1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Dinero en 10 minutos? Súmate a las ventajas de los préstamos online

¿Dinero en 10 minutos? Súmate a las ventajas de los préstamos online

¿Necesitas dinero en 10 minutos? Estás de enhorabuena porque Internet te sirve en bandeja la posibilidad de acceder a créditos online en un abrir y cerrar de ojos.

¿Se puede conseguir dinero en 10 minutos?

La respuesta es: sí. Los préstamos en 10 minutos son créditos que pueden pedirse online y sin papeleos y conseguirse en ese tiempo o menos. Como es lógico, su ventaja más representativa es su alta velocidad de concesión, que es posible gracias a la automatización de los procesos de solicitud y de contratación implementada por las empresas que conceden estos productos. Aunque cualquier crédito que se conceda en 10 minutos podría entrar dentro de esta categoría, por lo general este tipo de préstamos tienen unas condiciones similares:

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
  • Su garantía es personal, es decir, no requieren hipotecar ningún bien en concreto.
  • El importe de estos créditos es bajo y por lo general no suele sobrepasar los mil euros (1.200 euros en el mejor de los casos y solo para clientes habituales).
  • El plazo de devolución de estos créditos suele ser muy breve y muchas veces no supera los 30 días.
  • Se tramitan a través de Internet, lo que convierte el proceso en un trámite muy rápido y ágil, nada que ver con las tradicionales idas y venidas a una sucursal.

¿Quién me puede conceder créditos en solo 10 minutos?

Si queremos conseguir un préstamo rápido en 10 minutos, tenemos que acudir a un prestamista privado. Generalmente, no suelen ofrecer cantidades superiores a 1.000 euros, aunque podemos encontrar entidades que nos permitan conseguir hasta 1.200.

¿Para qué sirven los préstamos urgentes en minutos?

Estos créditos están diseñados para que el cliente pueda disponer de dinero de forma instantánea para solventar problemas puntuales de liquidez. Así, con los préstamos en 10 minutos podemos afrontar situaciones como reparar una avería urgente, pagar un recibo antes de que nos genere un descubierto bancario que nos deje en números rojos, hacer una compra que no pueda esperar, etc.

Además, una de las ventajas de los préstamos urgentes es que no requieren que especifiquemos la finalidad por lo que podemos utilizarlos para lo que deseemos.

Eso sí, por sus características (precio elevado, devolución en un plazo muy corto…) no es aconsejable utilizar estos productos como una fuente de financiación habitual. Si pedimos estos créditos con demasiada frecuencia, es muy probable que terminemos atrapados dentro de un pozo de deudas del que será muy difícil salir.

Por ello, antes de solicitar cualquier tipo de financiación, es imprescindible evaluar nuestra situación económica para saber si seremos capaces de hacer frente al pago de los préstamos en 10 minutos dentro del plazo acordado. Si tras analizar nuestra capacidad de pago nos damos cuenta de que no vamos a poder hacer frente al préstamo más los intereses correspondientes, tendremos que descartar la opción de pedir financiación o, en su defecto, pedir un importe inferior que nos permita luego devolverlo.

¿Qué precio tienen los préstamos rápidos?

No hay un precio fijo, ya que cada compañía puede cobrar lo que considere oportuno (siempre ajustado a la legalidad). No obstante, en el caso de los mini créditos, el interés suele ser de en torno al 1,1 % diario. Esto significa que cien euros prestados cuestan de media 1,1 euros al día. Así, si pedimos 100 euros a devolver en 30 días, deberíamos abonar unos 33 euros. Aun así, el precio puede variar mucho de una compañía a otra, pues hay algunas que hasta ofrecen créditos al 0%, es decir, sin intereses.

Todos los préstamos rápidos tienen que mostrar, por ley, su tasa anual equivalente (TAE). Sin embargo, esta no es la mejor medida para saber cuál es su precio, ya que la TAE indica lo que se pagaría anualmente para devolver el crédito. Los préstamos en 10 minutos se suelen amortizar en un mes como máximo, así que la TAE no es demasiado útil para calcular su coste.

Por este motivo, lo más adecuado para valorar el precio de un préstamo rápido a corto plazo es tomar como referencia el importe y el plazo que nos interese y comparar el coste de ese préstamo concreto con los de otras empresas que nos ofrezcan exactamente el mismo dinero y período de reembolso.

¿Qué pasos hay que seguir para firmar préstamos rápidos?

El proceso para solicitar y conseguir préstamos en 10 minutos es muy sencillo, ya que su gran fuerte es la velocidad con la que se completan los trámites. Además, toda la petición puede realizarse totalmente online, sin tener que presentar apenas documentación. Los pasos a seguir pueden variar de una compañía a otra, pero este suele ser el procedimiento estándar:

  • 1. Comparar y escoger entre los créditos rápidos el que mejor se adapte a nuestro perfil.
  • 2. Decidir cuánto dinero queremos y en cuánto tiempo queremos devolverlo. Antes de iniciar el proceso de solicitud de un crédito tenemos que decidir cuánto dinero vamos a pedir y qué plazo de amortización vamos a escoger. Puedes usar el simulador que suelen tener las páginas de créditos en 10 minutos para conocer cuánto te costará la financiación, cuál será el importe de las cuotas y cuál el total adeudado (suma del principal más los intereses).
  • 3. Completar el formulario de solicitud con nuestra información económica y laboral.  Enviar la documentación necesaria para apoyar los datos de nuestra solicitud y que la empresa pueda verificar quiénes somos, comprobar que cumplimos sus requisitos de riesgo y cerciorarse de que nuestra economía nos permite endeudarnos y hacer frente al préstamo. Antes de remitir la documentación a la compañía tenemos que comprobar que la vamos a mandar con una calidad suficiente para que puedan interpretarla.
  • 4. Fijarnos y entender la totalidad del contrato del producto que queramos contratar, aceptarlo si estamos de acuerdo y esperar a que llegue el dinero.