1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. 10 ventajas de solicitar un préstamo online

10 ventajas de solicitar un préstamo online

Aún son muchas las personas que desconocen la agilidad y ventajas de los préstamos online. Un producto en pleno auge que en su competición con los préstamos bancarios ofrece múltiples ventajas. A continuación, hemos recogido las 10 más importantes:

1.- No tienes que desplazarte, ni moverte del sofá

Y es que es tan cómodo solicitar un préstamo online que no tienes que salir de casa ni siquiera moverte de tu sofá. Puedes realizar la solicitud desde cualquier dispositivo que tenga conexión a Internet: ordenador, tablet, móvil… Visita la página web de la empresa prestamista o en primer lugar la de un comparador de préstamos que te ayude a encontrar el que más se ajusta a tus necesidades. Seguidamente solo tendrás que completar un breve formulario de solicitud y en unos minutos obtendrás una respuesta, ¡sencillísimo!

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

2.- El primer préstamo online es gratis

Son muchas las empresas que ofertan a nuevos clientes el primer préstamo gratuito. Si eres de esas personas que nunca ha solicitado un préstamo online, tendrás una gran variedad de préstamos gratis que elegir. Si ya eres un asiduo a este tipo de préstamos, seguro que aún hay alguna compañía de la que no te has beneficiado de su préstamo gratis a nuevos clientes.
Y cuando decimos gratis, es gratis de verdad. Solicitas 200€ y devuelves 200€. Sin tener que pagar ninguna otra tasa, interés y comisión. Una vez te conviertas en cliente de la compañía los siguientes préstamos ya no serán gratis. Es una oferta de lanzamiento solo para nuevos clientes.

3.- Recibes el dinero en tu cuenta en menos de 15 minutos

¡Así es! No tendrás que desplazarte a ningún punto de venta o tienda a recoger el dinero en efectivo de tu préstamo. La compañía prestamista te realiza la transferencia directamente a tu cuenta bancaria una vez tu solicitud haya sido aprobada. Esto puede tardar alrededor de 15 minutos si lo haces en horario laboral. Aunque son muchas las empresas que también están operativas durante el fin de semana.
Si por el contrario, te interesara recibir tu dinero en efectivo, todavía hay alguna empresa que sigue ofreciendo esta opción, como Vivus, Dineo o incluso a través del sistema conocido como Halcash para sacarlo de un cajero aun sin tener cuenta. Consulta los puntos de venta y las condiciones de la compañía que selecciones.

4.- Puedes solicitarlo los 7 días a la semana a cualquier hora del día

Al realizar todos los trámites online, las páginas web nunca cierran. Puedes realizar la solicitud a cualquier hora del día los 7 días a la semana. Dependiendo de cada empresa te atenderán al momento o tendrás que esperar a ser atendido durante el horario de atención al cliente, que suele ser en general de lunes a viernes de 9 a 18. Sin embargo, hay muchas compañías que atienden hasta las 21 de la noche y también están abiertas los fines de semana.
También es cierto que si has completado satisfactoriamente la solicitud y enviado toda la documentación correctamente el mismo sistema puede aprobar tu solicitud sin que tenga que hacerlo un agente.

5.- No necesitas ninguna garantía o seguro para solicitarlo

Estamos acostumbrados a los préstamos de la vieja escuela o las hipotecas en los que se exige siempre un seguro que en caso de impago pueda cubrirlo. Por ejemplo, en las hipotecas es necesario que el solicitante tenga un seguro de vida por si le pasa algo este responda del pago.
Otras ocasiones también se ha visto que había que presentar el coche o la vivienda como garantía de pago. En el caso de los préstamos online no es necesario presentar este tipo de garantías, lo que sí pueden pedir es un justificante de tus ingresos o tu nómina, pero no tanto a modo de garantía, si no para saber si eres una persona que dispone de dinero para pagarlo después.

6.- Puedes obtenerlo incluso estando en un listado de morosos

Muchas compañías te darán el préstamo aún si figura tu nombre en un listado de morosos como Asnef. La mayoría de ellos consulta si estás en estos listados al realizar la solicitud, la cantidad de la deuda por la que figuras y el tipo de deuda (factura de un servicio, deuda bancaria, etc.)
Según el tipo de deuda y la cantidad de esta, podrás acceder a mayor o menor cantidad de préstamo. Algunas compañías incluyen qué tipo de deuda puedes tener entre su información y requisitos.

7.- Puedes pagarlo a plazos

También existen préstamos rápidos que pueden ser pagados a plazos durante meses o semanas. Funcionan de la misma manera, recibes un dinero al instante y las fechas en las que tienes que ir pagando tu deuda si eliges que sea de forma semanal o mensual.

8.- Puedes resolver tus dudas gracias a las FAQ

En la mayoría de las páginas web de las compañías prestamistas encontrarás una sección de preguntas frecuentes, también llamada FAQ, en la que verás la respuesta a las preguntas más comunes. Recomendamos chequear esta sección porque después de leer todas las preguntas apenas te quedarán dudas.

9.- Puedes aplazar el pago cuando llega la fecha de vencimiento

Otra de las súper ventajas de los préstamos online es que llegada la fecha de vencimiento puedes aplazarla por unos días más. Es muy común que por cualquier imprevisto no nos venga bien pagar nuestra deuda justo ese día. Tan solo tendremos que abonar una pequeña comisión que varía en función de los días de extensión que elijamos y podremos seguir disfrutando de nuestro préstamo por esos días más.

10.- Si te arrepientes, puedes devolverlo gracias a la cláusula de desistimiento

En términos legales, existe una cláusula obligatoria en este tipo de productos que permite al consumidor desistir de su préstamo antes de los 14 días desde que lo obtuvo.
Durante este periodo el cliente podrá anular el contrato devolviendo la cantidad que recibió a modo de préstamo sin pagar ningún interés o comisión. Pese a que esta cláusula es obligatoria, es recomendable que consultes siempre los términos y condiciones de tu préstamo antes de finalizar la solicitud.