1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Créditos para mayores de 75 años: no dejes que la edad sea un inconveniente

Créditos para mayores de 75 años: no dejes que la edad sea un inconveniente

Después de cumplir mas de 70 años, resulta complicado que los bancos les concedan créditos a las personas, en primera instancia por que es difícil instaurar un calendario de amortización que pueda ser sostenible y aunado a esto las personas suelen tener una perdida en el poder adquisitivo relacionado a dificultad para llevar a cabo trabajos que les produzcan dinero adicional a su pensión.

Es por ello que las compañías y entidades financieras independientes creadas para conceder créditos a personas con dificultades financieras, han abierto la opción de los créditos para mayores de 75 años, una herramienta de financiación que ayuda a aquellos ancianos con proyectos por cumplir o situaciones económicas complicadas.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

A continuación, te informaremos sobre todo lo relacionado a este tipo de crédito especial, cuáles son sus condiciones de solicitud, así como los requisitos que debe adjuntarse en las páginas u oficinas de las entidades de financiación que ofrecen este tipo de servicio.

Créditos para mayores de 75 años: una alternativa factible para pensionistas

Muchas veces se piensa que la población de jubilados no es tomada en cuenta al momento de acreditar prestamos, pero realmente para las entidades financieras las personas con pensiones son un grupo bastante llamativo para conceder créditos.

Las pensiones de jubilados son pagos que se hacen al anciano luego de haber cumplido una cantidad de años determinados en una empresa y este pago es fijo durante sus próximos años de vida.

Por esta razón, las entidades financieras toman a los pensionados como personas que podrán realizar con seguridad el pago de su crédito sin ningún inconveniente.

A diferencia de una persona con un empleo del cual en cualquier momento puede renunciar o ser despedida, dejando su crédito sin un aval especifico, los jubilados tienen el pago de su pensión asegurada por haber cumplido una gran cantidad de años al servicio de una empresa en específico.

Además de incluir la pensión como un aval al momento de la solicitud los créditos para mayores de 75 años, la persona también puede incluir propiedades o bienes como soporte de su solicitud de forma que la entidad sienta más confianza al otorgar el crédito.

Requisitos de los créditos para mayores de 75 años

Los requisitos que deben ser adjuntados para la solicitud de créditos para mayores de 75 años no tienen gran diferencia con otro tipo de crédito para personas jóvenes, la única diferencia relevante es que el jubilado debe presentar un último recibo del pago de su jubilación y este debe especificar el monto de la pensión.

Entre los demás requisitos se encuentran:

  • Tener nacionalidad española o permiso de residencia
  • Contar con un teléfono móvil y un correo a donde la institución se pueda comunicar con el prestatario
  • No pertenecer a la lista de morosos como Asnef
  • Contar con una constancia de residencia y DNI

En la mayoría de los casos las entidades de crédito no piden a avales a las personas con jubilación, ya que los recibos de pago de su pensión son suficiente para para tramitar el crédito.

Consideraciones especiales de los créditos para mayores de 75 años

Así como en los demás tipos de créditos en los créditos para mayores de 75 años existen una serie de consideraciones que el solicitante debe tomar en cuenta al momento de tramitar el préstamo.

En primera instancia, el solicitante debe saber que en muchos casos el monto máximo del préstamo va a depender del valor de la pensión. En este sentido, muchas instituciones establecen que la cantidad del crédito que será aprobado no puede exceder el 30% de la cantidad de la pensión.

Existen casos donde la cantidad calculada no es suficiente para que el anciano cubra su necesidad económica, por lo cual se puede añadir al cálculo el costo de algunos bienes o propiedades que pueden ser incluidas como aval dentro del préstamo.

Por otro lado, es importante que el jubilado sepa que debe realizar el pago de un seguro de vida que viene incluido dentro de su crédito, con el cual se garantiza que si el llegase a fallecer las cuotas faltantes de su crédito sean cubiertas con este seguro, que es cobrado cada mes junto con el monto de los intereses del préstamo.

Así mismo, este tipo de crédito tiene un tipo de tasa fija que se mantiene por todo el plazo de pago del crédito, para asegurar que mes a mes el anciano cancelara el mismo monto sin cambios que puedan perjudicar aún más su estado financiero, dándole la oportunidad de cancelar este crédito y cubrir cada una de sus necesidades.