1. Prestameria.es
  2. >
  3. ¿Por qué ha sido rechazada mi solicitud de préstamo?

¿Por qué ha sido rechazada mi solicitud de préstamo?

Tenemos un problema, una eventualidad que no puede esperar a que cobremos nuestra próxima nómina o nos ingresen la última factura que emitimos. Un pequeño “bache” económico que requiere de ayuda extra para sortearlo. Lo que, básicamente, se conoce como una urgencia financiera. Pues bien, hoy día, cientos de empresas de préstamos rápidos te ponen la solución en bandeja o, mejor dicho, a golpe de clic. Fácilmente, a través de Internet, sin papeleo, sin colas y sin tener que esperar mucho. Solo a la aceptación de una solicitud que se realiza por vía telemática.
Una simple petición de préstamo que se realiza rellenando un breve formulario en el que, por regla general, las compañías solicitan una serie de datos personales que se verificarán a través de un proceso automático gracias a la tecnología. Entre esos datos suelen estar:

  • DNI
  • Nombre y apellidos
  • Dirección
  • Nacionalidad
  • Cuenta Bancaria
  • Número de teléfono

Con esta información, todas las tecnologías desarrolladas para llevar a cabo verificaciones de identidad, podrán encontrar cualquier cosa que vaya en contra de las normas de la empresa en cuanto a concesión de préstamo o, directamente, aprobarlo.
El fatídico momento llega cuando, tras rellenar el formulario y consciente de no tener ningún tipo de problema, la entidad rechaza la solicitud de préstamo. Es común que la mayoría de los usuarios piensen que ha podido tratarse de un error, pero generalmente, no hay fallo en esa decisión.
Entonces ¿cuáles son los motivos por los que la entidad financiera en la que teníamos la esperanza depositada le da tal “bofetada” de realidad al usuario? Pues en este post te contamos varios de ellos.

Te encuentras en una lista de morosos

Hay veces que el usuario no lo sabe, o se le ha olvidado. En algún momento, por algún malentendido o enfrentamiento con la compañía telefónica o de la luz, se deja alguna factura impagada. Las reclamaciones nunca terminan y tras el tedioso proceso se abandona todo a su suerte, pero sin haber abonado el pago pendiente. En esos momentos el usuario es inscrito en una lista de morosos de las que no es demasiado fácil salir mientras la falta de acuerdo siga existiendo.
Puede ser que te haya ocurrido y que, cuando has ido a solicitar el crédito rápido, éste te haya sido denegado por ese motivo. En cualquier caso, debes saber que hay muchas empresas financieras que aceptan solicitud de préstamos de personas inscritas en ASNEF o que revisan dichos ficheros y si la cantidad por la que apareces en él no es demasiado elevada, sí que conceden el crédito. Algunas de las empresas que sí que se cercioran de que las personas que han solicitado el préstamo no aparecen en ningún registro de morosos son:

  • Pulpocredit: No concederá préstamos si el solicitante tiene deudas pendientes
  • Creditorapid: Comprueban el historial crediticio del cliente y no aprueban el préstamo a quienes aparecen anotados en registros de morosos
  • CréditoVictoria: Comprueban los registros de morosos, pero si la deuda del cliente no supera los 2.000 euros, sí conceden el préstamo

No cumples con la edad mínima… o máxima

La mayoría de las empresas que realizan préstamos rápidos tienen como requisito indispensable que el solicitante sea mayor de edad. Pero es cierto que, en algunas ocasiones, estas empresas requieren que el prestatario cuente con, al menos, 21 años. Por ejemplo:

  • Prestamo10
  • OnlineCredit
  • Viaconto
  • Creditomas
  • Pulpocredit
  • Creditorapid
  • Twinero
  • Contante
  • CCLoan
  • HolaDinero
  • Creditozen
  • 1credito
  • Presto
  • Crédito Victoria
  • Crédito Nuevo
  • Crediprix
  • Wincredit

Por otro lado, NetCredit y LunaCredit amplían esta mínima edad hasta los 22 y Zaplo y Ferratum Money no conceden préstamos a menores de 25.
Por arriba suele pasar lo mismo. La media de edad máxima para solicitar cualquiera de estos préstamos se encuentra en unos 70 años. Hay empresas que ascienden este tope hasta los 75, como Vivus, Dineo, Dindin, MoneyMan y Savso. Otras son más generosas y llegan hasta los 80 como Crédito Cajero o hasta los 85 como Qué Bueno. Pero también hay algunas empresas financieras que ya no aprobarán solicitudes de quienes hayan superado los 65, como Préstamo10, Creditea, CreditoZen o WinCredit.

Algunos de tus datos son falsos, o de dudosa veracidad

Los sistemas tecnológicos de verificación automática de estas compañías financieras no suelen fallar, así que debes saber que, si intentas aportar datos falsos, éstos serán detectados de forma inmediata. Por otro lado, detrás de las máquinas también hay personas a las que, si tus datos les plantean dudas, tomarán medidas y probablemente denieguen tu petición. Además, tienes que tener muy claro que aportar datos que no sean ciertos es ilegal y te puede acarrear consecuencias muy negativas, incluso te pueden denunciar.
Por otro lado, otra de las causas (aunque menos común) por la que una empresa de minicréditos online puede rechazar tu solicitud de préstamo, es porque estés en medio de algún proceso legal aún sin finalizar. Las consecuencias de un juicio pueden no serte favorables y que pierdas liquidez para abonar tus préstamos, por ese este caso se suele investigar en ocasiones.