1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Listados de morosos: en qué afectan y cómo salir

Listados de morosos: en qué afectan y cómo salir

¿Has dejado alguna factura sin pagar? Si la respuesta es afirmativa, cuidado porque puede que estés en alguno de los ficheros de morosos que existen en España y ni siquiera lo sabes. Algunos de los principales listados de morosos españoles son ASNEF, RAI o Experian Bureau. Estos contienen información de morosidad de empresas y particulares. Pero, ¿qué significa estar en estos ficheros de morosos y qué consecuencias tiene?

Cómo funcionan los listados de morosos

Los listados de morosos están formados por varias entidades financieras de diversos sectores (telefonía, aseguradoras, etc.) que registran a sus usuarios morosos en el fichero. La obligación de la compañía es hacer saber al usuario que sus datos personales han sido pasados al listado de morosos debido a la deuda que ha contraído.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

Hoy día son muchas las empresas que pagan por consultar los datos de los ficheros de morosos para saber si corren o no riesgo ofreciendo productos y servicios a esos usuarios.

Para un usuario que sospeche o quiera saber si está entre alguno de estos listados, lo más importante es conocer: quién lo ha incluido, cuál es el importe que debe y cuándo ha sido incluido.

En qué afecta estar en el listado de morosos

Que tus datos personales estén en estos ficheros supone que hábitos de consumo como la compra de un coche a plazos o solicitar una tarjeta de crédito sean automáticamente denegados. Lo mismo sucedería con la solicitud de una hipoteca, incluso conseguir una línea telefónica se dificulta en este caso. Una excepción son los préstamos con Asnef, que sí son posibles de conseguir con algunos proveedores online, no con la banca tradicional.

Cómo salir del listado

Esta es la cuestión más difícil de todas. Según Experian Bureau hay 3 formas de salir de este listado: liquidar la deuda, demostrar que no existe o que haya pasado el plazo legal máximo de permanencia en el fichero. En el listado de Experian el periodo máximo es de 30 meses, pero en otros listados como Asnef se puede llegar a estar hasta un máximo de 6 años.

La metodología para salir de estos listados sí es la misma en todos. Si no se quiere pagar la deuda porque se cree que ha adquirido indebida o injustamente, lo más aconsejado es intentar llegar a un acuerdo con la compañía con la que se tiene la deuda.

Otra forma de salir del listado es comprobar que la deuda no ha sido comunicada, que se está en desacuerdo con el importe debido, o que ha habido un fraude de identidad al contraer la deuda. Para hacer esta rectificación el usuario puede ir a la web de la Agencia Española de Protección de Datos y rellenar el formulario de rectificación, aportando todas las pruebas posibles para que así se den de baja sus datos en el listado.

¿Cómo se utiliza la información de un listado de morosos?

Los ficheros de morosidad se utilizan para las consultas por parte de terceros que buscan conocer el nivel de solvencia de un usuario, o, sus posibles impagos y deudas. Existe una serie de condicionantes para estas consultas. De nuevo, no se puede acceder a información tan sensible porque sí ni por parte de cualquier empresa. Estos son los requisitos:

  • Que quien solicita la información posea una relación contractual no concluida con la persona sobre la que solicita la información.
  • Que quien solicita la información se encuentra en fase de estudio de la firma de un contrato que suponga un pago aplazado por parte de la persona sobre la que solicita la información.
  • Que quien solicita la información esté en fase de estudio de la firma de un contrato que suponga un modelo de facturación periódica.

Además, las empresas que quieran acceder a estos datos deberán pagar a los ficheros para acceder a los mismos, algo muy habitual cuando se trata de negocios empresariales. Si crees que para una empresa es importante saber si un particular tiene impagos, imagina cuando se trata de otra empresa a la que va a vender. La morosidad es uno de los grandes males para las pequeñas empresas, que son especialmente sensibles ante los impagos.

¿Cuánto tiempo dura la inscripción en un fichero de morosos?

La mejor forma de salir de un registro de morosos es pagar la deuda. En cuando hayas dejado de ser un moroso los gestores deberán eliminar tu nombre de forma inmediata de los registros. El problema, es que esto no está ocurriendo necesariamente de esta manera, a veces por culpa de la empresa acreedores y a veces por el propio listado. En cualquier caso, existe un periodo máximo de permanencia en estos ficheros. En concreto, los datos relativos a la deuda deberán ser cancelados de los registros tras el paso de seis años contados a partir del vencimiento de la obligación del pago (o del plazo si fuera una deuda de vencimientos periódicos) Recordamos que lo que vence es la presencia en el fichero de morosidad, no la deuda. Y es que las deudas tardan más en prescribir dependiendo del tipo del que se trate. Esta es la relación:

  • 20 años para las deudas hipotecarias.
  • 15 años para las deudas de tarjetas de crédito, operaciones mercantiles (con proveedores).
  • 5 años para el pago de pensiones alimenticias y alquileres.
  • 4 años para deudas con Hacienda y la Seguridad Social
  • 3 años para el pago a profesionales como jueces, abogados, registradores, notarios, peritos, maestros, criados y jornaleros, alojamiento, medicinas a los farmacéuticos y deudas de los consumidores a comerciantes.

En el caso de los ficheros, nunca podrás estar más de seis años inscrito.