1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Cómo elegir un préstamo personal barato adaptado a tus necesidades

Cómo elegir un préstamo personal barato adaptado a tus necesidades

¿Necesitas dinero y quieres pedir un préstamo personal barato? Si necesitas pedir dinero debes tener claro las diferencias entre un préstamo y un crédito y, sobre todo, tener en cuenta una serie de aspectos antes de pedir el dinero.

¿Préstamo o crédito?

Son productos financieros muy parecidos, pero no iguales. La diferencia básica entre uno y otro es que el préstamo es una cantidad que un prestamista entrega al cliente y el crédito es un límite de dinero del que el consumidor puede disponer o no. Eso sí, no es la única característica que les hace distintos: los intereses también juegan un papel clave porque en los préstamos suelen ser más bajos que en los créditos.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

¿Quién concede un préstamo personal barato?

A la hora de pedir un préstamo o un crédito, en España existen varias opciones. Cada una de ellas tiene unas características diferentes que se adaptarán en mayor o menor medida a tus necesidades.

  • Bancos nacionales y extranjeros con representación en España
  • Cajas de ahorro
  • Cooperativas de ahorro y crédito
  • Empresas de capital privado
  • Empresas de tarjetas y de crédito apoyadas por instituciones financieras
  • Préstamos entre particulares
  • Grandes superficies, supermercados y tiendas: no ofrecen una cantidad de dinero, pero sí financian la compra de algunos productos y su tipo de interés suele ser del 0%.

¿Qué requisitos tienes que cumplir para conseguir un préstamo personal barato?

Después de decidir entre préstamo o crédito y de elegir la entidad en la que lo vas a solicitar, hay que tener claros los requisitos que debes reunir para que te lo concedan. Si no los cumples no quiere decir que no puedas conseguir la financiación, pero puede que endurezcan las condiciones para prestarte el dinero exigiendo avales o intereses y comisiones muy elevados, por ejemplo:

  • Ser mayor de edad
  • Explicar la cantidad exacta que necesitas y para qué la vas a usar
  • Demostrar solvencia
  • No superar tu capacidad de endeudamiento máximo
  • Aportar garantías de devolución de la deuda
  • No estar incluido en ninguna lista de morosos
  • No tener deudas actuales con impagos

La entidad necesitará una serie de documentos que confirmen que cumples con todos los requisitos para prestarte el dinero que necesitas. Entre estas credenciales se encuentran:

  • Documento de identidad
  • Contrato de trabajo
  • Justificante de ingresos. Trabajadores autónomos: deben presentar el certificado de alta, el justificante de pago de la cuota de la Seguridad Social o la última declaración del IVA. Trabajadores por cuenta ajena: tienen que presentar las 2 ó 3 últimas nóminas.

Tipos de préstamos personales baratos que hay en España

Además de los préstamos personales que la banca ofrece para financiar necesidades de consumo muy concretas, como los préstamos coche, actualmente podemos encontrar una gran variedad de préstamos online con unas condiciones y unas ventajas adaptadas a toda clase de perfiles y de finalidades.

  • Los mini créditos son productos no bancarios con los que podemos obtener una cantidad de dinero relativamente pequeña en cuestión de pocos minutos, a través de Internet y sin papeleo. Normalmente, su importe alcanza un máximo de 300 euros para los nuevos clientes y de hasta 1.200 euros para los que ya han acudido antes a una compañía prestamista. Suelen devolverse en unos 30 días y su interés ronda una media del 1,1% diario. Como sus condiciones son un tanto particulares, estos préstamos personales online solo están indicados para resolver imprevistos económicos puntuales.
  • Créditos rápidos: más de 1.000 euros en menos de 24 horas. Son créditos personales de entre 1.000 y 5.000 euros que pueden contratarse en un día o dos a través de Internet, así que suelen pedirse para financiar gastos imprevistos algo más elevados de forma inmediata. Normalmente, hay que devolverlos en cuotas mensuales en un plazo de entre tres y 36 meses, pagando un interés mensual medio de entre el 3% y el 5%. Lo más frecuente es contratar este tipo de préstamos personales sin cambiar de banco a través de compañías de capital privado, aunque hay ciertos bancos que también conceden productos similares.
  • Anticipo de nómina: recibe tu salario por adelantado. Son préstamos personales que solo pueden contratar los clientes que tengan sus ingresos domiciliados en un banco. Como ya indica su propio nombre, con estos productos es posible obtener un adelanto del importe de una o varias nóminas o pensiones en cuestión de horas y sin apenas trámites. Eso sí, para hacerse con el anticipo es imprescindible llevar un tiempo como cliente de una entidad y tener abierta una cuenta que ofrezca esta opción. Su precio es muy parecido al de los créditos personales convencionales (de en torno al 8% TAE o inferior), mientras que el plazo de amortización suele alcanzar los 12 meses como mucho.
  • Préstamos personales “tradicionales”: hasta 50.000 euros. Estos productos de financiación son, junto a las hipotecas, los más solicitados por los hogares españoles. Su finalidad principal es financiar grandes proyectos particulares, así que su importe suele ser elevado: de entre 1.000 y 50.000 euros o más a reembolsar en un plazo de entre 12 meses y 10 años. Los préstamos personales que se concedieron durante el mes de julio de 2018 (es el último dato publicado por el Banco de España) tuvieron un precio medio del 8,58% TAE.
  • Créditos al consumo para financiar compras. Son los préstamos que ciertos comercios ofrecen (sobre todo las grandes superficies y las tiendas de telefonía móvil) para financiar la compra de sus productos o servicios: smartphones, ordenadores, muebles, electrodomésticos, etc. Cuando se contrata uno de estos créditos al consumo, al titular se le entrega el bien en vez de ingresársele el dinero. Por lo tanto, hay que devolver su coste en cuotas mensuales a lo largo de un plazo que suele ser de entre tres y 36 meses. El objetivo de estas empresas es incentivar la adquisición de sus artículos, así que las condiciones de sus préstamos personales suelen ser muy atractivas.

No te conformes con la primera opción a la hora de encontrar un préstamo personal barato

Independientemente del objetivo para el que necesites el dinero, simplificar el proceso te ayudará a decidirte con más facilidad. Por ello, si puedes ahorrarte las visitas a las diferentes oficinas o la búsqueda de información acerca de cada producto, podrás evaluarlos para comprobar cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades y a tu situación financiera. El comparador de préstamos personales de Prestamería es la mejor herramienta para encontrar el préstamo más adecuado para lo que necesitas.