1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Préstamos gratis: ¿realidad o ficción?

Préstamos gratis: ¿realidad o ficción?

Hoy día, cuando leemos cualquier cosa que lleva la palabra gratis, solemos sentir el impulso irrefrenable de contratarla o solicitarla. No buscamos dónde está la trampa, si es que la hubiera, ni contrastamos información.

Demasiadas son las empresas que añaden la palabra gratis a sus productos o servicios. Y en una minúscula letra pequeña y con lenguaje difícil de descifrar describen que eso de gratis no es tal, sino que es en base a unas condiciones, a un coste o, en algunas ocasiones, incluso, una trampa que nos conlleva más gastos de los que parecía.

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 16)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
QueBueno
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 1)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Hablando de cualquier tipología de empresa en general, lo primero que hay que dejar claro es que nadie regala nada y que las compañías que, por algún motivo, utilizan la palabra gratis en sus promociones persiguen algún fin o no están siendo transparentes.

Centrándonos en el mercado financiero en particular, hay que señalar que pocas cosas “gratis” se van a encontrar y que en el caso de los préstamos gratis, aunque los hay, también tienen una intención y unas condiciones que hay que tener claras.

En primer lugar, destaca el hecho de que en los últimos años han surgido multitud de empresas de microcréditos que ofertan similares productos financieros. Lo que diferencia a unas de otras es, básicamente, lo que esté buscando el cliente, ya que algunas ofrecen unas condiciones más flexibles con un coste mayor para emergencias, otras son más económicas pero limitadas, las hay más orientadas al largo plazo en la devolución y también aquellas que están pensadas para solventar cuestiones económicas más personales. Sea como sea, todas tienen en común varios puntos: se gestionan a través de Internet, ofrecen el dinero al instante y ofrecen la posibilidad de realizar la petición y la obtención del crédito en apenas unos minutos.

No todas, pero sí la mayoría de ellas, además, ofrecen el primer préstamo gratis.

¿Qué objetivo tienen al ofrecer el primer préstamo gratis?

Como decimos, la realidad de que existan tantas empresas de microprestamos en el mercado hace muchas veces que el cliente no sepa a cual dirigirse. Como estrategia para darse a conocer, muchas empresas de mini créditos financieros personales ofrecen el primer préstamo de forma gratuita con el objetivo de captar nueva clientela. Esto es así porque se asegurarán, si ofrecen un buen servicio y si el cliente se gestiona bien, que se fidelizará: aumentarán su base de datos, la satisfacción media de sus usuarios y su reputación online.

¿Qué condiciones presenta ese primer préstamo gratis?

Hay que tener claro, para empezar, que cuando se hace referencia a ese primer préstamo gratis, no se está hablando de dinero entregado sin ningún tipo de condición. No se trata de una lotería. El préstamo sigue siendo un préstamo y sigue estando sujeto a unas condiciones que hay que cumplir: unos plazos de devolución, básicamente. Y, además, para que sea concedido, el prestatario tiene que cumplir una serie de requisitos, que varían según la entidad, pero que se pueden resumir en:

  • Mayoría de edad
  • Nacionalidad española
  • Email y número de teléfono propios

Además, muchos prestamistas comprobarán que no apareces en ninguna lista de morosos y que se puedan demostrar ingresos recurrentes. Los hay incluso que solo concederán los micropréstamos solo a quienes presenten la nómina.

Además de tener claro esto, lo que conlleva solicitar un préstamo gratuito es que este está exento de intereses. Pero esto no quiere decir que no tenga comisiones en algunos casos y, sobre todo, que no tenga ninguna repercusión no cumplir con la parte del contrato que corresponde al prestatario.

En cualquier caso, la condición más común de todas estas empresas de préstamos financieros es que el importe de dicho préstamo suele ser limitado. Veamos ejemplos:
Ferratum Money, por ejemplo, ofrece el primer préstamo gratis. Esto es, si leemos toda la explicación, que no lleva acarreado comisiones y que no se pagarán intereses los 30 primeros días. En este caso, hay que tener claro que si se solicitan plazos de devolución superiores a ese mes, sí que se comenzarán a aplicar los intereses. También hay que tener claro que el primer préstamo no será en ningún caso superior a 500 euros.

Vivus también oferta el primer préstamo gratis. Aquí lo que hay que tener claro es que el importe no superará los 300 euros y que los plazos de devolución no podrán ser superiores a 30 días.

Dineo es otra de las empresas de préstamos rápidos que pone a disposición de los clientes el primero de forma gratuita, sin intereses ni comisiones. Ahora bien, debe ser la primera vez que se trabaje con ellos y no pueden solicitarse más de 300 euros.

Buscar, comparar, reflexionar y decidir

Siempre insistimos en la necesidad de pensar de forma concienzuda para qué se requieren estos préstamos y si se puede hacer frente a su devolución. El hecho de que se trate un primer préstamo sin gastos añadidos no significa que no haya que planteárselo del mismo modo. No se debe actuar por impulso y siempre hay que tener claro que, en cualquier caso, si no se devuelve en el tiempo acordado (aunque se trate de la misma cantidad que te prestaron) las consecuencias pueden ser desastrosas para la economía doméstica.