente no se devuelve el equivalente al interés correspondiente a los días anticipados; se debe pagar el valor real del préstamo pactado. Con un préstamo existe más flexibilidad, varias entidades ofrecen la posibilidad de amortizar la deuda por adelantado sin comisiones adicionales.
  • 9. Destino: En ocasiones los préstamos a plazos están destinados al consumo, suele obtenerse este tipo de financiación está vinculada a establecimientos para adquirir bienes de consumo. Con los préstamos personales es posible responder rápidamente a facturas atrasadas e imprevistos económicos.
  • 10. Aplazamientos: es más común aplazar un préstamo personal de pago único que un préstamo a plazos. Muchas entidades ofrecen la opción de extender el pago si el cliente no puede efectuar la devolución en el plazo pactado, previamente se debe abonar un pequeño porcentaje del préstamo para la extensión del plazo de devolución. Por lo general los aplazamientos el los préstamos a plazos son menos frecuentes, debido a que la cantidad a devolver mes a mes es menor.

Un préstamo personal y un préstamo a plazos pueden tener mucho en común. El primero puede también ser dado a plazos, sobre todo si se necesita para financiar un coche, por estudios, reformas del hogar, anticipo de nómina o viajes. También es posible que sea usado para adquirir bienes de consumo, no tiene que estar necesariamente ligado al establecimiento de adquisición del artículo que necesitas; es posible obtener préstamos ventajosos sin papeleos ni preguntas y en pocos minutos.

La mayor diferencia está en un préstamo de pago único y un préstamo a plazos. Con el préstamo a plazos el cliente puede organizar su economía reservando la cantidad de devolución mensual. Es importante que toda persona que acudirá a solicitar un préstamo valore su capacidad de endeudamiento, así elige la mejor opción para garantizar una devolución en tiempo y forma sin contratiempos.