1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. ¿Préstamos urgentes para la vuelta al cole? Conoce todas sus ventajas

¿Préstamos urgentes para la vuelta al cole? Conoce todas sus ventajas

En todo año corriente hay dos cuestas muy difíciles de subir: la de enero y la de septiembre. Para quienes tienen hijos la cuesta de septiembre es aún más dura porque a todas las deudas que se han acumulado durante el verano y las bien merecidas vacaciones hay que sumarle los gastos que conlleva la vuelta al cole de los niños.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, la vuelta al cole supone, por niño, unos 500 euros extra. A los libros y material escolar hay que sumarle las zapatillas, la mochila, la ropa, etc.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

¿No puedes hacerle frente con tu planificación habitual? Normal, para la media de los españoles, llegar a fin de mes es un auténtico desafío. Cuánto más con estos gastos añadidos. Pero no te preocupes, los préstamos urgentes te pueden ayudar. Eso, y una correcta planificación de las necesidades escolares de tus pequeños.

Sin nóminas ni necesidad de aval

Una de las principales ventajas de los préstamos urgentes y que los convierten en una estupenda alternativa para hacer frente a los gastos de vuelta al cole, es que no requieren de nómina. Es decir, no tienes que disponer de ningún tipo de contrato temporal o indefinido para poder solicitarlo. Lo importante es que demuestres que tienes un historial crediticio saneado y que asegures que dispones de ingresos recurrentes provenientes de otras fuentes. ¿Por ejemplo? Pues el subsidio por desempleo, pensiones por incapacidad, facturas recurrentes (por trabajar por cuenta propia), etc. Tampoco tendrás que requerir de ningún avalista, ni hipotecar ninguno de tus bienes.

Sin papeleos ni esperas

Otra de las grandes ventajas de los créditos rápidos y urgentes es que hacen honor a su nombre. Se tramitan de forma telemática, evitando la presentación de cientos de papeles como documentación. Solo te pedirán algunos documentos en el caso de detectar alguna irregularidad. Lo habitual es que con tus datos bancarios y personales se conecte con tu banca electrónica y se acredite tu identidad y tu situación financiera.

No tendrás que hacer colas, todo se realiza a través de Internet por lo que puedes acceder y solicitarlos a través de tu ordenador o incluso de tu teléfono móvil. En apenas unos minutos habrás hecho la solicitud y en otros pocos más tendrás una respuesta. No tienes que esperar turno en un sillón mientras atienden a otras personas durante casi una hora. Lo puedes solicitar directamente desde tu propio sofá.

Sin problemas con los archivos de morosos

No tienes que preocuparte si cuentas con alguna deuda anterior y aparece tu nombre inscrito en algún archivo de morosos. La mayoría de las empresas crediticias que los consultan se basan en la cantidad que debes para concederte o denegarte dicho préstamo. Es decir, si estás ahí por una pequeña deuda no lo tendrán en cuenta.

En cómodos plazos

Cuando se solicita un préstamo urgente, el mayor beneficio es que la devolución no tiene que hacerse de golpe. Todo el montante que solicitas y que tú administras y gastas en lo que vas necesitando, lo debes devolver en los plazos que tú mismo selecciones. Y las compañías crediticias pueden ser bastante flexibles en este aspecto.

Debes saber, eso sí, que cuántas más cuotas requieras para la devolución total de tu préstamo, menos económico te saldrá, pues los intereses suelen ser elevados y cada nueva mensualidad encarece tu crédito.

No obstante, esta flexibilidad es muy positiva para quienes tienen muy claro cuánto necesitas, cuánto ingresan cada mes y cómo les viene mejor en su economía doméstica afrontar la devolución de esta cantidad prestada.

Cómo ahorrar en los gastos de vuelta al cole

Si un préstamo urgente es la solución a la falta de liquidez para poder hacer frente a los gastos de la vuelta al cole, la planificación y organización son la mejor solución para optimizar dicho préstamo.
Existen muchos pequeños trucos para obtener los mejores precios y para no tener que disponer de tanta cantidad de dinero para que tus hijos vayan totalmente equipados a su nuevo curso escolar.

Libros de texto de segunda mano

En un año es posible que los libros que usaron aquellos que van un curso por delante de tu hijo o hija sí le sirvan, y podrás adquirirlos a un precio mucho más económico en varios sitios. Del mismo modo, esas plataformas de compra-venta de libros las puedes utilizar para vender aquellos textos que tus pequeños ya han aprendido, y sacar un pequeño beneficio que puedes reinvertir.

Por eso, una cuestión importante es que animes a tus hijos a cuidar los libros, a escribir en las libretas en vez de en ellos y que juntos los forréis cada comienzo de año para que se estropeen menos. Todos saldréis ganando.

Reciclaje de ropa

Los niños crecen tan rápido que en muchos casos no les da tiempo ni a estropear la ropa. Además, las prendas de vestir son cada vez más unisex. Por lo que si tienes más de un hijo hay mucha de la ropa del mayor que podrán utilizar los que vienen después, y lo mismo ocurre si tienes sobrinos o sobrinas. Cuida el lavado de la ropa y enséñales a tratarla bien. Durará mucho más tiempo y tendrá más vidas, lo que se traducirá en un buen ahorro.

Compra el material escolar en lote

Si planificas lo que en principio le hará falta de golpe en alguna gran superficie probablemente te salga más barato que si vas comprando a goteo y no llevas el control. Recuerda también que las marcas blancas son más económicas y que siempre puedes encontrar ofertas si buscas y comparas.

Ahorra durante todo el año

Por último, como ya sabes que vas a tener ese gasto cada año intenta, en la medida de tus posibilidades, guardar una pequeña parte de tus ingresos al mes para afrontarlo. Así, aunque tengas que disponer de créditos urgentes u otro tipo de préstamos, siempre será por una menor cantidad y te saldrán más económicos.