1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Las vacaciones de tus sueños son posibles gracias a los préstamos personales online

Las vacaciones de tus sueños son posibles gracias a los préstamos personales online

Para muchos empieza la cuenta atrás para las vacaciones de verano y seguro que ya habéis reservado billetes, hoteles, albergues o actividades para disfrutar de unos días alejados de la rutina. Para quienes todavía no tengáis nada claro o no hayáis podido escoger un destino por culpa de la economía, todavía estáis a tiempo. Gracias al dinero de los préstamos rápidos conseguir liquidez extra es posible. Ya no hay excusas para no poder pasar unos merecidos días de relax.

Ventajas de los préstamos personales online

Gracias a las ventajas de los créditos rápidos, disfrutar de unos días de vacaciones sin preocupaciones económicas es más fácil que nunca. El dinero rápido nos permite:

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 16)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
QueBueno
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 1)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
  • Conseguir dinero extra en cuestión de minutos
  • Ahorrar tiempo gracias al escaso papeleo
  • Solicitar préstamos personales rápidos desde cualquier lugar
  • Pagar solamente por lo que utilicemos
  • Obtener financiación sin domiciliar la nómina y sin contratar productos vinculados
  • Solicitar un crédito sin nómina o con ASNEF
  • Recibir una respuesta inmediata

Cómo contratar préstamos rápidos online paso a paso

Conseguir préstamos rápidos es ya más común de lo que creemos. Gracias al avance de las nuevas tecnologías, su aplicación a los procesos de solicitud y la nueva regulación que permite la firma a distancia. Cada entidad tendrá sus propios pasos a seguir, aunque la gran mayoría suelen seguir los siguientes:

  • 1. Elegir la cantidad y el plazo. Si bien es cierto que todos sabemos cuánto dinero urgente necesitamos, lo cierto es que siempre es aconsejable hacer uso de los simuladores de las páginas web de los prestamistas para saber cuánto pagaremos en total según la cantidad y el plazo que elijamos.
  • 2. Rellenar el formulario online con los datos personales y económicos que pidan. Con esta información la entidad podrá analizar si nuestro perfil es apto y cumple con los requisitos exigidos para concedernos el dinero rápido que buscamos.
  • 3. Las entidades nos pedirán que enviemos la documentación pertinente y así poder realizar las comprobaciones de que los datos del formulario son verídicos. Verificando los documentos podrán darnos la aprobación definitiva.
  • 4. Leer y firmar el contrato. Junto con la aprobación nos enviará un correo con el contrato del crédito rápido online. Debemos leerlo con detenimiento y, si estamos conformes con las cláusulas, firmarlo y volver a enviarlo para formalizar la solicitud de préstamos de dinero urgente
  • 5. Una vez el prestamista recibe el contrato firmado se dará por formalizada la contratación. Seguidamente la entidad dará la orden de traspaso del dinero urgente a la cuenta que hayamos detallado y comenzará el plazo del préstamo.

Para que sean rápidos las solicitudes se realizan completamente de manera online. Esto implica que el envío de la documentación y la firma del contrato también serán a través de Internet. Igualmente no todas las entidades pueden realizar todos los trámites online y deberemos acudir a una oficina y realizarlos a través de correo electrónico.

Requisitos necesarios para conseguir dinero urgente

Según el tipo de crédito rápido al que acudamos los requisitos que deberemos cumplir para poder acceder a la financiación variarán. Cumplir con estas condiciones garantiza a la entidad de que tenemos un perfil apto para prestarnos dinero y que lo reembolsaremos sin problemas.

  • 1. Tener ingresos regulares suficientes. Una retribución de una cantidad que nos permita hacer frente al reembolso de las cuotas del crédito rápidos sin problemas. Que la recibamos de manera mensual para poder pagar cada mes y que sea justificable mediante un documento oficial.
  • 2. Ser mayor de edad. La edad mínima para solicitar créditos rápidos dependerá de cada entidad. Esto se debe a que debemos tener una mínima antigüedad laboral y un mínimo de ahorros, por ello la edad mínima suele situarse entre los 21 y los 25 años.
  • 3. Ser residente en España de manera permanente y disponer de un documento que lo certifique como el DNI, el NIE o el pasaporte. Es imprescindible que este documento esté vigente en el momento de la solicitud del préstamo online rápido. Si no es así, no podremos acceder al crédito que necesitamos.
  • 4. No estar inscritos en registros de morosos. Aunque existen entidades de mini créditos rápidos que aceptan a personas que aparecen en estas listas, es requisito imprescindible no aparecer en ficheros como ASNEF o similares ni tener deudas impagadas.

Préstamos rápidos: una línea de crédito que funciona de colchoneta

Una vez llegamos a nuestro destino, siempre podemos encontrarnos con algún imprevisto que encarezca el presupuesto final del viaje. Un restaurante demasiado caro, una discoteca con consumiciones solo aptas para VIPs, etc. pueden llegar a aumentar el coste de un viaje en varios cientos de euros.

No obstante, contar con la posibilidad de poder pedir préstamos rápidos funciona a modo de línea de crédito, es decir, podremos hacer varias disposiciones si nos encontramos con cualquiera de estos gastos imprevistos. A menudo describimos las líneas de crédito como un colchón financiero que nos sirve para conseguir efectivo al instante en caso de necesidad. Eso sí, hay que recordar que hay que ser responsable y pedir sólo el dinero que estemos seguros que podemos devolver más tarde.