1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Préstamo al instante para reformar tu casa a golpe de clic

Préstamo al instante para reformar tu casa a golpe de clic

Tener una vivienda en propiedad no solo supone una gran inversión a la hora de adquirirla sino que durante todo el tiempo que se tenga habrá que seguir invirtiendo dinero en ella. Cambiar los muebles del salón, reformar el baño, modernizar la cocina… Son algunas de las necesidades más comunes que tienen las personas respecto a su vivienda, sin embargo, para dar el paso hay que pensárselo muy bien. Hacer obras en casa, por muy sencillas que sean, supone un gran gasto de dinero. Ante esto, muchas personas recurren a pedir un préstamo. Y es que para muchos españoles, reformar la vivienda es el motivo principal por el que solicitarían uno.

¿Dónde puedo conseguir un préstamo para reformar mi casa?

Cuando buscamos un préstamo reforma para hacer una renovación en nuestra casa pueden surgirnos muchas dudas sobre cuál es el producto adecuado. No es lo mismo cambiar los electrodomésticos de la cocina, que echar abajo una casa entera para volver a construirla. El coste de una reforma depende del tipo de obra que se quiera hacer. Por ese motivo las entidades financieras online dan cierta flexibilidad a sus clientes para que elijan el dinero que quieren invertir en su casa. Normalmente las cantidades oscilan desde cifras bajas como 500 euros, a importes mucho más elevados de hasta 60.000.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

Los principales aspectos de un préstamo reforma que tendremos que tener en cuenta para saber que estamos frente al producto adecuado son la TAE, que nos informa del coste final del crédito, las comisiones que nos cargarán y los productos vinculados que tendremos que contratar para conseguir la concesión de esta financiación. Asimismo, siempre es aconsejable seleccionar la cuota más alta que podamos permitirnos cada mes, de modo que el plazo de reembolso del préstamo reforma se acorte y no le demos tanto tiempo a que se devenguen intereses. Así, conseguiremos que el crédito nos salga más barato.

¿Qué tipo de préstamo reforma escojo?

Antes de decantarnos por un préstamo reforma u otro es recomendable conocer con mayor profundidad las distintas opciones que tenemos y sus características. Las obras en casa pueden ser índoles muy distintas, por lo que es aconsejable analizar nuestro perfil financiero y el proyecto que vamos a financiar para decidirnos por uno de estos dos tipos.
1. Préstamos personales para grandes reformas. Los préstamos reforma de mayor importe son el producto al que más se acude para financiar una renovación doméstica. Para conseguirlos, podremos recurrir a nuestro banco o a una entidad de capital privado. Estos créditos personales son perfectos para financiar reformas de gran envergadura y están caracterizados por los siguientes rasgos:

  • Conceder grandes cuantías de efectivo para permitirnos financiar grandes proyectos
  • Tienen un plazo de reembolso prolongado. En general, tendremos entre 1 año y 10 años para reembolsar este tipo de préstamos
  • Utilizamos la TAE para medir su precio
  • Podremos conseguirlos en 48 horas

2. Minicréditos para pequeños arreglos. Los minicréditos pueden ser útiles para financiar pequeñas reparaciones en nuestra casa que tengan que solventarse con urgencia. Estos créditos rápidos pueden solicitarse a través de Internet en las páginas de las entidades financieras privadas que los ofertan y se caracterizan porque:

  • Son créditos de bajo importe. Por norma general, el importe máximo que tendremos a nuestro alcance es de 1.200 euros si recurrimos a ellos. No obstante, solo podremos acceder a este montante si ya hemos solicitado un minicrédito anteriormente; los nuevos clientes solo podrán solicitar en torno a 300 euros.
  • Son préstamos con un plazo corto. El período de reembolso medio de los minicréditos es de un máximo de 30 días, aunque hay entidades que nos permitirán devolver el dinero en 2 meses o, incluso, en varias cuotas mensuales. En otras ocasiones, podemos disponer de ellos una semana o 14 días.
  • Su precio se calcula de forma diferente. La TAE no es un buen indicador para conocer el precio de un minicrédito, puesto que se trata de un valor anual, mientras que los mini préstamos suelen tener un plazo máximo de un mes. Por ello, utilizamos el coste de 100 euros prestados a 30 días para valorar su precio y comparar entre distintos productos.
  • Tienen finalidades concretas. A pesar de que los préstamos rápidos no están adaptados a una finalidad específica, sus características los hacen óptimos para solventar una avería o una reparación urgente. Sin embargo, no son buenos créditos para financiar una reforma que tengamos planeada por capricho, puesto que hay préstamos mucho más baratos para este fin.

Estos son los dos tipos de préstamo reforma a los que más recurren los españoles para remodelar o reparar su casa, junto con los principales factores que los caracterizan. Mientras que unos destacan por la velocidad, que los hace idóneos para actuaciones urgentes como una reparación, los préstamos de mayor importe nos permitirán financiar una renovación completa de una habitación o de todo nuestro hogar.