1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Micropréstamos para pagar esas facturas inesperadas

Micropréstamos para pagar esas facturas inesperadas

No son pocos los gastos que tenemos que sumar a final de mes que están relacionados con nuestra vivienda. A nuestro mes de alquiler o la mensualidad de la hipoteca tenemos que añadir el importe correspondiente de agua, de gas y de luz. El precio de esta última ha aumentado durante el invierno, por lo que podemos llevarnos algún disgusto en las próximas facturas. En este caso, no nos queda otra que buscar una solución para este contratiempo ocasional cuando no contamos con ingresos en nuestra cuenta corriente para hacer frente al importe total. Los micropréstamos sin aval pueden resolver este imprevisto de una forma muy rápida y, dependiendo del prestamista, sin costes añadidos.

¿Qué utilidad se recomienda darle a un micropréstamo?

Un micropréstamo es una forma de conseguir financiación al instante que están diseñados para poder afrontar pequeños imprevistos que nos puedan surgir y que desequilibran nuestra economía. Con los microcréditos podemos conseguir hasta 1.200 euros en cuestión de minutos y con un proceso totalmente online y sin apenas papeleos. No obstante, los microcréditos están diseñados para actuar como un “anticipo de nómina” y se reembolsan en un único pago del capital más los intereses generados al cabo de un mes como máximo.
Por sus características es importante utilizarlos de manera muy puntual para gastos extra e inesperados que son inamovibles y que requieren una respuesta financiera inmediata siempre y cuando estemos completamente seguros de poder reembolsarlos al mes siguiente sin problemas. Si los utilizamos para gastos recurrentes como el pago de facturas o sin estar seguros de poder devolverlos, podemos acabar dentro de una espiral de deudas de la que es muy complicado salir.
Como para contratar un micropréstamo no es necesario justificar la finalidad, podemos utilizar estos productos para lo que queramos, aunque es vital que los utilicemos de un modo responsable para poder disfrutar de las ventajas que ofrecen y no caer en el sobreendeudamiento. 

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
QueBueno
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Un préstamo muy práctico si lo usamos con responsabilidad

El interés medio de los micropréstamos sin aval se sitúa en el 1,1 % diario. Por lo tanto, si solicitamos 100 euros a devolver en 30 días, habremos pagado 33 euros en intereses al reembolsar el préstamo. Se trata de un producto con un coste elevado en relación a otros del mercado, pero útil y muy rápido cuando lo usamos de forma puntual para resolver un imprevisto financiero.
Por este motivo, los micropréstamos no deben entenderse como una forma de financiación a largo plazo. Ni una vía para obtener grandes cantidades de financiación debido al coste de intereses que tendremos que pagar. Solicitar continuamente este tipo de productos crediticios puede llevarnos a endeudamientos por haberlos usado de una forma poco coherente.
En el mercado existen muchas empresas de capital privado a las que podemos acceder si necesitamos dinero urgente para resolver este tipo de soluciones. Además, si comparamos los productos que ofrecen los distintos prestamistas, podremos encontrar micropréstamos sin aval que ofrecen financiación sin intereses con un plazo máximo para devolver de un mes. Si nos aprovechamos de estas promociones no solo habremos conseguido solucionar el problema, sino también totalmente gratis.

Las 3 clásicas formas de reembolsar un micropréstamo

Los micropréstamos rápidos nos ofrecen diferentes tipos de reembolso para que podamos escoger el que mejor nos conviene. Según las diferentes características y ventajas de cada una, podemos escoger la que mejor se adapte a nuestra situación para que reembolsar el micropréstamo sea tan fácil como solicitarlo:

  • 1. Transferencia del micropréstamo: es el método de devolución más común con un microcrédito. Simplemente debemos especificar el número de cuenta de la entidad y escoger el capital que deseamos transferir, especificando nuestros datos identificativos para que el prestamista sepa que hemos reembolsado el crédito. Podemos realizar la transferencia tanto a través de la banca online como en una oficina.
  • 2. Pago en efectivo: en este caso es necesario acudir a una oficina de la entidad donde prestamista tenga su cuenta corriente y entregar el capital a reembolsar junto con el número de cuenta de la empresa y especificando en el concepto los datos identificativos del pago.
  • 3. Pago con tarjeta: al igual de que si se tratase de una compra online, podemos pagar con nuestras tarjetas de débito a través de la plataforma de la entidad del micropréstamo.

Como es lógico, antes de solicitar el micropréstamo debemos planificar correctamente nuestros pagos para poder efectuar el abono de la cuota dentro del plazo. En ese sentido, es recomendable que elijamos una fecha de vencimiento posterior al día en el que cobremos nuestros ingresos, pues así tendremos más margen para realizar el reembolso. Recordemos que, en el caso de no amortizar el mini crédito a tiempo, podríamos entrar en una espiral de deudas de la que nos resultaría muy difícil salir.