1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cuándo recurrir a una solicitud de préstamos online?

¿Cuándo recurrir a una solicitud de préstamos online?

Los préstamos están diseñados para solventar pequeños imprevistos. Por tanto, solo nos convendría solicitar un préstamo si podemos devolverlo en un único pago y ante situaciones donde la velocidad por obtener financiación apremia, es decir, con los ingresos que recibamos al mes siguiente. Por ejemplo, es fin de mes y nuestra cuenta no tiene fondos suficientes y necesitamos llamar a un fontanero o a un electricista. Es un gasto urgente, que requiere una respuesta inmediata y que podremos reembolsar, sin que afecte a nuestra economía diaria, en cuanto hayamos cobrado sin problemas, por lo que un préstamo rápido de este estilo es una alternativa plausible.

¿Cómo conseguir un préstamo?

Conseguir préstamos rápidos es ya más común de lo que creemos gracias al avance de las nuevas tecnologías, su aplicación a los procesos de solicitud y la nueva regulación que permite la firma a distancia. Internet lo pone más fácil y cómodo que nunca. Eso sí, cada entidad tendrá sus propios pasos a seguir, aunque la gran mayoría suelen seguir los siguientes:

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
  • 1. Elegir la cantidad y el plazo. Si bien es cierto que todos sabemos cuánto dinero urgente necesitamos, lo cierto es que siempre es aconsejable hacer uso de los simuladores de las páginas web de los prestamistas para saber cuánto pagaremos en total según la cantidad y el plazo que elijamos.
  • 2. Rellenar el formulario online con los datos personales y económicos que pidan. Con esta información la entidad podrá analizar si nuestro perfil es apto y cumple con los requisitos exigidos para concedernos el dinero rápido que buscamos.
  • 3. Las entidades nos pedirán que enviemos la documentación pertinente y así poder realizar las comprobaciones de que los datos del formulario son verídicos. Verificando los documentos podrán darnos la aprobación definitiva.
  • 4. Leer y firmar el contrato. Junto con la aprobación nos enviará un correo con el contrato del crédito rápido online. Debemos leerlo con detenimiento y, si estamos conformes con las clausulas, firmarlo y volver a enviarlo para formalizar la solicitud de préstamos de dinero urgente
  • 5. Una vez el prestamista recibe el contrato firmado se dará por formalizada la contratación. Seguidamente la entidad dará la orden de traspaso del dinero urgente a la cuenta que hayamos detallado y comenzará el plazo del préstamo.

Para que sean rápidos las solicitudes se realizan completamente de manera online. Esto implica que el envío de la documentación y la firma del contrato también serán a través de Internet. Igualmente no todas las entidades pueden realizar todos los trámites online y deberemos acudir a una oficina y realizarlos a través de correo electrónico.

Medidas de seguridad a la hora de solicitar un préstamo

Conseguir créditos rápidos online es seguro gracias a todos los protocolos de seguridad y regulaciones que se deben cumplir para poder ofrecer estos productos a través de Internet. Pero en la red podemos encontrarnos con estafas y préstamos rápidos ilegítimos. Por suerte saber diferenciar entre ambos es muy fácil teniendo en cuenta algunos parámetros:

  • NUNCA enviar dinero por adelantado. Es la forma de engaño más común. Consiste en supuestos prestamistas que nos prometen concedernos un crédito, pero nos piden que paguemos las comisiones de formalización por adelantado para, después de recibir el dinero de esa comisión, desaparecer. Los préstamos rápidos legítimos NUNCA nos pedirán que enviemos ningún tipo de pago, por lo que debemos dudar siempre de cualquier supuesto prestamista que lo pida. Si nos piden dinero por adelantado, debemos fijarnos en si se trata en un intermediario o es un supuesto prestamista intentando engañarnos.
  • NO pueden sacarnos de ASNEF. Se trata del engaño más común, ya que las personas en ASNEF tienen más dificultad para encontrar financiación apareciendo en estos ficheros y acaban acudiendo a empresas «menos conocidas» que les prometen imposibles ante la negativa de otros prestamistas a aprobar su solicitud.
  • Verificar la seguridad de nuestros datos online. Las empresas de créditos rápidos online tienen numerosos protocolos de seguridad diseñados para proteger nuestros datos personales y económicos que introducimos en el momento de la solicitud.
  • Nos ofrecen toda la información antes de realizar la solicitud. Por ley debemos tener todas las condiciones del crédito plasmadas en los términos y condiciones antes de contratar el préstamo. Es nuestro derecho conocer qué estamos contratando antes de hacerlo, por lo que las entidades legítimas siempre nos darán las condiciones antes de rellenar cualquier tipo de formulario.

Ante cualquier duda o sospecha de encontrarnos ante una entidad ilícita debemos cancelar el proceso de solicitud de préstamo hasta verificar que se trate de una empresa legítima y sobre todo nunca enviar dinero por adelantado, sea cual sea la razón por la que nos lo piden. Si seguimos teniendo dudas, lo mejor es notificar a las autoridades para que lleven ellos la investigación.