1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. Créditos rápidos para autónomos o cómo impulsar nuestra pequeña empresa

Créditos rápidos para autónomos o cómo impulsar nuestra pequeña empresa

Un trabajador autónomo es la persona que realiza de forma habitual, personal y directa, una actividad económica con un fin lucrativo. Algo que ocurre sin estar cumpliendo un contrato de trabajo, aunque eventualmente utilice el servicio remunerado de otras personas.

Los autónomos pueden enfrentarse con dificultades a la hora necesitar la financiación para un proyecto o sólo para cubrir una deuda imprevista, ya que sus ingresos suelen ser irregulares. Por suerte existen distintas ofertas de créditos rápidos y líneas para autónomos. Por ejemplo las líneas del instituto del crédito oficial (ICO), para empresas y emprendedores, también una gran variedad de las ofertas de las entidades financieras y los prestamistas del sector privado.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

Estas ayudas pueden ser empleadas en la compra de maquinaria, equipo informático, mobiliario o cubrir problemas de financiación.

Líneas de financiación pública

Algunas de estas líneas de financiación pública son:

  • Empresas y emprendedores que se centran en negocios que se producen en territorio español, enfocado a cubrir problemas de financiación.
  • Garantía SGR que da subvenciones para autónomos y entidades públicas y privadas que cuentan con un aval de garantía recíproca (SGR).
  • Internacionalización y exportación a corto plazo que ayuda a autónomos o entidades públicas que realizan inversiones en el exterior.

Pero las ayudas para autónomos se conceden bajo ciertos requisitos bastante específicos y exigentes y siempre partiendo desde la aprobación de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Por lo tanto, estar dado de alta en esta asociación es una condición indispensable para poder solicitar créditos para emprendedores.

Los trabajadores autónomos, como propietarios de su negocio, deben encargarse de una serie de gastos e inversiones para poder desempeñar y evolucionar su trabajo. Por eso, existen en el mercado bancario una serie de productos de financiación específicamente creados para ellos. Se trata de los préstamos para autónomos, con los que estos trabajadores pueden obtener ciertas cantidades de dinero con otras condiciones bastante ventajosas.

Ventajas de la financiación

Entre las ventajas que tienen está la financiación para cualquier proyecto de tu negocio gracias al crédito obtenido. Un aumento en el plazo de devolución, al ser online es rápido y apenas hay papeleo, y ayuda a posicionarse más cerca de la competencia. También puede haber otras ventajas pero estas dependerán de la oferta particular.

Por el otro lado entre las desventajas está el límite para el ingreso anual mínimo de tu empresa según el importe que se ha solicitado, el límite mínimo para la antigüedad de la empresa entre otros requisitos dependiendo de la situación.

Lo normal antes de que una empresa realice un préstamo es verificar el estado de la persona a la cual se le hará dicho préstamo para asegurarse que tiene los ingresos suficientes. Esto para cuando llegue el momento de la devolución, para los trabajadores autónomos es sumamente fácil debido a que sólo deberán aportar las últimas nóminas o cobros de la pensión o ayuda.

Pero los autónomos no disponen de una nómina o pensión fijos, y sus ingresos se obtienen a partir de las facturas entregadas a sus clientes. Por lo tanto la frecuencia de importe de estas facturas no suele ser estable en el tiempo, por lo que el demostrar que se es capaz de pagar la deuda puede ser más complicado de lo que debería.

A continuación la documentación que habitualmente se solicita para justificar la condición de autónomo e ingresos de la persona, que generalmente se exige:

  • Documento de alta como autónomo ante la Seguridad Social.
  • El modelo 036 ó 037 de alta como Empresario, Profesional o Retenedor.
  • La última declaración de la renta.
  • La Declaración de patrimonio.
  • Los últimos pagos a la Seguridad Social.
  • La última declaración trimestral de IVA o IRPF.
  • Los contratos o justificantes que aseguren unos ingresos en el futuro.
  • Los documentos que demuestren la antigüedad del negocio.
    • Aparte de las líneas de crédito hay otros tipos de financiaciones para los trabajadores autónomos existen:

      • Los préstamos personales: Que se da al tratarse de una persona que dispone de unos ingresos y también puede acceder a toda la financiación que está disponible para los clientes particulares, con la opción de poner como aval incluso las propiedades del negocio.
      • Los créditos rápidos:strong> Las condiciones para su obtención pueden no ser tan llamativas como un simple préstamo bancario, pero los créditos online ofrecen una gran cantidad de ventajas como el hecho de que piden muchos menos requisitos además de tardar menos. Incluso se pueden hacer peticiones urgentes de hasta 10.000 euros y pueden ser solicitados online, recibiendo el dinero en unas 24 horas.
      • Mini préstamos:strong> Con estos préstamos se pueden obtener pequeñas cantidades de dinero que se necesiten con urgencia, que no suelen superar los 500 euros estarán disponibles en tu cuenta en 10 minutos. Se trata de una opción a usarse solamente en caso de necesidad o se necesite para seguir avanzando, siempre teniendo en cuenta que este tipo de préstamos no sirve para pagar grandes sumas de dinero.