1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. ¿Cómo conseguir un préstamo para reformar tu casa?

¿Cómo conseguir un préstamo para reformar tu casa?

¿Necesitas redecorar tu casa? ¿Reformarla y verla como nueva? En ocasiones, por falta de recursos económicos o por no encontrar el momento idóneo para realizar una inversión en nuestra casa, nos quedamos sin desarrollar esa reforma que teníamos en mente.

Sin embargo, existen multitud de opciones para conseguir esa ayuda monetaria con la que poder llevar a cabo una renovación del aspecto de nuestro hogar. Si llevas tiempo pensando en pintar tu casa y te preocupa el desembolso económico que representa, piensa que existen formas de conseguir ese dinero extra que necesitas.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

Los minicréditos pueden ser útiles para financiar pequeñas reparaciones en nuestra casa que tengan que solventarse con urgencia. Estos créditos rápidos pueden solicitarse a través de Internet en las páginas de las entidades financieras privadas que los ofertan y se caracterizan porque:

  • Son créditos de bajo importe. Por norma general, el importe máximo que tendremos a nuestro alcance 1.200 euros si recurrimos a ellos. No obstante, solo podremos acceder a este montante si ya hemos solicitado un préstamo para reformas anteriormente; los nuevos clientes solo podrán solicitar en torno a 300 euros.
  • Son préstamos con un plazo corto. El período de reembolso medio de los préstamos para reformas es de un máximo de 30 días, aunque hay entidades que nos permitirán devolver el dinero en 2 meses o, incluso, en varias cuotas mensuales. No obstante, sigue siendo el plazo más corto de los productos financieros.
  • Su precio se calcula de forma diferente. La TAE no es un buen indicador para conocer el precio de un préstamo para reformas, puesto que se trata de un valor anual, mientras que los mini préstamos suelen tener un plazo máximo de un mes. Por ello, utilizamos el coste de 100 euros prestados a 30 días para valorar su precio y comparar entre distintos productos.
  • Tienen finalidades concretas. A pesar de préstamos que no están adaptados a una finalidad específica, sus características los hacen óptimos para solventar una avería o una reparación urgente. Sin embargo, no son buenos créditos para financiar una reforma que tengamos planeada por capricho, puesto que hay préstamos mucho más baratos para este fin.

Estos son los dos tipos de préstamos para reformas a los que más recurren los españoles para remodelar o reparar su casa, junto con los principales factores que los caracterizan. Mientras que unos destacan por la velocidad, que los hace idóneos para actuaciones urgentes como una reparación, los préstamos de mayor importe nos permitirán financiar una renovación completa de una habitación o de todo nuestro hogar.

¿Cómo detectar un buen préstamo reforma?

Comparando entre productos. Ser consciente de las distintas opciones que nos ofrece el mercado financiero nos permitirá saber si estamos ante un préstamo reforma o no. Además, es recomendable iniciar la solicitud de varios créditos, de modo que podamos conocer sus condiciones en mayor profundidad, así como las opciones que tenemos de conseguir los préstamos para la finalidad que queremos.

Por ello, al comparar entre todos los productos financieros que podemos encontrar en el mercado nos permitirá conocer el préstamo reforma más barato al que podemos acceder o el que mejor se adapte a nuestro perfil. A la hora de encontrar el crédito adecuado, estos son los aspectos a los que tendremos que prestar especial atención:

  • Intereses: los intereses suelen ser aquellos que miramos primero a la hora de contratar un préstamo reforma y, además, el primer dato que nos ofrecen. Sin embargo, debemos tener en cuenta que para conocer lo que nos costará un crédito debemos fijarnos también en la TAE y no solo en la TIN, ya que la Tasa Anual Equivalente también incluye en su porcentaje el coste de las comisiones y de los productos vinculados adicionales que pueden tener los préstamos reformas.
  • Comisiones: un préstamo reforma barato no incluye comisiones de formalización. Las comisiones de apertura y de estudio son las más habituales que nos cobrarán, especialmente los bancos. En ocasiones, podremos negociar para eliminar estos costes o incluso financiarlos con el resto de cuotas.
  • Productos vinculados: son otros productos de la entidad que el prestamista nos hará contratar si queremos obtener el préstamo reforma. Además, algunas veces estas vinculaciones nos servirán para bajar el tipo de interés de nuestro crédito, aunque será necesario evaluar la compensación de los costes del producto vinculado con el ahorro en intereses que suponga.
  • Condiciones: es importante saber que nos ajustamos a los requisitos del prestamista para ser aceptados como prestatarios. Si no cumplimos con las condiciones que la compañía impone a sus clientes, lo mejor será no realizar la solicitud, puesto que esta no será aprobada. Es importante fijarse en aspectos como el mínimo de ingresos, la edad mínima requerida o la finalidad para la que se concede el préstamo reforma en concreto.

En resumen, para elegir el préstamo reforma más adecuado para nuestro proyecto, es importante comparar las distintas alternativas que nos presenta el mercado y valorar sus distintas características en función de la finalidad que le queramos dar. Si valoramos la TAE, podremos conseguir un préstamo más barato, pues conoceremos el coste real del crédito que queremos, incluidas las comisiones y posibles vinculaciones que incluya el prestamista en su contratación.