1. Prestameria.es
  2. >
  3. Lo más preguntado
  4. >
  5. ¿Cuáles son los costes de la solicitud de un préstamo personal?

¿Cuáles son los costes de la solicitud de un préstamo personal?

En la letra pequeña de los préstamos personales suelen aparecer varios costes adicionales que pasan desapercibidos a causa de su tamaño reducido. Normalmente no nos fijamos mucho en ellos, pero estos gastos acaban encareciendo el precio de los créditos. Si no queremos tener desagradables sorpresas, es importante conocer bien todos los costes asociados a la contratación de créditos al consumo y saber cómo evitarlos.

Comisiones y gastos adicionales de los créditos personales

Cuando contratamos préstamos personales no solo debemos fijarnos en el tipo de interés, también debemos mirar las comisiones y los costes adicionales. Las entidades bancarias suelen cobrar por estos conceptos:

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
  • 1. Comisiones de apertura: es el precio que debemos pagar por acceder a los créditos al consumo de una entidad bancaria. Es un porcentaje del importe prestado con una cantidad mínima.
  • 2. Comisión de estudio: es lo que cobra el banco por evaluar nuestra solicitud de crédito.
  • 3. Penalización en caso de devolución anticipada: algunas entidades bancarias cobran un porcentaje del crédito personal si lo devolvemos antes de tiempo. Puede ser de entre el 0,5 % y el 1 % dependiendo del tiempo que quede para que venza el plazo de devolución.
  • 4. Gastos de notario: algunos bancos también nos exigirán que formalicemos la contratación del préstamo ante un notario, especialmente si su importe es muy alto. El coste de escriturar un préstamo personal tiene que abonarlo íntegramente el titular del producto, aunque este no se ve reflejado en su TAE. Normalmente, los aranceles notariales que se cobran por la firma de un préstamo personal rondan el 0,3 % del principal concedido.
  • 5. Productos vinculados: para acceder a algunos préstamos bancarios es posible que tengamos que contratar otros productos: abrir una cuenta, contratar seguros…
  • 6. Comisiones e intereses de demora: sólo se cobran si no somos capaces de devolver nuestros créditos al consumo a tiempo. La cantidad a pagar depende de cada banco.
  • 7. Compensación por amortización anticipada: si decidimos devolver todo o una parte del capital pendiente de un crédito personal antes del vencimiento del contrato, algunas entidades nos cobrarán una pequeña penalización. Esta comisión por la amortización anticipada está regulada, así que no puede superar el 1 % de la suma amortizada si queda más de un año para que finalice el plazo o el 0,5 % de ese importe en el caso de que quede un año o menos para que venza el producto.

¿Cómo calculo el coste total de los préstamos personales?

La mayoría de préstamos personales privados no incluyen comisiones ni gastos adicionales, pero no todos. Las empresas que conceden mini créditos y préstamos rápidos no cobran comisiones ni otros gastos ocultos, pero algunas sí que nos pueden cobrar un pequeño importe si devolvemos el crédito antes de tiempo. En cambio, algunos préstamos de importe más elevado sí que pueden incluir comisiones de apertura o de estudio. Además, como es lógico, todas las empresas privadas nos aplicarán penalizaciones por demora si no devolvemos el crédito.

Para saber los costes de un crédito personal debemos fijarnos en la tasa anual equivalente (TAE), que incluye tanto los intereses como las comisiones. Sin embargo, esta tasa no tiene en cuenta algunos gastos como los honorarios del notario (en el caso de algunos préstamos bancarios), por lo que deberemos leer detenidamente el contrato para saber el precio exacto del préstamo.

¿Qué son los préstamos personales?

Los préstamos personales (llamados así por su garantía personal) permiten obtener una cantidad de dinero determinada a través de una entidad financiera, a cambio del compromiso de devolver todo el importe concedido más los intereses devengados en un plazo concreto, generalmente a través del abono de cuotas periódicas.

El nombre de préstamos con garantía personal lo reciben porque, tal y como se afirma desde el Banco de España, «en este tipo de préstamos la entidad no suele contar con una garantía especial para el recobro de la cantidad prestada». De este modo, esta institución determina que todos los préstamos personales «tienen como garantía genérica los bienes presentes y futuros del titular», y no un bien específico como otros productos (las hipotecas, por ejemplo).

Desde hace unos pocos años, los préstamos personales son, por derecho propio, los productos financieros con más demanda entre los consumidores españoles, pues les permiten obtener un dinero extra para financiar, tanto pequeños gastos imprevistos como proyectos particulares más ambiciosos. En ese sentido, hay que decir que todos los créditos que tienen como garantía solo los ingresos y la estabilidad de los titulares, incluidos los préstamos online para imprevistos que comercializan ciertas empresas de capital privado, se consideran préstamos personales.

Que la garantía sea personal quiere decir, básicamente, que la entidad no exige que se aporten bienes materiales específicos (como un inmueble, por ejemplo) o que una tercera persona nos respalde para asegurarse de recuperar el dinero concedido. En estos casos, la buena situación financiera del prestatario y su retribución económica es lo que garantiza el reembolso. En consecuencia, si el titular no abona las cuotas del modo acordado, responderá de la demora con todos sus bienes presentes y futuros.