1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Primer préstamo gratis, ¿la trampa de Vivus?

Primer préstamo gratis, ¿la trampa de Vivus?

El mini crédito Vivus lanza a sus clientes una de las mejores ofertas del mercado: si solicitamos un mini préstamo a Vivus por primera vez, podemos conseguir hasta 300 euros completamente gratis. Además, si ya hemos solicitado un mini crédito con Vivus anteriormente, lo hemos devuelto en el plazo acordado y cumpliendo con todas las condiciones, podremos acceder a un importe máximo de 1.000 euros.

Crédito gratis, señores. Una realidad como un templo que sorprende a muchos usuarios y hace que se pregunten: ¿qué truco tienen los préstamos Vivus? ¿Hay trampa?

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

Y no, no la hay. Sólo que no hay que olvidar que, a partir de la primera solicitud, el precio de 100 euros prestados por Vivus a 30 días serán 30 euros. Pero incluso con los mini créditos de Vivus que pidamos después del primero, que es gratuito, podremos disfrutar de unos intereses por debajo de la media del sector de mini préstamos. Tendremos que pagar un 1% diario por la cantidad que pidamos. En realidad, no hay trampa.

Vivus, la empresa líder en micro préstamos sin comisiones

A la hora de elegir un Micropréstamo que aparentemente no cobra intereses, también es importante fijarse en la letra pequeña y en sus costes asociados. Vivus es una de las compañías especializadas en este tipo de productos que cuenta con una oferta sin coste. Eso sí, antes de solicitarlo, es necesario tener en cuenta dos aspectos importantes:

El primero, que esa oferta de préstamo gratuito sólo vale para cantidades que no superen los 300 euros. Si la cifra a solicitar es mayor, habría que abonar unos intereses muy elevados: por ejemplo, al pedir 400 euros, habría que pagar unos honorarios de 96 euros (casi una cuarta parte del importe concedido) y con 800 euros, 192 euros de intereses.

La segunda cuestión es que es necesario respetar el plazo de devolución. Esta promoción solo se aplica a los nuevos clientes que soliciten hasta 300 euros a devolver en 30 días. En caso de rebasar ese período, la entidad cobrará una comisión del 1% diario, que puede llegar hasta el 200% si el impago se alarga.

Vivus se caracteriza por su claridad en las condiciones de préstamo de capital, plazos de pago y porcentaje de comisión por devolución del dinero prestado. Para no sentirse defraudado si finalmente uno no es capaz de afrontar su deuda con la financiera, lo recomendable siempre es informarse antes de pedir un préstamo por Internet.

¿Es seguro pedir un préstamo Vivus por Internet?

Los préstamos rápidos son uno de los avances de Internet que pretenden hacer nuestra vida más fácil, es decir, son parte de la solución, no el problema. Los créditos online están hechos para ayudar a la gente que lo necesita y no para estafarlos. Lamentablemente en la web circulan varias pseudo empresas de origen dudoso que con sus acciones hacen quedar mal a todo el mercado de los créditos online, por eso es fundamental encontrar sitios seguros que nos ayuden a encontrar la mejor oferta de préstamos online y seguir algunas pautas de seguridad.

Consejos para pedir un préstamo Vivus online

Antes de pedir un préstamo Vivus online, debemos seguir algunos consejos para no ser estafados.

  • Saber en qué consisten los fraudes: la mayoría de los estafadores en el mundo de los préstamos rápidos solicitan un adelanto del dinero que pides. Nunca des un adelanto de nada. Los sitios serios te dan el dinero y luego lo devuelves.
  • Recurre a empresas de confianza: no pidas dinero a empresas que no conoces y de las que no tienes referencias. Si la empresa en cuestión no ofrece ninguna opción de contacto, lo más probable es que sea una estafa. Una empresa sólida tiene página web, número telefónico, correo y chat para dar atención a sus clientes. Asimismo, cuenta con presencia en Facebook y otras redes sociales donde puedes enterarte de lo que dicen los usuarios.
  • Mira la seguridad del sitio web: hay algunas cosas básicas que tenemos que mirar para saber si una página de Internet es segura. Primero, asegúrate de que aparezca el candado verde en la barra de direcciones. Eso te va a indicar que el sitio web en el que te encuentras es seguro. Además, la dirección debe tener “https” que significa que está activo el protocolo de seguridad.
  • Lee las condiciones del contrato: por lo general, en los préstamos online las condiciones están en un link. Si la página es seria, verás en esas condiciones que no hay ninguna estafa, que todo está dentro del marco de la ley. Tómate tu tiempo y lee las condiciones antes de aceptar.
  • Los acuerdos orales no son serios: nunca confíes en los préstamos rápidos que se otorgan por teléfono. Cuando pides un crédito, el acuerdo debe quedar por escrito. En un contrato serio todo queda registrado en bases de datos seguras y a través de un correo electrónico.