1. Prestameria.es
  2. >
  3. Consejos
  4. >
  5. Guía fácil para no llegar a fin de mes con la cuenta en negativo

Guía fácil para no llegar a fin de mes con la cuenta en negativo

¿Te cuesta llegar a fin de mes? ¿No consigues ahorrar ni un céntimo de lo que ingresas de la nómina? Esta situación es mucho más común de lo que piensas. Para un momento. Aparca por unos segundos rutinas y automatismos y reflexiona. No, no es una trampa. Es, más bien, la única forma en la que podrás caer en la cuenta en la cantidad de pasta –pero pasta, pasta– que se te escapa en tonterías. O en gastos innecesarios. O en descuidos, o malas prácticas en el día a día. O dinero que vuela de tu bolsillo por no aplicar algunos trucos que pueden llevarte a terminar el mes con algo más de dinero que el que encuentras ahora cuando se acerca el día 27 y todavía no has cobrado. Por eso, a continuación te contamos cómo llegar a final de mes y no tener la cuenta en negativo.

6 consejos para ahorrar en tu economía doméstica

  • 1. Establece un presupuesto (con un objetivo a alcanzar): es importante que tengas en cuenta tus gastos fijos mensuales para calcular una meta de ahorro. Si no se te dan muy bien los números, hazte con una hoja de cálculo para tener las cuentas al día. Así, podrás controlar las cantidades (más o menos elevadas) que puedas guardar. ¡No te olvides de incluir un porcentaje para gastos variables!
  • 2. Compara precios y busca ofertas: no es necesario que vayas de un supermercado a otro mirando los precios (aunque nunca es mala idea). Puedes preguntar a tus familiares, amigos y compañeros de trabajo dónde compran y comparar la relación calidad-precio de los productos. Probablemente cuando conozcas lo que se ahorran los demás, te empieces a interesar más en lo que te gastas cada mes.
  • 3. Evita las compras por impulso (casi nunca lo necesitas): muchas veces nos compramos cosas por darnos un capricho bajo el lema “para algo estoy trabajando”. El consumismo impulsivo es el peor enemigo del ahorro y puede alterar tu presupuesto sin que te des cuenta. Si no te hace falta inmediatamente, espera a final de mes e invierte parte de tus ahorros. Consejo: deja la tarjeta de crédito a buen recaudo. Está para lo que está.
  • 4. Compras online (de cosas que necesites): casi de la mano con el anterior punto. Es cierto que en Internet podemos encontrar ofertas escandalosamente buenas de hasta el 75% o, por qué no, 90% en productos de todo tipo. Eso sí, antes de hacer clic sin medida, plantéate si verdaderamente lo necesitas: cualquier gasto imprevisto no reflejado en tu presupuesto mensual afectará directamente a tu capacidad de ahorro.
  • 5. Reducir los gastos en casa: puedes ahorrar agua y energía contando con electrodomésticos eficientes y ecológicos. Lo notarás en tu balance de facturas. Para mantener la casa en una temperatura idónea reduciendo el consumo en calefacción o aire acondicionado, recuerda no dejar entrar el calor en verano y el frío en invierno con buenos cerramientos.

4 ideas para incrementar nuestra riqueza

Casi el 6% de los españoles declara que no saben cómo ahorrar ni empezar a hacerlo. Quizás algunas de las siguientes ideas pueden resultarnos útiles:

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
  • 1. Sigue a rajatabla tu presupuesto: la ayuda de un profesional en la materia puede ayudarte para que no te pases por alto tu presupuesto mensual (en el que, claro está, se contempla la cantidad monetaria a ahorrar).
  • 2. Conserva tus ingresos extra: cierto es que la alternativa no es tan sencilla de conseguir. Eso se tratar en buscar pequeños trabajos o proyectos con los que ganemos un dinero adicional y procedamos a guardarlo… Habrá que valorar la cantidad de tiempo libre y el acceso a alguno de estos minijobs que tenga cada individuo.
  • 3. Combinar deudas y ahorro: aunque tengamos pagos pendientes, mantener una parte de dinero “a salvo” es fundamental. Es decir, que no dejemos de ahorrar algo de dinero porque tengamos que hacer frente a determinadas deudas mensuales.
  • 4. Invertir es ahora más sencillo: los depósitos mínimos que se solicitan para invertir en fondos de inversión son cada vez más asequibles a casi cualquier bolsillo. Si estamos bien asesorados, podemos conseguir una rentabilidad más alta de nuestros ahorros a medio y largo plazo.

Evita los minicréditos

En muchas ocasiones solemos llegar a final de mes con un déficit de 200 euros o tenemos que hacer frente a un gasto imprevisto pero no tenemos liquidez suficiente para el pago. Es entonces cuando los minicréditos se convierten en la mejor manera de salvar los muebles aunque no siempre la más rentable.

Si necesitamos cantidades muy pequeñas, podemos optar por pedir dinero a un familiar, que no supondrá intereses y podremos pagarlo a plazos mucho más flexibles que en el caso de una entidad de crédito o un banco. No obstante, y si necesitamos dinero ya, existen algunas empresas como Vivus o TrustBuddy que ofrecen el primer crédito gratuito, en el primer caso, o 0% intereses al devolverlo antes de 14 días en el caso del segundo. Los minicréditos son una solución urgente para resolver el problema, pero no debería ser un modo de vida.