1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Guía fácil para solicitar un préstamo rápido y recibirlo en 5 minutos

Guía fácil para solicitar un préstamo rápido y recibirlo en 5 minutos

URGENCIA. Esta palabra, que hace referencia a la necesidad apremiante de algo, casi siempre viene acompañada de otra: FINANCIERA. Así es, urgencias financieras es lo que tenemos toda la clase media en nuestro día a día. Necesidad de solventar determinadas cuestiones en el menos tiempo posible y casi siempre con gastos económicos de por medio. Las urgencias financieras van desde la necesidad de arreglar algún electrodoméstico de la casa (o de cambiarlo), o la avería de un coche, o una pequeña obra, o una situación personal difícil. También pasan por cuestiones de salud y también, por qué no, de estudios y de ocio.

En definitiva, cientos de posibilidades en cualquier día a día por lo que se nos requerirá dinero. Dinero que, por supuesto, no siempre tenemos. Vivimos al día, tras haber sobrepasado una crisis económica que le ha dado la vuelta a muchas cosas. Por eso, para las urgencias, están los préstamos rápidos. Una tipología de préstamo financiero cada vez más popular entre la población ya que sacan de muchos apuros y es bastante sencillo de tramitar.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

Primeros pasos para solicitar un préstamo rápido

Lo primero que tienes que hacer a la hora de solicitar un préstamo rápido es tener claro cuánto necesitas, cuándo lo vas a poder devolver y si es absolutamente necesario. Estos préstamos son una opción generalmente válida y muy útil siempre que se realicen con cabeza.

Una vez hayas aclarado tu parte, te invitamos a comparar a través de nuestra web cuál es el préstamo que más se acerca a tus necesidades. Podrás encontrar información sobre todas las empresas financieras de préstamos rápidos y elegir. Si cuentas con todos los datos ofrecidos de una forma transparente, tu decisión será sin duda la que más se adapte a ti.

Ya he elegido la empresa financiera ¿y ahora?

Es el momento de dirigirte a su página web y realizar la solicitud. Este trámite suele ser bastante sencillo pero es conveniente que le prestes mucha atención. También es importante que todos los datos que aporten sean veraces, ya que todas las empresas del mercado cuentan con mecanismos de verificación y se darán cuenta de cualquier irregularidad que plantees en tus datos.

Rellena tus datos personales (no todos los prestatarios solicitan lo mismo pero, en general, son nombre completo, DNI, dirección, teléfono, etc.). Contesta a las preguntas que te realicen, solicita la cantidad y el tiempo de devolución y envía.

Los préstamos rápidos se llaman así por una razón muy obvia: tardan muy poco tiempo. En apenas unos minutos tendrás la respuesta a tu solicitud. En muy pocos casos te solicitarán más documentación. Será solo cuando haya cuestiones que deban resolver o tener en cuenta, como tus ingresos o si apareces en algún tipo de registro de morosos.

Préstamo aprobado ¿siguiente paso?

Si tu préstamo es denegado y no entiendes por qué, siempre puedes ponerte en contacto con la entidad, aunque lo normal es que tenga una razón con la que quizá no habías contado (como lo que hablábamos de aparecer en un fichero de morosos). Ahora bien, si tu préstamo está aprobado, te llegará un contrato que deberás leer detenidamente (ahí es donde aparecerán de forma más clara las condiciones y tus obligaciones). Estas son las condiciones que has aceptado durante la solicitud normalmente marcando la conocida casilla de “acepto…”. En muy pocas horas el dinero estará en tu cuenta bancaria.

Debes tener en cuenta, eso sí, que si has hecho la solicitud el día previo a día festivo o no laborable, y no trabajas con el mismo banco que la empresa de microcrédito que te ha concedido tu préstamo, el dinero puede tardar un poco más en llegar hasta ti.

Me he arrepentido de pedir el préstamo rápido ¿qué puedo hacer?

Hay ocasiones, no muchas, en las que una vez recibido el dinero recordamos algo importante que no habíamos tenido en cuenta (otra urgencia, otro gasto, otra deuda…) y, en un proceso de lucidez, decidimos que mejor hubiera sido no solicitar ese préstamo rápido.

Debes saber que si no han pasado más de 14 días naturales desde que hiciste la solicitud, estás en tu perfecto derecho de revocar el préstamo. Esto no llevará acarreado gastos, ni comisiones extra, pero sí tendrás que devolver el dinero junto con los intereses de los días que sí han transcurrido.

En esta situación, también es básico que realices la petición de una forma oficial, te asegures de que la empresa lo ha recibido y se ha puesto manos a la obra para cancelarlo y guardes siempre copias de todos estos trámites.

Ya tengo mi préstamo ¿ahora qué?

Si el dinero que has solicitado se te ha concedido, y si no te has arrepentido porque tienes todo muy claro, es el momento de disfrutarlo. Soluciona esa urgencia que te llevó a solicitar ese dinero y solo tienes que acordarte de que cada mes, durante el tiempo que has contratado el préstamo, tendrás que hacer frente a un pago.

Es importante, aunque nos repitamos, dejar claro que debes hacer frente a esa cuota de forma puntual y total. No vale pagar una parte, ni retrasarse. Cualquier empresa de microcrédito tiene definidos los costes extra que te añadirá a tu lista de gastos el que no cumplas con tu parte del contrato y te los aplicará, por lo que te podría salir demasiado caro.