1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Prestamos para pensionistas: si lo necesitas, lo tienes

Prestamos para pensionistas: si lo necesitas, lo tienes

Uno de los productos financieros que más dudas generan son los préstamos para jubilados, por las características particulares de este colectivo frente a otros. Y es que una de las preguntas más frecuentes que se plantean muchos usuarios llegados a cierta edad es ¿puedo conseguir un préstamo si estoy jubilado/a o si soy pensionista? 

¿Influye la edad al pedir préstamos para pensionistas?

Tanto los bancos como los prestamistas privados tienen en cuenta varios factores relacionados con el perfil de los solicitantes para decidir si son aptos para acceder al crédito, siendo la capacidad de pago uno de los más importantes. Por ello, entre las comprobaciones efectuadas se incluye también la de la edad del potencial cliente, pues ser muy joven o muy mayor podría aumentar el riesgo de morosidad de la operación. Si ya estamos jubilados, podríamos acceder a los siguientes préstamos para pensionistas en función de nuestra edad.

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 16)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
QueBueno
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 1)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Los prejubilados pueden contratar un seguro de protección de pagos o de vida adjunto al contrato del préstamo. De este modo, el prestamista tendrá la seguridad de que reembolsaremos en dinero prestado y los intereses caso de que no podamos realizarlo por nuestra cuenta con cualquier motivo. Los seguros de vida cubrirán al asegurado hasta los 65 años, por lo general; los de protección de pagos, hasta los 70.

Los jubilados menores de 75 años podrán solicitar préstamos para pensionistas contratando un seguro adicionalmente a la contratación del préstamo. Además, muchas compañías exigen que nuestra edad cuando se finalice el reembolso del préstamo sea inferior a los 75 años, aunque esto varía entre entidades y dependiendo del producto que solicitemos.

Para los jubilados mayores de 75 años es muy probable que les pidan entregar el nombre de una tercera persona como aval, que se encargue de afrontar el pago de las cuotas si nosotros nos podemos hacerlo por cualquier motivo. Las políticas de riesgo de la mayoría de prestamistas exigen que se presente un aval cuando se supera cierta edad.

En la mayoría de los casos, los prestamistas establecen qué edad máxima no se puede superar para acceder a sus préstamos para pensionistas, ya sea en el momento de la firma, al vencimiento del producto o en ambas situaciones. Esto es especialmente importante cuando se piden préstamos a largo plazo, pues nuestra avanzada edad nos impedirá contratar productos con períodos de devolución prolongados y nos obligará a devolver el dinero en menos tiempo.

Variables en cuenta para otorgar préstamos a jubilados

  • 1. SOLVENCIA: es lo primero que cualquier entidad crediticia tiene en cuenta, ya estemos hablando de un préstamo para jubilados o para cualquier otro colectivo que lo solicite. Si la entidad prestamista considera que no vas a poder devolver tu crédito rápido online, no lo aprobará. En el caso de los préstamos para jubilados, la solvencia se valorará sobre la declaración de la renta y los recibos de ingreso de la pensión de jubilación principalmente.
  • 2. EDAD: cualquier prestamista tendrá en cuenta si el prestatario podrá devolver su préstamo como muy tarde a los 75 años cumplidos, puesto que a partir de esta edad el riesgo de impago aumenta. La práctica habitual es que se nos exija un aval, normalmente algún heredero, que cumpla con el préstamo en caso de fallecimiento o impago. En su defecto, la exigencia puede pasar por un seguro de impago.

Documentación para solicitar un préstamo para pensionistas

El requisito principal que exigen las entidades que ofrecen préstamos para pensionistas es disponer de unos ingresos suficientes para poder devolver el dinero y los intereses en el plazo seleccionado. Por ello, si tu edad es muy avanzada, es posible que no puedas acceder al crédito, pues la entidad no querrá asumir el riesgo de no recuperar lo prestado. En general, la edad máxima que se permite tener suele ser de hasta 75 años al finalizar el plazo, aunque puede ser distinta dependiendo de nuestra capacidad de reembolso y del prestamista al que decidamos acudir.
En algunas ocasiones, además, el prestamista nos exigirá que contratemos un seguro de vida que cubra la amortización del crédito en el caso de que fallezcamos. El motivo por el que se pide suscribir este seguro es que los jubilados tienen una edad muy elevada, así que algunas entidades solo conceden préstamos para pensionistas si se les da esta garantía extra de que recuperarán el dinero.
En cualquier caso, para demostrar que cumplimos con las condiciones exigidas, tendremos que presentar la siguiente documentación:

  • Uno o varios ingresos de las últimas pensiones que hemos recibido para certificar sus características de importe y regularidad.
  • Documento de acreditación de pensionista o jubilado y el DNI o NIE.
  • Extracto bancario con los últimos movimientos mensuales.

Proporcionando esta documentación, no tendremos ningún problema en acceder a los préstamos para pensionistas que necesitamos. Los documentos que necesitan las entidades crediticias servirán para que certifiquen que recibimos una pensión y que somos lo suficientemente solventes como para reembolsar los créditos sin necesidad de sobreendeudarnos. Además, contrastarán la información de nuestros documentos con la que pongamos en el formulario, por lo que debemos asegurarnos de que esté correctamente plasmada, actualizada y que las fotocopias sean perfectamente legibles.