1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. Las mejores entidades financieras a las que recurrir en busca de crédito fácil

Las mejores entidades financieras a las que recurrir en busca de crédito fácil

Cuando queremos un crédito tenemos que conocer las soluciones financieras que ofrece el mercado. A continuación, te mostramos las financieras de préstamos a las que puedes recurrir si necesitas capital y los tipos de créditos que comercializan.

Las entidades bancarias como financieras de préstamos

Una de las principales fuentes de financiación a la que podemos recurrir si necesitamos conseguir capital son las entidades bancarias. Esta suele ser una de las opciones más habituales cuando queremos financiación para cualquier tipo de proyecto. Generalmente los bancos nos ofrecen préstamos personales de grandes cantidades de dinero y sus características dependerán de la finalidad del crédito.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

Los requisitos impuestos por los bancos suelen ser más estrictos que los de otras entidades financieras de crédito, pues es probable que nos pidan antigüedad como clientes o algún tipo de vinculación como pueda ser la contratación de tarjetas de crédito o seguros. No obstante, si ya tenemos cierta relación con la entidad, es posible que podamos obtener unas mejores condiciones en el préstamo.

Uno de los inconvenientes de recurrir a estas financieras de préstamos es que de entre los costes que tendremos que asumir para obtener el crédito, nos encontraremos con que tenemos que pagar los gastos de notaría. Sin embargo, esto no ocurre con los préstamos personales comercializados por los establecimientos financieros de crédito, ya que no será necesario realizar la contratación ante un profesional de este tipo, lo que nos permite ahorrarnos algo de dinero.

Los prestamistas privados son financieras de créditos

Otra de las posibilidades a nuestro alcance cuando queremos obtener liquidez son las empresas de capital privado. Estas compañías se han ido popularizando con el paso del tiempo y cada día podemos encontrar más financieras de préstamos de este tipo en el mercado. Estos prestamistas se dan a conocer durante la crisis económica como consecuencia del cerrojazo que dieron los bancos en la concesión de créditos. De este modo, estas financieras de créditos se hacen un hueco dentro del sector crediticio español.

Además, estos prestamistas tienen una oferta de préstamos muy amplia, ya que dependiendo de la cantidad podemos conseguir un tipo de financiación u otro. Una de las principales características de estas financieras de préstamos es que sus requisitos son más accesibles por lo general que los de los bancos. Si recurrimos a estas empresas, no es necesario que tengamos una vinculación para tener acceso a sus créditos ni que contratemos productos asociados. Respecto al coste, los préstamos de estas financieras no suelen incluir comisiones de estudio o de apertura, por lo que podemos ahorrarnos una cantidad considerable de dinero.

Por otro lado, uno de los rasgos que ha hecho a estas empresas tan populares es la velocidad que ofrecen en su servicio. En función del producto que queramos obtener, podemos conseguir una respuesta inmediata a nuestra solicitud y el ingreso puede producirse en un máximo de 48 horas.

Distintas clases de créditos de las entidades financieras

A continuación, vamos a ver los distintos productos que ofrece el sector crediticio español:

  • Minicréditos: estos préstamos online son productos ofrecidos por financieras de préstamos de origen privado, es decir, son productos no bancarios. Estos minipréstamos son soluciones financieras a situaciones en las que nos surgen contratiempos económicos para los que no contamos con liquidez suficiente como para hacerles frente al momento. Por tanto, estos créditos son una posible solución a imprevistos económicos, ya que nos conceden el dinero en un máximo de 15 minutos.
  • Préstamos personales rápidos: estos créditos son de carácter personal y comercializados por prestamistas privados, se caracterizan por su velocidad, ya que nos permiten conseguir el dinero en un máximo de 24 horas. Además, la respuesta a nuestra solicitud suele ser automática. Las cantidades a las que nos dan acceso llegan hasta los 3.000 euros y estos préstamos, al igual que los minicréditos, están dirigidos a personas que necesitan cubrir imprevistos, pero de mayor envergadura. El coste de los préstamos rápidos ronda el 8 % TIN mensual y su plazo de devolución suele llegar hasta los 2 años. Este tipo de préstamos se contratan también de forma online, a través de un proceso rápido y sencillo.
  • Préstamos personales: este tipo de créditos se caracterizan por tener una garantía personal, lo que significa que en caso de impago, tendremos que responder con nuestros bienes presentes y futuros. Los préstamos personales son comercializados por entidades financieras de créditos y pueden ser contratados en la oficina del banco o por Internet en el caso de los préstamos online. Los préstamos de estas características pueden ser empleados para distintas finalidades, por ello, podemos encontrarnos créditos para comprar un coche, para realizar una reforma o para fines más genéricos.
  • Préstamos con garantía hipotecaria: en estos créditos la diferencia principal es que la garantía, en lugar de ser personal, es hipotecaria. Esto significa que, si queremos optar a conseguir capital, será necesario presentar un inmueble en propiedad. En caso de que incurramos en un impago, la empresa se quedará con nuestra vivienda, lo que es un alto riesgo a asumir. Las financieras de préstamos con garantía hipotecaria normalmente nos dan acceso al dinero que represente entre el 30-40 % del valor del inmueble en el mercado actual. Los plazos de devolución suelen ser más largos que en los préstamos personales, algunos llegan hasta los 20 años de amortización.

Estos son los tipos de préstamos comercializados por las distintas entidades financieras y que, como vemos, tienen características que los hacen más adecuados para unas situaciones u otras y para diferentes perfiles. Por ello, es importante que conozcamos sus características y condiciones antes de recurrir a su financiación.