1. Prestameria.es
  2. >
  3. Consejos
  4. >
  5. Cómo superar el mes de septiembre con los préstamos rápidos

Cómo superar el mes de septiembre con los préstamos rápidos

La cuesta de enero es un tema recurrente en las conversaciones postnavidades pero poco se habla de la de septiembre. Las vacaciones, el inicio del curso escolar o la inversión en las rebajas son algunos de las causas que pueden hacer que tu cuenta corriente se tambalee de manera peligrosa.

Sin duda alguna, septiembre es un momento duro por la cantidad de gastos que acarrea y por los generados en el mes anterior. Es muy frecuente que las personas que no cuentan con ingresos elevados o que no tienen ahorros tengan que recurrir a financiación externa para salir airosos en estas fechas. De hecho, junto a enero, es la época del año con más gastos y cuando más solicitudes de préstamos se realizan.

Vivus
Puntuación: 3.8 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

¿Cuáles son las principales causas que sitúan a septiembre en el punto de mira?

Los gastos del cole suelen ser uno de las principales aspectos que llevan a las familias a tener que recurrir ayuda externa en el mes de septiembre. El inicio del curso escolar lleva consigo una inversión fija que no puede posponerse a otro momento. Comprar libros y otro material escolar, uniformes, en caso de necesitarlos, renovación de la ropa que ha quedado pequeña u obsoleta, transporte escolar, matrículas, clases extraescolares o comedor son solo algunos de los gastos que implica el nuevo año académico.

No obstante, el no tener hijos no significa que la cuesta de setiembre no se sufra, son muchos los jóvenes y adultos que estudian y necesitan desembolsar una cantidad importante para el inicio del curso, el pago de la matrícula de un master, clases de idiomas o cualquier otro tipo de formación.
También, el simple hecho de haber gastado más durante las vacaciones o en la rebajas puede ser un motivo más que suficiente para verse más ajustado en el mes de septiembre.
Prestamos rápidos como solución

Por lo general, en estos casos se suele necesitar de una ayuda puntual, un pequeño empujón que sirva de aliento para no ahogarse en los gastos. Otra de las características de este tipo de solicitudes es la urgencia con la que se requieren, por eso una de las opciones que mejor puede solventar los problemas relacionados con la cuesta de septiembre son los préstamos rápidos.

¿Por qué suelen ser una buena alternativa?

Los créditos online están pensados para conseguir dinero rápido de forma fácil y sin necesidad de cumplir grandes requisitos para ello.

Actualmente, existe una gran cantidad de empresas de financiación privada que ofertan productos financieros muy competentes. A través de los créditos de este tipo resulta muy fácil conseguir desde unos 50 a 300 euros, si solicitas por primera vez esta ayuda económica, y hasta miles de euros si eres cliente habitual, eso sí, dependiendo de tu historial de crédito y de la empresa mediante la cual lo tramites.

Las condiciones para solicitarlos suelen ser muy sencillas, no es necesario contar con aval y simplemente una nómina, pensión o justificante de ingresos mensuales basta para que se conceda el crédito rápido.

Normalmente, otro de los requisitos que se exige es ser mayor de edad y contar con un DNI/NIE español y vigente. La solicitud se realiza a través de la página web de la entidad y solamente tienes que rellenar un pequeño formulario con la cantidad de dinero y el tiempo por el cual te gustaría disponer del crédito. Una vez completado, tienes que enviar por correo electrónico o postal una copia de los documentos que te soliciten para verificar los datos introducidos. Esta comprobación, si has mandado la información online, suele ser en unos 15 minutos y la transferencia se realiza en el mismo momento en el que se aprueba el préstamo. Gracias esta rápida gestión, dispones del dinero en tu cuenta en tiempo de unas 24 a 48 horas como máximo.

El plazo de devolución suele ser de un mes, ya que están destinados a momentos de falta de liquidez o épocas con mayores gastos y pagarlos un poco más tarde.

¿Cómo saber cuál es el préstamo rápido que mejor te ayuda a superar el temido mes de septiembre?

Recurrir a un comparador de préstamos es una excelente idea si quieres ahorrar tiempo y dinero. Facilitando el importe que necesitas y el plazo en el que te interesaría devolverlo, una página de estas características se ocupa de seleccionar un listado completo de entidades financieras donde obtener dinero rápido a través de productos financieros destinados a la obtención de préstamos urgentes que se adaptan a tu perfil y en poco minutos.

Con esta información filtrada, puedes comparar y escoger cuál es la mejor opción para ti sin necesidad de acudir a una y otra página. Actualmente, la oferta de entidades de financiación online es tan grande que se necesitaría mucho tiempo para buscar la mejor alternativa y además, es fácil perderse algún producto financiero.

Con los prestamos rápidos puedes darle esquinazo a la cuesta de septiembre fácilmente.