1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿De verdad existen los préstamos gratis?

¿De verdad existen los préstamos gratis?

¿Préstamos gratis? Esta es la primera pregunta que aparece en la mente de cualquiera cuando recibe la información de que hay entidades capaces de prestar dinero sin recibir nada. Una reticencia más que lógica, ya que la figura del prestamista nunca se ha caracterizado por el altruismo, y no nos engañemos, en este caso, tampoco es el deseo de ayudar lo que les mueve a lanzar dichas ofertas.
En buena parte esta falta de confianza viene dada por muchas empresas que, amparándose en una fachada atractiva, han creado una serie de productos, que luego tienen una serie de cargas ocultas en la letra pequeña del contrato. Cuando las temidas comisiones aparecen –ya sea por costes de apertura, de cancelación, de estudio o cualquier otra razón- los clientes terminan por sentirse engañados, ya que lo que la publicidad había presentado como un producto altamente ventajoso, resulta no serlo tanto.

¿Significa esto que los créditos sin intereses son un engaño?

En absoluto. Los préstamos gratis existen. Es más, son reales y sin trampa, pero evidentemente, hay una razón para su existencia. Por lo general, los préstamos gratuitos se enmarcan dentro de la política de entidades financieras para aumentar su cuota de mercado, y estas operaciones tienen lugar bajo unas condiciones muy concretas.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

Préstamos e intereses son dos caras de una misma moneda que siempre hemos creído inseparables. Sin embargo, no hay que olvidar que los intereses son el precio que se recibe por un dinero a préstamo, y por tanto, como ocurriría en el caso de cualquier otro producto, cuánto más reducido sea este precio, más atractivo será para el consumidor la adquisición de dicho producto.

Hacerse atractivo al consumidor es, en definitiva, el origen de un producto financiero que a priori parecía impensable hace un tiempo: los préstamos “gratis”, es decir, sin intereses y sin comisiones.

Con una competencia cada vez más feroz entre bancos y entidades financieras por atraer clientela, lanzar ofertas irresistibles que atraigan a posibles nuevos clientes es una manera muy eficiente de crear un primer vínculo de confianza y desarrollar una relación que pueda extenderse en el largo plazo.

El público objetivo de estas promociones es el colectivo de personas con un problema apremiante de liquidez que puede ser solucionado con cantidades pequeñas. A día de hoy son ya bastantes las entidades que en menos de 15 minutos hacen posible conseguir la concesión de un préstamo al 0% de interés (0%TAE) y por el que finalmente se termina devolviendo exactamente el mismo importe que fue prestado.

En definitiva, no hay ninguna trampa tras las ofertas de entidades que prestan dinero de forma gratuita. No hay letra pequeña ni comisiones ocultas. Simplemente hay una estrategia comercial que pretende que determinadas personas que tienen necesidades puntuales de dinero, puedan satisfacerla a través de su empresa en concreto, y como modo de lograrlo, ofrecen una promoción a la que resulta difícil resistirse.

Cómo conseguir el primer crédito gratis

Ante el aumento de la competencia en materia de créditos online para imprevistos ha hecho que las entidades de capital privado que ofrecen este tipo de financiación comiencen a ofrecer ofertas del primer crédito sin intereses para captar nuevos clientes.

Estas ofertas ofrecidas por estas entidades no tienen letra pequeña, y los créditos online que solicitemos no tendrán intereses ni comisiones si es la primera vez que solicitamos financiación en dicha entidad.

Por lo general, para poder acceder a al primer crédito gratis, sin intereses ni comisiones,  simplemente deberemos rellenar la solicitud online en la web de la entidad. Como son ofertas generalmente permanentes, no será necesario incluir ningún tipo de código promocional o realizar el proceso de contratación dentro de unas fechas determinadas. ¿El único requisito? Que sea tu primer préstamo. Con los datos del formulario la entidad podrá comprobar que es la primera vez que solicitamos dicho producto y aplicarán directamente la oferta.

Qué entidades ofrecen un préstamo gratis online

Generalmente las entidades que ofrecen préstamos gratis son entidades de capital privado quienes, por la fuerte competencia a la que se enfrentan, ofrecen este tipo de ofertas del primer crédito gratis. Generalmente, la cantidad máxima a la que podremos acceder serán 300 euros a devolver en un plazo máximo de 30 días y, una vez cumplido el plazo, deberemos reembolsar el préstamo en un pago único.

Este tipo de préstamos gratis online se solicitan de manera online y podremos obtenerlos sin apenas papeleos en 15 minutos en nuestra propia cuenta. Este tipo de financiación está diseñada para obtener un extra de liquidez en momentos puntuales en los que un imprevisto ha desequilibrado nuestra economía.

Igualmente los bancos a veces también ofrecen créditos gratis a sus clientes, aunque suelen ser para finalidades muy concretas como anticipos de nómina o préstamos para financiar el carné de conducir o anticipos de beca.