1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Consecuencias de no pagar un micropréstamo a tiempo

Consecuencias de no pagar un micropréstamo a tiempo

Uno de los principales problemas al que hacen frente los bancos y otras entidades financieras es el impago por parte de los prestatarios (tomadores de préstamos). A medida que pasa el tiempo de impago y aún no se salda la deuda, las entidades financieras (prestamistas) puede que ofrezcan diferentes formas de financiación (pagos a plazos, descuentos, etc.) facilitando así que el deudor acabe pagando.

Cada vez hay más gente que solicita micropréstamos para pagar otras deudas. Un error que solo acabará llevándote a una espiral de impagos y deudas de la que cada será más difícil salir.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

Antes de solicitar un micropréstamo es importante conocer que las empresas prestamistas han implementado sanciones legales por las que les da el derecho de cobrar intereses de demora y una compensación sobre el pago que se adeuda. Además, de contactarte por todas las vías para que pagues tu deuda, también podrán incluirte en un fichero de morosos.

Imprudentes decisiones que pueden afectarte.

¿Has contratado un micropréstamo y ahora no puedes pagarlo? En ocasiones esto puede suceder. Puede que se presenten deudas que no esperábamos y ahora, nos toca buscar alternativas para hacer frente al obligado pago.

Un error por parte de muchos usuarios es negarse a pagar la deuda pendiente. Si no realizamos el pago a tiempo, el valor del préstamo irá aumentando. Normalmente se suele cobrar 1€ por cada día que te retrases en pagar.

¿Me conviene contratar un micropréstamo?

Antes de contratar un préstamo, sería bueno que valoráramos nuestra situación. Es muy importante realizar un plan de pago personal, con el fin de valorar y asegurar nuestras posibilidades para afrontar este nuevo préstamo.

El impago de un crédito, siempre supone una serie de problemas para el deudor, y aunque variarán en función del tipo y del importe de la deuda, nunca será agradable tener que afrontar a situaciones tan agobiantes como estas.

Las consecuencias por no saldar una deuda a tiempo, traerán repercusiones muy serias que durante los tres meses siguientes podrán afectarnos. Veamos a continuación cada una de ellas.

Consecuencias por no pagar

Debido a nuestra incapacidad de cumplir con el pago que se ha establecido, lo primero con lo que vamos a tener que hacer frente, es al aumento considerable de nuestra deuda. El motivo de este aumento viene dado por las comisiones por reclamación de posiciones deudoras, que las entidades tienen establecidas y que se aplican automáticamente después de un impago, llegando a alcanzar un valor de 30 a 45 euros.

Otro aumento que perjudicará el pago de nuestra deuda, son las comisiones fijas por impago. Este valor no llegará a ser mayor de un 2% del interés normal del préstamo y será aplicado al número de días que transcurran desde el inicio del primer impago.

Normalmente al segundo mes sin pagar la deuda, la entidad financiera procederá a integrarnos en la lista de morosos de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), el objetivo de ASNEF es minimizar los riesgos financieros, permitiendo la consulta de su fichero online por medio de otras entidades y privándonos de ciertos derechos de financiación.

La entidad financiera deberá negociar primero con nosotros y así buscar una solución para el pago de nuestra deuda. Si no fuera posible este acuerdo, según la nueva ley de protección de datos del 2018, la entidad financiera estaría obligada a informarnos por escrito de la inscripción que realizarán en la lista de ASNEF.

Finalmente, el banco o la entidad financiera puede que nos reclame el pago por la vía judicial. Si tras esta reclamación aun no somos capaces de realizar el pago, el juez podría ordenar el embargo de nuestros bienes presentes y futuros, como podrían ser nuestra vivienda, nuestro coche o cualquier bien que considere necesario para saldar la deuda. En el caso de perder el juicio, tendremos que pagar el préstamo, los honorarios, las sanciones de demora y los costes del proceso judicial.

Cabe destacar que en este caso estamos hablando de un micropréstamo, este valor no excede de 1000€, así que, por lo tanto, las acciones legales serán mucho menores a las de un préstamo personal.

¿Cómo evitarlo?

Para evitar vernos afectados por estas consecuencias, recomendamos de manera encarecida que quien no pueda pagar un crédito, no lo solicite.

Si nos encontramos en una situación en la que no podemos rembolsar el préstamo recibido, lo primero que debemos hacer es ponernos en contacto con el banco o la entidad financiera y explicarles nuestra situación.

Normalmente los préstamos pueden incluir periodos de prórroga, por un tiempo o por varios periodos sucesivos de tiempo, que nos permitirán recuperar lo que necesitamos para finalmente pagarlo, eso sí, estos periodos de prorroga también incluyen los mismos intereses que teníamos contratados con el préstamo. Si el préstamo que solicitaste, no dispone de esta opción, entonces podemos negociar con la entidad financiera y buscar nuevas alternativas.