1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cómo funcionan los préstamos para pagar deudas?

¿Cómo funcionan los préstamos para pagar deudas?

Muchas personas en una situación financiera delicada se estarán preguntando: ¿es posible conseguir préstamos para pagar deudas sin que esto me suponga entrar en un círculo vicioso de deudas eternas e impagables? Sí, es posible. Y es que muchas veces conseguir uno de estos préstamos para pagar deudas es la única alternativa para reconducir una economía doméstica ciertamente dañada. Esto es así porque muchas personas que tienen deudas no tienen acceso a financiación para poder hacer frente a impagos que deben solventarse urgentemente.

El banco no concede préstamos a personas registradas en listados de deudores como Asnef. Sin embargo, para estas personas la situación ha cambiado con estos préstamos personales destinados a pagar deudas y que ofrecen entidades financieras no bancarias que operan a través de Internet.

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 16)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
QueBueno
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 1)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Tienes deudas?: préstamos para pagar deudas, tu opción

Lo cierto es que las personas que tienen deudas están en una situación no deseada para nadie. Los inconvenientes son muchos y es que estar en estos ficheros de morosos como Asnef o RAI, además de la estigmatización social que supone, impide a estas personas acceder a ningún tipo de financiación. El banco y prácticamente cualquier compañía de renombre no querrá hacer negocios con esa persona, ya que todas estas compañías (telefónicas, eléctricas, bancos) están adscritas al servicio de Asnef. Esto deja a un gran número de personas excluidas de un posible acceso a financiación cuando lo necesiten.

Esa situación, que producía un enorme desasosiego en estas personas, ha cambiado tras la aparición de muchas entidades financieras online de prestamistas y que ofrecen préstamos para pagar deudas, por lo que el acceso a financiación para personas cuyo nombre aparece registrado en un listado de morosos es posible. Es por eso que estos préstamos para pagar deudas se han convertido en un producto financiero estrella capaz de dar segundas oportunidades en la vida de muchas personas.

Ventajas de los préstamos para pagar deudas

¿Conoces las grandes ventajas de los préstamos para pagar deudas? En estas líneas te señalamos algunas de ellas.

  • Soluciones inmediatas para problemas urgentes. Si te das cuenta que debes pagar una deuda con urgencia, no tendrás que esperar. Estos préstamos para pagar deudas se conceden en cuestión de minutos.
  • Máxima flexibilidad. El cliente es el que elige las condiciones de su préstamo rápido, sin dar ningún tipo de explicación a la entidad de para qué necesita ese dinero: podrás utilizarlo tanto para pagar tus deudas con la seguridad social como para pagar una cuota de tu nuevo electrodoméstico.
  • Comodidad completa. Todas las gestiones se realizan a través de Internet, con la comodidad que ello implica.
  • Posibilidad de rehacer tu vida. Solventar tus deudas y eliminar tu nombre de cualquier registro de morosos te abre muchos caminos en la vida. Reconducir tu situación económica es esencial para empezar desde cero.
  • Evita problemas a largo plazo. Al ser préstamos de poca cantidad de dinero y a pagar en el corto plazo, evita que entres en un círculo vicioso a largo plazo. Solventa hoy mismo el resto de tus deudas y paga el próximo mes tu préstamo cómodamente.
  • Son productos justos para el cliente, poco complejos y transparentes. Las condiciones son claras y cualquier persona las entiende. Además, los intereses son justos y proporcionados, acordes al producto financiero en cuestión.

¿Conviene pedir un préstamo para pagar deudas?

Ante una situación de endeudamiento acumulado, son muchas las personas que se plantean pedir un préstamo para pagar deudas. Pero, ¿es lo más conveniente? Vamos a analizar a continuación todas las opciones posibles, con el fin de llegar a la conclusión de si pedir un préstamo para pagar deudas es la mejor solución.

  • Reunificar las deudas: Se trata de unir todas nuestras deudas en un solo préstamo, para que las cuotas sean más bajas. No obstante, la reunificación de deudas tiene una condición obligatoria para hacerla posible: tener una vivienda en propiedad y no tener una hipoteca, ya que para “juntar préstamos de varias entidades, necesitas hipotecar tu vivienda o la de un familiar”, tal y como advierte la misma fuente.
  • Refinanciar las deudas: Es posible tomar este camino si todo lo que debemos es al mismo acreedor, de manera que nos baje la cuota mensual que estemos pagando y amplíe el plazo de devolución. Eso sí: a más tiempo, más intereses, lo que significa que acabarás pagando más por el préstamo a la larga.
  • Acudir a familiares y/o amigos: Puede ser una solución, pero no parece la mejor opción para salir del apuro. Además, los asuntos de dinero siempre pueden poner en peligro una buena relación familiar o de amistad, por lo que lo más aconsejable si se opta por esta salida es dejar los términos bien claros y a ser posible por escrito
  • Pedir un préstamo para pagar deudas: No es a priori la solución más recomendable, ya que implica seguir estando endeudado durante más tiempo, pero hay casos en los que un crédito rápido online puede ser nuestro salvavidas. Todo depende de la cantidad que necesitemos y de los términos del préstamo. Ahora bien, si el montante de nuestras deudas es elevado, pedir un préstamo para afrontarlas no haría sino elevar nuestro nivel de endeudamiento y no resolver nada.

Conclusión: pedir un préstamo para pagar deudas no es la mejor salida a una situación de carencia financiera, pero dependiendo de lo que debamos y de si vamos a ser capaces de afrontarlo y ser responsable con él, puede sacarnos de un apuro de un momento dado. Con esto y con todo, lo mejor para quitarnos las deudas de vida es apretarnos el cinturón y ajustar nuestro nivel de vida al de los ingresos que tengamos. Una vez devuelto lo que debemos, viviremos mejor y, por supuesto, mucho más tranquilos.