1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Préstamos para casa, esa ayuda que buscas en un solo clic

Préstamos para casa, esa ayuda que buscas en un solo clic

Tomar un préstamo personal para financiar una vivienda viene siendo un tendencia de los últimos años. Es posible solicitar un préstamo hipotecario. Ambas opciones tienen ventajas y desventajas. Valora la mejor acorde al tipo de usuario que eres, los préstamos para casa pueden ofrecer la posibilidad de adquirir por fin ese inmueble que deseas disfrutar y hacer tu hogar.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el tipo de interés medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas en marzo del 2018 fue del 2,62% y el promedio para el plazo de las hipotecas fue de 24 años. El importe medio de los préstamos hipotecarios fue de 119,783 euros en marzo.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

La cuantía para la adquisición de una vivienda no es elevada, por tanto es probable que surja la duda si acudir a un préstamo personal o a una hipoteca para adquirir una casa.

¿Qué puede resultar más interesante, un préstamo personal o un hipotecario?

Un préstamo hipotecario puede interesar cuando la suma necesaria para financiar la compra de la vivienda es elevada, según algunos especialistas un préstamo personal es recomendable hasta 100.000€. Un préstamo personal el único coste que tendría sería la intervención del notario, el cual tendría un arancel del 0,3% del dinero solicitado.

En un préstamo hipotecario es necesario abonar un 10% del valor real del préstamo. Para la constitución del mismo se debe tener en cuenta el coste de la tasación, notaría, registro y el impuesto sobre la escritura notarial (AJD). Estos Actos Jurídicos Documentados varían según la comunidad autónoma donde se realizará la operación. Se toma como base la responsabilidad hipotecaria y esta oscila entre 0,75% y el 1,5%.

Se debe seleccionar la cantidad adecuada de endeudamiento, solo que realmente se necesita, estudia los costes sin olvidar aquellos del tipo de interés, ten en cuenta que es un préstamo a largo plazo y es importante escoger la cantidad adecuada para ejecutar el pago mensual.

Un préstamo para casa ahorra tiempo, dinero y explicaciones, la documentación solicitada es escasa: nómina, contrato laboral o ingresos regulares suficientes y datos personales. No se solicitará información sobre el bien que se adquirirá. Un préstamo hipotecario requiere un análisis más profundo del riesgo del cliente. No todo es color de rosa en un préstamo personal. Un préstamo de este tipo puede tener un interés entre el 5% y 8%. Las hipotecas fijas poseen un porcentaje de interés entre el 2% y el 3%.

A modo de resumen estas son las características principales de cada tipo de préstamo

Préstamos hipotecarios
El importe que se concede con ellos es elevado, normalmente superior a 50.000€, si posees ahorros y deseas un préstamo cercano a 100.000€ para adquirir ese inmueble esta puede ser la solución.

Es un préstamo a largo plazo, es muy probable que estés pagándolo por los próximos 20 años o más. El tiempo también permite reducir la cantidad mensual a devolver, pero puede elevar el porcentaje de interés sobre todo si es una tasa variable.

Requiere de la entrega de documentación detallada y elaborada explícitamente para esa situación, así que la tarea requiere de tiempo, avales, nómina, certificados, tasaciones, notaria, seguros, contrato, etc…

Su solicitud, gestión y obtención está regulada por el banco de España.
Préstamos personales
El importe al que se puede acceder es inferior al préstamo hipotecario, aunque este depende de la entidad con que se solicite y la solvencia del cliente. Lo más común es acceder a sumas entre 5.000€-10.000€, pero existe la posibilidad de elevar esa cantidad cercana a los 100.000€.

Tiene un período de amortización inferior respecto a la hipoteca. Ese período lleva ligado sus respectivas tasas de interés que pueden ser de tipo variable o fijas en determinado período, también es necesario tener en cuenta comisiones de apertura.

La documentación solicitada es inferior.

No solo pueden adquirirse a través del Banco de España, existen entidades operativas en el país que brindan este servicio. Los préstamos personales pueden obtenerse también con empresas de capital privado las cuales han crecido últimamente, para acceder a la financiación no es imprescindible ser cliente fijo, ni contratar productos vinculados.

Un préstamo personal no solo puede servirte para adquirir una casa, además puedes obtener el capital que necesitas para reformarla, comprar un coche o fundar una empresa.

Elegir el préstamo adecuado depende de la capacidad económica del cliente, según tu solvencia mensual solicita el más conveniente. Un préstamo a largo plazo puede tener una amortización menos agresiva, pero recuerda que la adquisición de una hipoteca requiere gastos de apertura adicionales y estos no son reducidos además del papeleo. Un préstamo personal reduce trámites y el tiempo de devolución es inferior, por el contrario del porcentaje de interés respecto al préstamo hipotecario. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, el mejor préstamo es aquel con el que te sientas más cómodo.