1. Prestameria.es
  2. >
  3. Préstamos para mayores

Préstamos para mayores de 75 años, ellos también pueden

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 16)
Cantidad: 300 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Dineo
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 22)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
CcLoan
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 25)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 300 € / 800 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 400 €
Coste del préstamo: 100 € TAE 3172%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Ferratum
Puntuación: 3.6 (Número de puntuaciones: 25)
Cantidad: 300 € / 500 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Creditstar
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 26)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 390 €
Coste del préstamo: 90 € TAE 2334%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Onlinecredit
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 396 €
Coste del préstamo: 96 € TAE 2825%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Twinero
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 405 €
Coste del préstamo: 105 € TAE 3752%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 300 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 300 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

A partir de los 60 años, hacer frente a los imprevistos financieros es en ocasiones más difícil de afrontar porque las entidades crediticias no son favorables a conceder préstamos a este colectivo. El motivo es, generalmente, la pérdida de poder adquisitivo que se tiene tras la jubilación o prejubilación y el hecho de que aumentan las posibilidades de que los beneficiarios incurran en impagos. A partir de los 70, los requisitos para obtener esos créditos se vuelven más exigentes y a partir de los 75 muchas entidades tradicionales directamente no ofertan ese producto financiero.

A pesar de ello, son muchas las necesidades que llevan a mayores de 60 a tener que solicitar un dinero extra en determinado momento. Una de las más comunes es la de tener que hacer frente a algún tipo de tratamiento dental, oftalmológico o auditivo o cualquier tipo de tratamiento médico u ortopédico.

Pero no solo la salud es una de las cuestiones por las que personas mayores de 60 necesitan un dinero extra. También el hogar. Muchas veces es necesario realizar cambios en determinadas estructuras de la casa (fontanería, electricidad, suelos, etc.) y hacerse cargo de la obra supone un desembolso económico del que no siempre se dispone en su totalidad. En casas más antiguas, por ejemplo, es habitual que a determinada edad se opte por deshacerse de la bañera e instalar un plato de ducha, pues es más seguro para la movilidad. Otras necesidades habituales son las de tener que cambiar mobiliario de la casa (por ejemplo camas y colchones, o sofás, etc.) o electrodomésticos, que suelen dejar de funcionar cada cierto tiempo y son bastantes caros y de primera necesidad.

Aunque bien es cierto que los mayores de 60 no solo necesitan un dinero extra para cubrir determinados imprevistos. También se dan otras casuísticas que hacen que lo puedan requerir, como realizar un viaje que llevaba mucho tiempo planeándose o en la celebración de algún evento. Por ejemplo, es bastante habitual pedir un pequeño préstamos para ayudar a los hijos con la celebración de su boda.

Seguros para que un pensionista pueda optar a un préstamo

Las entidades que realizan préstamos suelen tener en cuenta, no solo la edad del prestatario, sino también el tiempo en el que ésta tiene previsto realizar la devolución. Es por eso que en según qué casos, se le solicita al cliente hacerse con algún tipo de seguro que garantice la devolución del crédito prestado en caso de problemas.

Entre estos seguros, uno de los más habituales es el seguro de vida o/y amortización, que se hará cargo de pagar la deuda en caso de que el prestatario fallezca o sufra de invalidez. El seguro de vida se encarga de cubrir contingencias hasta los 65 años y el seguro de amortización cubrirá hasta los 70. No obstante, la contratación de ambos no es compatible, porque cubren lo mismo hasta la edad de jubilación.

En muchas ocasiones las entidades solicitan, además, que la edad de devolución del préstamo sea inferior a los 75 años. A partir de esta franja, como decíamos, conseguir un préstamo es más complicado y generalmente se requiere de un avalista, incluso hay empresas financieras que han reducido esta edad a los propios 70 (por ser hasta cuando cubren la mayoría de los seguros).

La máxima edad para poder optar a un préstamo varía según las condiciones de cada banco o entidad prestamista, pero suele medirse en relación a la edad que se tendrá cuando se haya devuelto la totalidad del dinero, y no la que se tiene cuando se solicita. Por ese motivo, solicitar un préstamo a corto plazo suele ser más sencillo que si se solicita realizar la devolución en muchas cuotas.

Préstamos para jubilados

Junto a las entidades financieras tradicionales, hay muchas empresas crediticias que ofertan mini créditos para personas de cualquier edad. Además, el hecho de poseer una pensión suele ser garantía de poder obtenerlo, ya que hay asegurados unos ingresos recurrentes.

Estos mini créditos son de varias cantidades y se pueden devolver según las necesidades del cliente, haciéndose cargo de unos intereses que variarán según el total solicitado y el tiempo requerido para su devolución.

No requieren aval y se solicitan de forma fácil y rápida, a través de Internet, y sin tener que dar explicaciones de para qué se requiere el dinero. La adquisición de este tipo de productos para financiar imprevistos o necesidades varias, no lleva implícita la contratación de ningún seguro adicional y desde el momento de su solicitud se puede saber cuánto se terminará pagando en el momento de la devolución completa, sin sustos.

Por todo ello la solicitud de mini préstamos se convierte en la mejor opción para cubrir ciertas necesidades a personas de determinada edad, la facilidad de optar a ellos, el hecho de que se trata de pequeñas cantidades a devolver en un plazo medio de tiempo, y que puede realizarse todo de forma rápida y al momento solo entregando el DNI y los datos relativos a la prestación por jubilación, convierten a los mini créditos en los productos perfectos para ser contratados por mayores de 60 años.