1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cómo conseguir un préstamo sin nómina?

¿Cómo conseguir un préstamo sin nómina?

¿No tienes trabajo y necesitas liquidez? Puedes obtener préstamos sin nómina estando desempleado. La crisis económica que hemos vivido ha generado muchos problemas a nuestra sociedad y uno de los principales ha sido la gran cantidad de desempleo. Son muchas las personas que perdieron su puesto de trabajo durante la recesión y conseguir financiación sin tener un empleo se hizo muy difícil. De hecho, la inmensa mayoría de bancos rechazaron a muchas personas que acudían a ellos para contratar préstamos sin nómina estando desempleados.

Las entidades bancarias han considerado siempre que las personas que no son trabajadores por cuenta ajena son perfil de solicitante con demasiado riesgo. Sin embargo, cuando los bancos cerraron el grifo de la concesión, muchos prestamistas privados aprovecharon el contexto para entrar en nuestro mercado financiero ofreciendo financiación sin nómina. Estas empresas de capital privado ofrecen un producto rápido, cómodo y, sobre todo, con unos requisitos mucho más flexibles que los que exigen los bancos convencionales.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

Gracias a los créditos sin ser asalariados, son muchos los perfiles de la sociedad que se benefician de este tipo de financiación, como por ejemplo los desempleados. Sin embargo, estos prestamistas privados que otorgan financiación sin nómina sí nos exigirán que dispongamos de unos ingresos recurrentes y demostrables con los que podamos hacer frente a los créditos sin ser asalariados.

¿Quiénes pueden contratar créditos sin ser asalariados ni tener nómina?

La realidad es que los prestamistas privados han llegado con un producto idóneo para personas que están desempleadas, siempre y cuando estas obtengan algún tipo ingresos recurrente y demostrable. Las urgencias y los imprevistos (multas de tráfico, descubiertos bancarios, gastos extra con los que no contábamos, facturas demasiado elevadas…) le pueden llegar y ocurrir a cualquier persona y para casos así, los préstamos sin nómina son una ayuda a la que podemos recurrir si estamos desempleados.

Sin embargo, los perfiles que pueden acceder a estos créditos sin nómina van más allá de las personas desempleadas. Por ejemplo, si somos autónomos, si recibimos una pensión por jubilación, una prestación por desempleo, o si obtenemos ingresos mediante el arrendamiento de algún inmueble, entre otros, también podremos acceder a préstamos sin nómina. Dada la gran cantidad de prestamistas privados que han surgido en nuestro país en los últimos años, algunos bancos ya se están sumando a conceder créditos sin ser asalariados o sin tener una nómina.

¿Necesito un aval para conseguir préstamos sin nómina?

En la actualidad, los prestamistas que conceden créditos sin nómina suelen ser empresas de capital privado que ofrecen la posibilidad de conseguir créditos rápidos de importes inferiores a los préstamos bancarios convencionales. Estos prestamistas son mucho más flexibles en sus requisitos que los bancos convencionales y venden un producto que es bastante más accesible que la mayoría de créditos bancarios convencionales.
A las entidades que conceden este tipo de financiación les valdrá con que presentemos un documento que justifique que tenemos unos ingresos recurrentes, y frecuentes, con los que vamos a poder hacer frente a los créditos sin nómina que contratemos. La flexibilidad también se aprecia en el hecho de que tampoco tengamos que presentar ningún tipo de aval como garantía de pago para conseguir préstamos sin nómina.

¿También puedo contratar créditos sin nómina y con ASNEF?

El hecho de estar inscritos en un fichero de morosos puede generarnos muchos problemas de carácter financiero. Si necesitamos financiación y tenemos deudas pendientes las opciones que tenemos son mucho más reducidas que las de una persona con un historial crediticio limpio.

Si queremos contratar un crédito bancario tradicional, lo tendremos imposible ya que estas entidades rechazan a cualquier persona con impagos. Sin ir más lejos, tendremos realmente complicado conseguir hasta una tarjeta de crédito. Las empresas de capital privado, en general, tampoco son partidarias de conceder financiación sin nómina a personas que están en alguna lista como ASNEF o RAI. Sin embargo, sí existen varios prestamistas privados que nos permitirán contratar créditos sin nómina y con deudas pendientes, siempre y cuando cumplamos con las condiciones que exigen, y esos requisitos varían dependiendo de la entidad con la que trabajemos.

Pero hay características comunes. En primer lugar, tendremos que demostrar que disponemos de una fuente de ingresos recurrente con la cual afrontaremos el reembolso de los créditos sin nómina que contratemos. Por otra parte, al estar en ASNEF tendremos que cumplir con dos requisitos adicionales para conseguir financiación sin ser asalariados:

  • El impago no puede superar una cantidad económica concreta que estipule cada prestamista, que, por lo general, suele ser de 1.000 €.
  • La deuda que tenemos pendiente no puede estar relacionada con ninguna otra entidad financiera.

También debemos saber que el hecho de tener deudas por pagar no implica, en la mayoría de los casos, que el importe y el precio de los préstamos sin nómina varíen.