1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Préstamos para pagar otras deudas? ¿Son realmente la solución?

¿Préstamos para pagar otras deudas? ¿Son realmente la solución?

A todos nos ha pasado, en algún momento de nuestras vidas, que sentíamos que nos ahogábamos por las deudas que teníamos. Todos los plazos a pagar se iban acumulando y cuando parecía que no había más que pudiera sorprender a nuestra economía, llegaba aquel pago del que no nos acordábamos.

Tarjetas de créditos, recibos varios, pagos pendientes, etc. En definitiva, mucho dinero saliendo, más del que entra, y en momentos muy inoportunos, que desbarajustan cualquier planificación posible. Los números no salen y entonces nos planteamos varias posibilidades para hacerle frente: ir al banco a pedir ayuda, llamar a familiares o a amigos a ver si alguno puede echar una mano o buscar a través de Internet aquellos préstamos específicamente concebidos para pagar otras deudas.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

Ventajas de un préstamo para pagar deudas

Además del desahogo que su pone encontrar una manera de hacerle frente a todas las deudas, hay varias ventajas destacadas que podemos señalar si te decides a pedir un préstamo online para poder realizar tus pagos.
Rápido
Se trata de préstamos que puedes solicitar para hacer frente a urgencias. El trámite puede ser de apenas unos minutos ya que basta con rellenar una solicitud y aportar unos datos personales para saber si la entidad aprueba o deniega la prestación de dinero. Si el préstamo es concedido, basta con aceptar las condiciones del contrato para que se haga efectivo y en menos de un día el dinero estará en la cuenta corriente del receptor.
A medida
Las entidades financieras de microcrédito ofrecen, en muchos casos, el asesoramiento financiero necesario para elegir el mejor préstamo para pagar deudas. Muchas de estas empresas ofrecen entre su tipología de créditos aquellos destinados a reunificar deudas, disminuyendo la cantidad mensual a pagar, a costa eso sí, de aumentar los plazos. En cualquier caso, se adaptan a las necesidades de cada cliente para ponerles en bandeja la mejor opción.
Fácil
El procedimiento para solicitar cualquier tipo de préstamo online, sea con el objetivo que sea, incluso para pagar otras deudas, es realmente sencillo. Todo puede realizarse desde casa, sin necesidad de acudir a ninguna oficina a realizar interminables colas, y está explicado paso por paso cada procedimiento a seguir. Además, al finalizar la solicitud se aportará un contrato en el que aparecerán todas las condiciones y el precio final a pagar por el crédito. Documento, por otro lado, que siempre recomendamos leer con detenimiento para tener todo claro y a fresco en caso de futuras dudas.
Sin papeleo
Toda la tramitación se puede realizar de forma telemática y conectando, gracias a la tecnología, con la banca online en la que se encuentran todos los datos y el historial crediticio del solicitante. Los trámites se simplifican y los papeles están siempre disponibles en Internet o en el correo electrónico, evitando que se pierdan o haya cualquier otro tipo de retraso a causa de que falten datos, firmas, sellos o se traspapelen esos documentos.

Inconvenientes de contar con un préstamo para pagar deudas

Cuando se solicita un crédito para pagar deudas en realidad lo que se está haciendo en adquirir una nueva deuda. Por lo tanto, si se entra en una dinámica de seguir pidiendo para seguir haciendo frente a los pagos, se puede convertir en un círculo vicioso del que sea difícil salir y al que finalmente no se le pueda hacer frente.

Si se debe mucho dinero la situación puede terminar en embargo de bienes y terminar perdiendo todo lo que se tenga. No solo no se podrá hacer frente a los gastos cotidianos sino que afectará al ritmo de vida diaria y al futuro del deudor y también, en algunos casos, de su familia.

Conviene pensarse mucho la opción de solicitar un préstamo para pagar deudas, y hacerlo siempre con el objetivo de disponer de algo más de holgura a final de cada mes, sabiendo al mismo tiempo que se está alargando la situación (pues se aumentan los plazos) y que se está gastando más dinero.

Siempre hay que ser consciente de que los préstamos tienen un coste. Están ahí para ayudar al usuario a resolver pequeños problemas puntuales de financiación o mejorar unas etapas que sabemos que tarde o temprano pasarán y mejorarán. Nunca se debe solicitar un préstamo siendo conscientes de que el dinero que va a salir va a ser mucho más del que va a entrar.

Otras opciones financieras para pagar deudas

Si tienes todo claro y has concluido que el préstamo es la mejor opción y que te servirá para salir de ese registro de morosos que tanto te complica darte de alta en algunos servicios o solicitar otra tipología de préstamos y has decidido por tanto pedir un préstamo para pagar tus deudas, ¡adelante! Es una opción sencilla que, como hemos visto, tiene más ventajas que inconvenientes siempre que esté bien estudiada.
Si por el contrario te surgen dudas de si vas a poder hacerle frente, te recordamos que hay algunos recursos a los que puedes acudir para aclararte:

  • Pedir asesoramiento a un experto economista de confianza, que analice tus cuentas y te haga la mejor propuesta.
  • Solicitar un adelanto de nómina para respirar un poco ese mes, hasta que piensas otra opción o encuentras de dónde puedes recortar.
  • Hacer una lista de gastos prescindibles (y prescindir de ellos).
  • Pedir dinero a algún familiar y establecer, eso sí, un contrato privado para evitar problemas futuros que enturbien vuestra relación.