1. Prestameria.es
  2. >
  3. ¿Puedo cancelar mi crédito online si me arrepiento de haberlo pedido?

¿Puedo cancelar mi crédito online si me arrepiento de haberlo pedido?

Cuando un usuario se ve en la situación de solicitar un crédito online, tiende a estudiar e investigar todos los detalles relativos a cantidades, plazos de devolución, intereses de demora, bancos con los que la entidad prestamista trabaja, etc. Pero pocos se plantean si se puede realizar una cancelación del crédito porque, siendo claros, no es algo que ocurra a menudo.

Ahora bien, no por no ser habitual puede ser imposible. Y en más de una ocasión un prestamista se ha visto con ingresos extra con los que no contaba, justo en el momento de haber recibido el crédito online que había solicitado.

La concesión de un mini crédito online, además, es un trámite muy sencillo y que requiere poco tiempo. Por lo que también hay que contar con que, en ocasiones, el solicitante del dinero no ha hecho bien los cálculos, no ha mirado bien los plazos o no ha contado con algún tipo de condición que no le resultaba óptima en ese momento.

En cualquier caso, el “arrepentimiento” a la hora de pedir un crédito online sucede, no demasiadas veces, pero sucede. Y es justo por eso del “no es algo habitual”, por lo que cuesta encontrar información en las diferentes plataformas financieras que hablen sobre el tema. Pero, para que te quede claro desde ya, sí se puede cancelar un crédito online.

Ahora bien, existen algunas cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de hacer tu renuncia al préstamo solicitado. Por ejemplo, que para cancelar sin ningún problema el contrato referente a tu crédito online, no deben haber pasado más de 14 días naturales desde que se efectuó ese contrato con la entidad financiera.

También, hay que tener claro que en este caso, en el de cumplir con ese plazo estipulado, no se incurrirá en gastos extra pero sí que se tendrán que abonar aquellos intereses que se hayan generado desde que se solicitó el préstamo hasta que se ha solicitado su cancelación, así como el importe de la cantidad total prestada. La devolución de este dinero tiene que llevarse a cabo en menos de 30 días naturales desde que se pide la cancelación.

Otro requisito básico, que parece una obviedad, es hacer la comunicación del desistimiento a la entidad que te ha concedido ese crédito online. Y esta comunicación no debe ser únicamente un email o llamada telefónica. El derecho a cancelar el crédito online debe expresarse por escrito, con los datos completos del prestatario, incluido el DNI, fecha en la que se emitió el microcrédito y la firma correspondiente. Además, se aconseja guardar una copia del mismo y algún tipo de constancia escrita de su entrega.

Por lo tanto, se pueden resumir en tres puntos clave las obligaciones a cumplir si se quiere renunciar a un préstamo rápido sin costes añadidos:

  • Estar dentro de los 14 días naturales posteriores a la concesión
  • Pagar los intereses desde la concesión hasta que se cancela el préstamo
  • Notificarlo de forma oficial al prestamista

Ahora bien, también hay que tener en cuenta que hay préstamos de corta duración, por lo que el derecho a desistimiento no puede ejercerse si el préstamo ya se ha ejecutado totalmente. Eso sí, si te has arrepentido de la solicitud, no tienes por qué dar ningún tipo de explicación ni motivo de tu arrepentimiento.

¿Y sobre la cancelación anticipada pasados más de 14 días?

Entre otras de las múltiples posibilidades existentes puede ocurrir que, efectivamente, contemos con un dinero extra para realizar la devolución del préstamo mucho antes de lo que habíamos previsto, pero que ya hayan transcurrido esos 14 días que la ley marca para realizar la cancelación del préstamo sin costes adicionales.

En tal caso, debes saber que todas las entidades financieras ofertan la posibilidad de hacer una devolución del préstamo antes del tiempo fijado, pero que las condiciones del mismo dependerán mucho de lo que hayas firmado en tu contrato.

En general, se ofertan dos posibilidades diferentes, y ya dependerá de ti que escojas la que más te interese tras echar cuentas. La conocida como amortización parcial, o la amortización total. Ambas se pueden solicitar en cualquier momento, pero tienen un coste.

Sencillamente, se trata de devolver a la entidad prestataria esa cantidad de la que ya disponemos y queremos devolver, antes de tiempo. La comisión por llevar a cabo esto no debe ser nunca mayor del 1% del total que se reembolse, en caso de que los plazos de devolución fijados previamente superen el año, o del 0,5% en caso de que sea menos de un año el tiempo marcado al finalizar el contrato.

Cuando decimos lo de echar cuentas es porque si la amortización que se realiza del préstamo es parcial, lo que queda por devolver se podrá hacer en una cantidad menor al mes, con los mismos plazos fijados, en cuyo caso los intereses serán más elevados de los que se plantearon al inicio, o con la misma cantidad al mes, pero acortando los tiempos.

En cualquier caso, como siempre, te recomendamos que antes de iniciar cualquier tipo de solicitud y trámite para obtener un crédito online lo pienses bien, estudies todas las opciones del mercado y también, si crees que vas a poder recibir algún dinero antes de tiempo, te informes de las condiciones particulares de cada entidad respecto a las devoluciones anticipadas.