1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Qué es un Microcrédito? Un concepto financiero a la orden del día

¿Qué es un Microcrédito? Un concepto financiero a la orden del día

Tenemos un aprieto momentáneo, deseamos un producto que no nos podemos permitir porque vamos muy justos de dinero, y vemos, generalmente en Internet, un anuncio de una empresa, que asegura que nos puede prestar desde 100 o 200 euros hasta 500 o 600 sin el menor problema y con pequeñas comisiones. De hecho, es muy posible que en el primer préstamo que nos hagan apenas nos apliquen comisiones e incluso sean laxos en el tiempo de devolución, de modo que el microcrédito parece gratuito y muchas veces, ¡lo son! Para conocer qué es y cómo funciona un microcrédito sigue leyendo a continuación.

¿Cuál es el significado de “microcréditos”?

Los microcréditos son pequeños préstamos que se conceden ante una necesidad de dinero rápido. Las ventajas de los microcréditos son, ante todo, prácticas. Por ejemplo, su rapidez: se solicitan en un instante y no hace falta esperar mucho tiempo para disfrutarlos. De hecho, la mayoría los usuarios de este tipo de servicios obtienen su dinero en menos de 10-15 minutos, a contar desde el momento del envío de la solicitud: la mandas a través de su web, la analiza la empresa que te presta el dinero, confirmas tus datos a través de un SMS de móvil y, acto seguido, te transfieren tu dinero. Otra de las ventajas prácticas de estos microcréditos online es la flexibilidad en las formas de pago para la devolución. Cuando llegue el momento acordado para ello, podrás hacer una transferencia online, pagar con tarjeta de crédito o depositar el dinero en efectivo en una oficina bancaria. Muchos usuarios también valoran la ausencia de compromisos a largo plazo. Mientras los microcréditos bancarios implican un calendario de amortización de numerosas cuotas, en el caso de los microcréditos online la devolución implica una sola: pagándola, quedarás liberado de tu compromiso con la empresa hasta la próxima vez que solicites un nuevo microcrédito.
Y esa libertad también te la ofrecen en cuanto al uso del dinero. Mientras muchos créditos bancarios van ligados a un gasto concreto (hipoteca, estudios, viajes de vacaciones), en el caso de los microcréditos online no te preguntan para qué necesitas tu dinero: te lo entregan, sin más. Y por último, las condiciones que se requieren para su concesión son otro de los motivos que llevan a considerar la solicitud de un microcrédito. En muchos casos los microcréditos online no requieren nómina ni aval, e incluso aceptan que estemos incluidos en ASNEF.

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
QueBueno
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

El origen: ¿cómo surgen los microcréditos?

El origen de los microcrédito data de los años 60 de la mano de Muhammad Yunnus, conocido como el “banquero de los pobres” y galardonado con el Premio Nobel de la Paz en el año 2006, denominándose microcréditos sociales. Su utilización inicialmente estuvo vinculada a los países en vías de desarrollo. Muhammad Yunnus, Jefe del Programa Económico Rural de la Universidad de Chittagong, al observar la realidad que le rodeaba y darse cuenta de las necesidades de la población más pobre, decidió inicialmente prestar a 42 personas dispuestas a trabajar los 27 dólares que necesitaban, dinero que recuperó íntegramente. Esta iniciativa de carácter experimental la repitió durante nueve años con el objetivo de poder perfeccionar la metodología. A pesar de la evidencia de que los pobres devolvían el dinero, no logró obtener la confianza de los bancos tradicionales para que fueran ellos quienes prestaran directamente a los pobres que carecieran de garantías reales o avalistas, sino que, inicialmente, para poder conseguir los créditos él tenía que figurar como avalista. Entonces surgió la idea de crear un banco independiente para los pobres, que se dedicaría a la concesión de microcréditos, primando los objetivos de índole social sobre los beneficios financieros.

¿Cómo conseguir un microcrédito?

El proceso para conseguir un microcrédito online es rápido y sencillo. Antes de que tomes ninguna decisión, se aconseja que analices toda la oferta de créditos online disponibles. De este modo, te aseguras de contratar un microcrédito a tu medida. Una vez seleccionado el microcrédito que quieres solicitar tendrás que acceder a la página web de la compañía crediticia e iniciar los trámites de solicitud. Para ello, tendrás que completar sus formularios de solicitud y en algunos casos enviar la documentación que te sea requerida. Hecho esto no quedaría más que esperar una respuesta, que en caso de ser afirmativa, pondría en tu cuenta bancaria el dinero solicitado en cuestión de minutos.

¿Cuánto dinero puedo conseguir a través de un microcrédito?

No hay una respuesta concreta a esa cuestión, ya que la cantidad varía en función de diversos factores. Un cliente que haya recurrido a los microcréditos online anteriormente y tenga confianza por parte de la empresa, disponga de una sólida situación financiera y trabaje con una empresa de microcréditos que ofrece cantidades considerables, no debería tener problemas en conseguir un microcrédito de entre 600 y 900 euros. Sin embargo, un cliente que accede por primera vez difícilmente podrá obtener más de 200-300 euros, ya que ese es el estándar del sector en lo referente a primeros microcréditos. Como regla general, la primera vez que se accede a esta clase de financiación las cantidades son modestas, ya que la empresa necesita evaluar la fiabilidad del cliente y para ello minimiza su riesgo. Una vez devuelto el primer crédito, se tiene la opción de conseguir cantidades superiores, aunque éstas dependerán del nivel de ingresos regulares que se pueda acreditar. Si por cualquier motivo se necesita un microcrédito por un importe superior, podemos acudir a empresas que ofrecen créditos rápidos de mayor importe con tipos de interés muy competitivos, que nos ofrecen mayores plazos de devolución.

Requisitos para obtener un microcrédito

Existe una serie de requisitos en común que son exigidos por todas las empresas para obtener un microcrédito. Dichos requisitos se refieren a la edad del solicitante, residencia, su capacidad para acreditar cierto nivel de ingresos y disponer de una cuenta bancaria de titularidad propia. La edad mínima para solicitar un microcrédito son 18 años. Por debajo de la mayoría de edad ninguna empresa considerará la solicitud, aunque hay que señalar que no todas dan el visto bueno a la misma cuando el solicitante ha alcanzado ese mínimo. Mientras algunas la dan por buena, otras consideran que para mayor seguridad, el solicitante ha de contar con 21 años, e incluso existen unas pocas que marcan la edad en 25 años. Detrás de esta limitación no hay más que una intención de garantizar que el cliente goza de la suficiente madurez como para entender las obligaciones que adquiere con un mini crédito de este tipo. La nacionalidad no suele ser un impedimento, pero sí que se exige de forma generalizada que el domicilio habitual de quien solicita el préstamo esté ubicado en territorio español. Es decir tener residencia española. También hay que poder acreditar ingresos suficientes y regulares. El último requisito que se solicita comúnmente es una cuenta bancaria cuya titularidad coincida con la identidad del solicitante.