1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. Préstamos al momento sin complicaciones para disponer de dinero en sólo unos minutos

Préstamos al momento sin complicaciones para disponer de dinero en sólo unos minutos

Si no disponemos de suficiente liquidez, una buena forma de conseguir el capital necesario es recurrir a los créditos rápidos. De hecho, con los préstamos al instante podremos disponer de hasta 1.200 euros en nuestra cuenta en cuestión de minutos, sin comisiones ni vinculaciones y sin perder tiempo en papeleos o desplazamientos.

Así son los préstamos al momento

Cuando hablamos de préstamos al momento estamos haciendo referencia a un producto financiero que destaca por su velocidad tanto en el plazo de solicitud como en el de concesión. Existen muchos proyectos que la inmensa mayoría de gente no puede financiar de golpe con el dinero de su bolsillo, ya sea para financiar la compra de una vivienda o para pagar los costes de ciertos estudios. Para dar respuesta a esas necesidades que la gran mayoría de personas tienen a lo largo de su vida, existen diferentes prestamistas que ofrecen esos importes a cambio de reembolsarlos junto con intereses.

Vivus
Puntuación: 3.8 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

No obstante, con la reciente crisis, los bancos redujeron la concesión de créditos y, además, muchos de los bancos convencionales tardaban demasiado tiempo en conceder la financiación solicitada. En ese contexto surgieron en nuestro país varios prestamistas privados con los citados préstamos al instante, los cuales nos permiten disfrutar de liquidez en muy pocos minutos, con un proceso de solicitud 100 % online y con otras ventajas añadidas. Este hecho, además, ha impulsado a los bancos a agilizar sus procesos y, por consiguiente sus productos y en algunos casos, es posible conseguir créditos inmediatos bancarios, aunque es necesario que seamos clientes.

Otras características de los préstamos al momento es que no requieren, por lo general, de tantos papeleos ni trámites como los créditos tradicionales. Sin embargo, debemos saber que los requisitos, los intereses, la velocidad, etc. dependerán de varios factores como, por ejemplo, de la entidad a la que acudamos, del tipo de producto que escojamos, del banco en el que tengamos nuestra cuenta asociada, etc.

5 créditos inmediatos actuales

Cuando hablamos de préstamos al momento hacemos referencia a un producto muy veloz que podemos disfrutar en un plazo inferior a las 48 horas. No obstante, dentro de este abanico de productos que se pueden catalogar como créditos inmediatos, tenemos diferentes alternativas y debemos conocer lo que nos ofrece cada una para contratar la que mejor se adapte a nuestro bolsillo:

  • 1. Mini créditos al instante: son el producto estrella que ofrecen los prestamistas privados y que han llegado a nuestro país hace pocos años. Con estos mini préstamos al instante podemos realizar el proceso de petición y obtener el dinero en la cuenta en menos de un cuarto de hora. Bajos importes que no suelen superar los 1.200 euros, pocos papeleos y, en la inmensa mayoría de casos se puede realizar todo el proceso de forma 100 % online. Los intereses suelen ser más elevados, ya que es un servicio en el que se paga la inmediatez.
  • 2. Préstamos rápidos de mayor envergadura: también hay prestamistas privados que nos ofrecen créditos al instante con importe superiores y con muy pocos papeleos. La principal diferencia con los mini créditos radica en que la cantidad es más elevada y que se reembolsan en varias cuotas mensuales.
  • 3. Créditos al instante bancarios: algunos bancos también se han adentrado en el mundo de los préstamos rápidos y nos ofrecen la posibilidad de contratar financiación rápidamente y en muchos casos de forma online. Los importes suelen ser más elevados aunque, normalmente con algún papeleo más. Los intereses son más competitivos aunque es posible encontrarnos con productos vinculados o comisiones.
  • 4. Tarjetas de crédito: si queremos financiar nuestras compras de manera inmediata, las tarjetas o las líneas de crédito son ideales ya que nos permiten disfrutar de un dinero prestado por entidades bancarias al momento (en algunos casos las propias marcas cuentan con su propio departamento financiero y emite estos productos para sus clientes).
  • 5. Financiación a través de grandes almacenes: actualmente, podemos encontrarnos con grandes superficies que incorporan un departamento financiero. Su objetivo es vender los productos del comercio, por lo que nos ofrecerán la opción de adquirir un bien o servicio al instante y devolver el dinero en cómodas cuotas mensuales, en algunos casos, incluso, sin intereses.

Los préstamos al momento, como el resto de productos financieros (a no ser que nos encontremos con promociones muy puntuales), tienen un coste más elevado que cualquier otro préstamo, que debemos asumir si queremos disfrutar de sus características y ventajas. Por eso, antes de contratar cualquier tipo de crédito debemos planificar nuestra situación económica y estar seguros de que vamos a poder devolver todo lo que contratemos.

Asimismo, cabe resaltar que este tipo de productos crediticios no fueron creados para utilizarse como una vía de financiación habitual, entre otros motivos por el precio y el plazo que tienen. Así, su objetivo es resolver imprevistos puntuales que requieran de una respuesta económica inmediata.

¿Dónde puedo contratar créditos al instante?

Tradicionalmente, cuando necesitábamos conseguir financiación, la solución era ir a la sucursal bancaria más cercan y solicitar el crédito. No obstante, la llegada de Internet ha cambiado el modelo de negocio radicalmente y los prestamistas privados ya entraron en nuestro país con un producto novedoso y totalmente adaptado a las nuevas tecnologías. Las solicitudes 100 % online comenzaron a extenderse rápidamente, ahorrando tiempo y desplazamientos a los clientes y los bancos han tenido que adaptarse a este nuevo panorama.

Por eso, en la actualidad tenemos la posibilidad de solicitar y, en muchos casos, contratar un buen número de préstamos de todo tipo a través de Internet. Incluso han ido apareciendo en el mercado aplicaciones concretas como Instantor o Trustly que facilitan el proceso de solicitud y contratación.