1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. Préstamos gratis: la maravillosa opción de conseguir dinero sin intereses

Préstamos gratis: la maravillosa opción de conseguir dinero sin intereses

Antes que nada, conviene conocer el concepto de crédito y que no haya ninguna duda sobre la naturaleza de éstos. Sólo así podremos identificarlos, saber dónde buscarlos y estar capacitados para elegir y gestionar uno. Así, un crédito consiste en una cantidad de dinero otorgada por una entidad financiera y no bancaria –el prestamista- a nuestro favor. A cambio de este dinero, nosotros –el prestatario- nos comprometemos a devolver dicha cantidad en un determinado plazo de tiempo.

Y te preguntarás, ¿cómo viven los prestatarios? Evidentemente la prestación de este dinero tiene un precio, el cual está siempre especificado y acordado antes de la contratación: los intereses. Nosotros, mediante la solicitud del préstamo, estamos dando nuestro consentimiento a devolver el dinero recibido más los intereses impuestos por el prestamista. Es algo conocido, aceptado y evidente. Ése es el precio.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

Y, casualmente, el mercado de los créditos rápidos ha crecido de forma exponencial durante los últimos años. Resulta un producto muy apetitoso para quienes necesitan un empujón o una ayuda económica para cubrir un gasto importante, saldar una deuda urgente o incluso para permitirse un capricho merecido.

El proceso es sencillo, cómodo y fácil, y todo esto lo convierte, a su vez, en atractivo. Y a la alta demanda le sigue una alta oferta, y así, a base de creciente oleadas de solicitudes, han ido apareciendo más y más entidades financieras no bancarias, dedicadas exclusivamente a gestionar créditos rápidos en internet. Muchas de ellas ni siquiera disponen de oficinas físicas a las que acudir para los clientes, sino que la sucursal pasa a ser su propia página web.

A estos efectos, resulta mucho más cómodo para el cliente el poder solicitar un crédito rápido desde su casa, a cualquier hora y cualquier día del año. Como veis, son todo ventajas. Es tan fuerte la tendencia que este sistema ha despertado, que prácticamente todas las entidades bancarias –ahora sí, los bancos de toda la vida- han creado también su propia línea de créditos online.

Pues bien, empujada por la creciente ventolera de la oferta y demanda, se alza, de forma inevitable, la gigantesca ola de la competencia. Aparecen muchas compañías especializadas en lo mismo, conviviendo en el mismo sector y ofreciendo el mismo producto a un público objetivo idéntico. La feroz competencia ha llevado a muchas casas a ofrecer créditos online gratis, sin intereses en la devolución. Eso sí, normalmente están sujetos a alguna condición, como el hecho de ser cliente nuevo y tratarse del primer crédito, o bien que dicho crédito no supere los 300 euros, por ejemplo.

¿Qué requisitos hacen falta para solicitar un préstamo gratis?

Para poder acceder a préstamos gratis primero debemos cumplir con los requisitos generales para conseguir la financiación que solicitamos:

  • Ser mayor de edad o, a veces, mayores de 21 o 25 años
  • Ser residente en territorio nacional y dispone de DNI o NIE que lo verifique
  • Tener ingresos justificables, mensuales y suficientes como para reembolsar los préstamos sin problemas
  • No aparecer en un fichero de morosos.

Cumpliendo con estas condiciones podemos acceder a la financiación que necesitamos, además, para contratar los préstamos sin intereses debemos cumplir las condiciones adicionales de la oferta. Estas variarán mucho de una promoción a otra. Los requisitos más comunes para poder conseguir financiación gratuita es que lo solicitemos dentro del período de la oferta, que lo devolvamos en un plazo determinado, que lo solicitemos con algún código promocional o que sea la primera vez que acudimos al prestamista, por ejemplo. Si no cumplimos con estas condiciones extra, tendremos que pagar los honorarios habituales del préstamo.

Es importante tener en cuenta que poder conseguir dinero sin tener que pagar honorarios no significa que debamos solicitarlo ya que debemos reembolsar el capital que solicitemos cuando el plazo acabe y si incurrimos en un impago, tendremos que pagar los honorarios normales más los intereses generados en el retraso del reembolso. Antes de solicitar cualquier tipo de financiación es primordial asegurarnos de que podemos devolverlo sin problema.

Tipos de créditos gratis, o sin intereses, que podemos conseguir

Existen diferentes tipos de préstamos sin intereses que podemos solicitar según nuestras necesidades financieras. Cada tipo de crédito tiene unas características y ventajas determinadas que los harán más o menos adecuados a nuestra situación. A continuación, los diferentes tipos de préstamos sin intereses que podemos encontrar en la actualidad:

  • Préstamos personales: son los tradicionales créditos bancarios. Para conseguirlos sin intereses suelen ser por finalidades específicas como para estudiar, para la declaración de la renta o sacarnos el carné de conducir. Este tipo de financiación suele exigir un mínimo de vinculación.
  • Tarjetas de crédito: también es una forma de conseguir financiación gratuita. Si utilizamos el crédito de nuestra tarjeta y reembolsamos el método pago aplazado (reembolsar la totalidad del capital utilizado a comienzos del mes siguiente al gasto) no pagaremos intereses, es decir, conseguiremos un crédito al 0 % TAE.
  • Créditos al consumo: son préstamos concedidos, normalmente, por empresas como grandes almacenes o compañías telefónicas para financiar la compra de sus bienes y servicios. Como el objetivo principal de estas entidades es la compra de sus productos, suelen ofrecer préstamos sin intereses para ayudar a sus usuarios.

Según la finalidad que queramos darle a la financiación que solicitemos, nos convendrá acudir a un tipo de préstamo u otro. Que podamos conseguir préstamos gratis no implica que debamos solicitarlos, antes de contratarlos debemos asegurarnos de poder reembolsar el capital que pidamos sin problema.