1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Micropréstamos para emprender un negocio

Micropréstamos para emprender un negocio

Conseguir financiación es uno de los mayores obstáculos a los que, a día de hoy, se enfrentan autónomos o emprendedores que quieren montar su propio negocio. La escasez de subvenciones públicas a fondo perdido y los elevados requisitos solicitados por muchas entidades bancarias hacen que conseguir el dinero necesario para poner en marcha un proyecto sea una auténtica odisea. Sin embargo, existen alternativas de financiación pensadas especialmente para aquellos que, por carecer de suficientes garantías, no pueden acceder a los préstamos que normalmente ofrecen las entidades de crédito: los micropréstamos.

Un poco de historia: ¿Cómo surgen los micropréstamos?

La existencia de los micropréstamos es bastante reciente. Nacieron en los años 90 en Bangladesh por iniciativa de Muhammad Yunus, fundador del Grameen Bank, quien frente a una catástrofe natural ocurrida en su país tuvo la idea de conceder pequeños créditos a las personas que se quedaron sin techo. Esta ayuda les permitió salir adelante y el éxito de la iniciativa contribuyó a que propuestas similares se extendieran por los países pobres. Pero hoy los micropréstamos ya no son exclusiva del tercer mundo sino que en occidente también se utilizan, principalmente, para apoyar a los emprendedores con pocos recursos. La fórmula consiste en conceder pequeñas cantidades de dinero a personas que tienen una idea de negocio viable pero no pueden solicitar un crédito a una entidad financiera porque no disponen de avales.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

¿Qué es un micropréstamo?

Un micropréstamo es un crédito de pequeña cuantía destinado a personas sin recursos que no tienen acceso al sistema financiero tradicional. Tienen una clara finalidad social al luchar contra la exclusión socio laboral y financiera tratando de facilitar a personas en situación de desempleo y/o sin recursos la posibilidad de crear un pequeño negocio.

Micropréstamos en España: Características

Pese a que las características o especificaciones de cada micropréstamo dependen de la entidad por el que es emitida, ya sea pública o privada, la adaptación del modelo a la realidad española ha dado lugar a una serie de características comunes a todos ellos:

  • Las cuantías oscilan generalmente entre 50 y 3000 euros, el mínimo necesario para poder crear un pequeño negocio.
  • La principal característica de los microcréditos es la no exigencia de avales o garantías personales, el obstáculo insalvable para las personas sin capacidad financiera.
  • Los intereses suelen ser más altos en comparación con otros tipos de préstamos o créditos.
  • Los plazos de carencia son más flexibles.
  • No es necesario demostrar grandes garantías personales.

Algunos programas también acarrean ciertas comisiones, que hay que pagar. Ten en cuenta que no son subvenciones a fondo perdido, y que conllevan algunos gastos. Los micropréstamos están pensados para pequeñas inversiones. Si necesitas más capital, deberás recurrir a otras fórmulas de financiación.

Pero, ¿qué ventajas presentan los micropréstamos para emprender un negocio?

En el momento de emprender un nuevo proyecto, optar por un micropréstamo puede significar grandes ventajas para quién se anime con este tipo de producto. Entre ellas, las más importantes son:

  • Bajas tasas de interés.
  • Oportunidad de desarrollar un proyecto u negocio.
  • Posibilidad de devolver la cuantía según la capacidad de pago del deudor.

¿Qué desventajas tienen los micropréstamos para emprender un negocio?

Como ocurre con la mayoría de productos bancarios, las ventajas o desventajas que puedan presentar los micropréstamos para emprender un negocio dependerán de las necesidades o características del solicitante. En este sentido, las principales desventajas de los microcréditos destinados a la puesta en marcha de una actividad empresarial pueden ser:

  • Posibilidad de sobre endeudamiento.
  • Posibilidad de utilizar el microcrédito para otro fin diferente al proyecto inicial

Por eso: ¿En qué debes fijarte a la hora de pedir un micropréstamo para emprender un negocio?

  • El importe: La cantidad que la entidad financiera pone a tu disposición. Dependiendo de la cantidad solicitada, así será el tipo de interés. En todos los casos a mayor importe, mayor cantidad de intereses habrá que pagar.
  • El tipo de interés: Indica lo que hay que pagarle a la entidad financiera por prestar el dinero.
  • El plazo: El tiempo durante el cual se pagará el préstamo. Pueden ser meses o años. Como norma el plazo mínimo es de 6 meses y el máximo de 10 años. Hay que tener en cuenta que a mayor plazo más intereses se pagarán.
  • Las comisiones: Las comisiones que puede presentar un préstamo personal son:
    Comisión de estudio: Se paga en concepto de análisis y estudio del préstamo para ver si se te concede o no.
    Comisión de apertura: Se paga en el momento de formalizar la operación y es un tanto por ciento sobre el importe prestado.
    Comisión por cambio de condiciones o por cambio de garantía: Se paga cuando realizas algún cambio en las condiciones iniciales ya pactadas.
    Comisión por amortización parcial anticipada: Solo se paga si se produce una amortización parcial del préstamo. Es un porcentaje del importe amortizado.
    Comisión por cancelación anticipada: Al igual que la comisión anterior, se paga si se realiza la cancelación anticipada del préstamo y es un porcentaje de la cantidad que quedaba por amortizar.

Lo normal es que estas comisiones comentadas como último elemento, según la Guía sobre préstamos personales y al consumo del Banco de España, tengan un porcentaje máximo, que no pueden superar. Por ejemplo la comisión de cancelación anticipada no puede ser superior al 3% en los préstamos a tipo fijo o del 1,5% en los préstamos a tipo variable.