1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cómo saber si la página donde solicito mi préstamo personal es legítima?

¿Cómo saber si la página donde solicito mi préstamo personal es legítima?

Es muy probable que llegue el día en el que se nos presente un imprevisto económico y la única solución sea un préstamo personal rápido. Un dinero que podremos obtener en nuestra cuenta bancaria en menos de 15 minutos y con el que resolveremos ese problema sin muchos papeleos ni quebraderos de cabeza. Ahora bien, ante el abanico de posibilidades que tenemos a la hora de pedir un préstamo, tenemos también que tomar ciertas medidas de seguridad.

Internet es una base de datos increíblemente grande, es por esto que las empresas prestamistas han de someterse a ciertos controles de seguridad así como seguir una serie de protocolos que es lo que hace que solicitar un préstamo online sea totalmente seguro. Sin embargo, Internet también puede ser un espacio para estafadores y timadores.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

Ante cualquier sospecha de que estamos ante una página web que intenta estafarnos, debemos cancelar la solicitud de préstamo y si estamos 100% seguros de que es ilegítima informar a las autoridades.

¿Qué es lo que tengo que tener presente para saber si la empresa donde solicito mi préstamo es legítima?

  • Para verificar que la página web donde estamos realizando la solicitud es segura debemos fijarnos también en la barra de navegación, donde debe aparecer un candado verde y la url debe empezar por “https”. Durante el proceso de solicitud se te van a pedir datos personales y financieros, por lo que es importante cerciorarse de que la página web con la que vamos a compartir nuestros datos cumple con estos protocolos de seguridad.
  • Nunca pagues ningún dinero por adelantado: durante la solicitud de un préstamo legítimo nunca se te pedirá que pagues comisiones o intereses antes de recibir tu dinero. Muchos estafadores se aprovechan de esto indicando a sus supuestos clientes que para recibir el préstamo deben abonar una comisión previamente. Una vez esta persona realizar la transferencia estos estafadores desaparecen. Suele ser la forma de engaño que más se da en la red.
  • Ninguna empresa puede sacarte de un listado de morosos sin pagar tu deuda. Hay algunas compañías que se hacen pasar por intermediarios solicitando así una comisión para sacarte de Asnef u otro listado de deudores. Una vez realizas el pago desaparecen. Esta forma de engaño también suele ser común.
  • Las compañías prestamistas deben ofrecer todas las informaciones sobre todos los tipos de préstamos que ofrecen. Están obligadas por ley a ofrecer también en su página web los términos y condiciones de los contratos de préstamo y el usuario tiene que saber en todo momento qué es lo que está contratando y bajo que términos.
  • Un buen indicador de que estamos ante una empresa legítima es que forma parte de AEMIP, la Asociación Española de Micropréstamos. Esta asociación está formada por las empresas del sector de los microcréditos con el fin de asegurar una protección tanto a este sector como a sus clientes. Que la empresa forme parte de esta asociación significa también que comparte el código de buenas prácticas que tiene la asociación como objetivo.
  • Podemos fijarnos también si la página web de dicha empresa contiene logos de otras asociaciones, plataformas o aplicaciones con las que colaboran. Por ejemplo, muchas de las compañías prestamistas usan Instantor como herramienta para obtener los datos bancarios de sus clientes. Si encontramos este logo en la web puede significar que hay una colaboración entre ambas empresas y que por lo tanto es una empresa legítima.
  • Todas las empresas prestamistas incluyen en sus páginas webs distintas opciones de contacto. Estas pueden ser por email, teléfono, Whatsapp, Facebook Messenger o incluso Skype. Si topamos con una compañía en la que por ejemplo solo podemos contactar por email, esto podría ser un indicador de que de alguna forma se están escondiendo.
  • Sección Quiénes Somos: normalmente este es el apartado en la web en el que la empresa prestamista explica quién está detrás. Si encontramos esta sección vacía, con poca información o incluso que no existe, nos dará una pista de que los que están detrás no quieren darse a conocer.
  • Los intermediarios no son seguros: existen también algunas compañías que se hacen pasar por intermediarios ofreciendo un estudio del perfil para obtener el préstamo. Muchas veces incluso solicitan un dinero por este estudio sin garantizar que se vaya a otorgar el préstamo. Es preferible que uses un buen comparador de préstamos que te permita elegir el préstamo que más se adapta a lo que buscas. Estos nunca te solicitarán un dinero por realizar esta selección.

A pesar de todas las medidas que las compañías prestamistas están tomando para que este sea un sector seguro, tanto para ellas como para sus clientes, siempre queda algún hueco por el que intentan pasar los estafadores. Si queremos cerciorarnos de que la empresa en la que vamos a solicitar nuestro préstamo es 100% segura, recomendamos fijarnos en cada uno de estos puntos y ante cualquier duda, abandonar la solicitud y buscar otra compañía que nos convenza más.