1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Buscas un préstamo? 7 consejos para elegir el mejor préstamo online

¿Buscas un préstamo? 7 consejos para elegir el mejor préstamo online

Pedir un préstamo online es algo muy común y cada vez más sencillo. Dinero rápido y al alcance de tu mano para tus proyectos, ilusiones e ideas. Pero encontrar el préstamo perfecto que se adapte a tus necesidades y que no termine por ahogarte puede ser más complicado de lo que parece. Antes de solicitar un préstamo ahí van 7 claves para elegir el mejor préstamo a nuestro alcance.

  • 1. ¿Para qué quieres el préstamo? Lo primero que debes hacer a la hora de pedir un préstamo personal es plantearte para qué quieres ese préstamo. Las entidades ofrecen productos específicos para la compra de coches, para reformas, estudios, etc. Estos préstamos orientados pueden ofrecerte mejores condiciones que otro más genérico.
  • 2. Mira ‘primero en casa’. Revisa si tu entidad te ofrece financiación en condiciones más ventajosas por los productos que ya tienes contratados antes de buscar en otro banco.
  • 3. Ojo con los prestamistas ‘sin intereses’. Aunque un préstamo se anuncie como ‘sin intereses’, para que esto sea cierto ha de tener una TAE del 0%. Si quieres averiguar cuánto pagarás, recurre a calculadoras como la del Portal Cliente Bancario del Banco de España.
  • 4. Cuidado con las comisiones. Presta especial atención a las comisiones que aplica el banco, ya que encarecerán el préstamo y son fundamentales para saber cuánto pagarás realmente al final.
  • 5. Vinculación de productos. Ten presente que, pese a que la vinculación de productos rebaja el interés, puede que el coste de estos no te compense. Para poder valorarlo, el banco tiene que informarte del gasto que suponen los productos que contratarás.
  • 6. Paga cómodamente. En cuanto al plazo de devolución, elige un periodo que te permita pagar tu deuda cómodamente, sin que por ello se disparen los intereses a abonar.
  • 7. Vigila los periodos de carencia. Es interesante que el préstamo que elijas los incluya por si surgiera algún imprevisto, pero evita acogerte a ellos en la medida de lo posible ya que incrementan los intereses a abonar al final del préstamo.

Compara entre varios préstamos y entidades antes de decidirte

Una vez hayamos definido la finalidad de nuestro préstamo, el siguiente paso es informarse sobre las opciones existentes en el mercado, visitando las páginas web de los bancos o empresas que ofrecen préstamos rápidos o, en última instancia, a través de asesoramiento financiero externo si no tenemos la suficiente formación en materia financiera. Cuando tengamos reunida toda la información sobre una serie de préstamos que nos interesan, toca comparar. A día de hoy, existen multitud de comparadores en Internet que facilitan esta labor, comparando los costes en forma de intereses, comisiones y otras condiciones asociadas a cada uno de ellos.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

Fíjate en la TAE, no el interés

En la información que aparece en la mayoría de publicidad de los préstamos, el interés que aparece es el tipo de interés nominal (TIN); es decir, el coste en concepto de intereses que tendremos que pagar cada año en función del capital concedido. Si bien es una información importante, es insuficiente, puesto que no nos dice nada ni de las comisiones ni de otros costes del préstamo.

Para comparar dos préstamos en unidades homogéneas tendremos que fijarnos en la TAE; es decir, la tasa efectiva de interés que se aplica al préstamo y que incluye todos los gastos relevantes del mismo. Por ejemplo, un préstamo hipotecario con un TIN de Euribor + 1% con una comisión de apertura y una comisión por estudio puede ser más caro que otro préstamo con un TIN de Euribor + 1,5% sin comisiones. Esta es la razón por la cual la comparación debe realizarse teniendo en cuenta solo la TAE.

¿Qué plazo necesito para poder pagar el préstamo sin agobios?

El plazo de amortización es otra característica importante. A mayor plazo, más dinero acabaremos pagando. Evidentemente, el plazo de amortización dependerá de la cuota mensual que acordemos al principio, que tiene que tener una relación directa con nuestros ingresos. Generalmente, las entidades financieras no suelen establecer cuotas mensuales mayores del 35% de los ingresos netos mensuales de la persona o familia a la cual se le va a conceder el préstamo.

Por ejemplo, si tenemos unos ingresos netos mensuales de 2.500 euros, la cuota máxima por la que nos concederán el préstamo será de 875 euros, con la que podremos acceder a un préstamo de unos 250.000 euros a 30 años con un interés del 3%. Además, las entidades suelen conceder solo el 80% del valor de tasación de la vivienda, lo que exige unos ahorros de notable cuantía para acceder a una vivienda y, por supuesto, estabilidad en los ingresos.

No existe un préstamo mejor o peor para nosotros. Todo depende de muchos factores y condicionantes que todos tenemos que tener en cuenta. En cualquier caso, este proceso requiere de tiempo para analizar todas las ofertas y escoger el préstamo que mejor se adapte a nuestras circunstancias particulares.