1. Prestameria.es
  2. >
  3. Préstamos para desempleados

¿No tienes trabajo fijo? También puedes pedir un préstamo para desempleados

Vivus
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 14)
Cantidad: 300 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Dineo
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.7 (Número de puntuaciones: 14)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
CcLoan
Puntuación: 4.8 (Número de puntuaciones: 23)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 300 € / 800 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 400 €
Coste del préstamo: 100 € TAE 3172%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Ferratum
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 23)
Cantidad: 300 € / 500 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Creditstar
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 25)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 390 €
Coste del préstamo: 90 € TAE 2334%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Onlinecredit
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 396 €
Coste del préstamo: 96 € TAE 2825%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Twinero
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 405 €
Coste del préstamo: 105 € TAE 3752%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Estar sin trabajo suele conllevar problemas económicos que hacen que llegar a fin de mes sea más complicado. Además, aunque al estar en desempleo tendemos a tener más cuidado con los gastos, buscamos la forma de ser más ahorradores y planificamos con más cuidado y detalle todos los movimientos de nuestro capital, nada nos salva de los imprevistos de última hora que nos descuadran cualquier tipo de planificación previa.

No disponer de una nómina que asegure una cantidad fija de ingresos a final de cada mes, supone tener más dificultades para afrontar cualquiera de estos contratiempos y, al mismo tiempo, entraña más problemas para conseguir una ayuda extra. Esta dificultad se da sobre todo al tratar de obtener un préstamos para desempleados en entidades financieras tradicionales. Porque lo cierto es que cuando se trata de los micro préstamos, hay más facilidades.

Estar desempleado, no obstante, no significa estar parado y tampoco no tener ningún tipo de ingreso. Hay desempleados que pueden contar con una prestación por desempleo (el conocido como paro), lo cual les ayudará a la hora de solicitar un préstamo y de que éste se le conceda. De hecho, suele ser bastante común que personas en situación de desempleo hagan uso de esta financiación para continuar con su formación o reciclarse profesionalmente para conseguir así optar a un mejor empleo.

También hay personas desempleadas que están cobrando algún tipo de subsidio, bien sea por invalidez o por jubilación o se trate de otro tipo de prestación. En definitiva, para otorgarte un préstamo, el requisito que sí suele ser habitual es solicitar algún tipo de ingreso que sea regular y que acredite solvencia.

También hay personas que trabajan por temporadas, tienen alguna profesión muy ligada a la estacionalidad con periodos de liquidez económica y otros en los que hay que vivir de ahorros. En estos casos, bastaría con demostrar esa regularidad pasada en cuanto a ingresos para que las empresas crediticias aporten esa cantidad necesaria que requiere el solicitante.

Y hay otra tipología de desempleado, aunque no sea exactamente así: el emprendedor. Aquella persona que tiene una idea y no dispone del suficiente capital para ponerla en marcha. Necesitan un aporte extra que complemente sus cuentas iniciales porque suele ser habitual que aparezcan determinados contratiempos: una avería, una necesidad tecnológica, algo que no estaba contabilizado, una previsión no cumplida, etc.

Así que, estar sin empleo fijo complica las cosas, sí. Pero eso no quiere decir que no haya muchas alternativas y posibles soluciones para salir delante de los contratiempos que pueden surgir. Para saltar obstáculos, siempre se puede buscar una pequeña ayuda económica para quienes no tienen trabajo fijo, y ésta viene en forma de préstamos y también, de forma fácil y rápida, de microcréditos.

Rápido y por Internet

Porque en la actualidad existen múltiples posibilidades para conseguir préstamos para desempleados sin necesidad de acudir a una entidad financiera clásica que, además, suele ser más reacia a otorgar cualquier cantidad en según qué casos. Estos préstamos rápidos se pueden encontrar online, sin necesidad de ningún desplazamiento y con la documentación personal presentada de forma digital. Además, en la mayoría de los casos no se pide al solicitante el motivo por el que necesita el préstamo, por lo que no tiene que ser para cubrir necesidades determinadas, sino que se puede utilizar el dinero para lo que el usuario crea conveniente.

Este tipo de préstamos para desempleados tienen, en su mayoría, una herramienta de simulación que aplica los intereses que el usuario deberá aportar por el préstamo en función de la cantidad seleccionada y de los plazos que necesite para su devolución. Y son una gran opción para situaciones en las que se requiere tener liquidez para cualquier cuestión imprevista.

La mayoría de estas empresas ofrecen cantidades pequeñas y suelen ser solicitadas para devolver en un periodo de corta duración. Esto suele ocurrir porque los solicitantes, en muchos casos personas en situación de desempleo, pero con algún tipo de ingresos, necesitan el dinero con urgencia, pero saben que en poco tiempo van a disponer de dicha liquidez (por ejemplo, estar esperando a cobrar la prestación mensual).

Los datos personales que generalmente se tienen que ofrecer en este tipo de casos son sencillos y no muchos, de ahí además que suela tratarse de un procedimiento muy rápido y fácil: nombre completo, DNI, fecha de nacimiento, datos de cuenta del banco y la mínima información de contacto.

En resumen, si estás en situación de desempleo, pero te ocurren algunos imprevistos como la avería de un coche, la rotura de una cañería, un compromiso que no puedes eludir o un contratiempo que no puede esperar a que te llegue el dinero con el que haces tus cálculos, no te preocupes. Puedes optar por cualquier opción de préstamos para desempleados y puedes hacerlo a través de Internet y de una forma sencilla. Aunque los intereses suelen ser más altos que en las entidades financieras convencionales, también son los que menos exigencias tienen y muchas de ellas no requieren tener una nómina.