1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. ¡Que no cuenda el pánico! Tenemos la respuesta a tu urgente “¡Necesito dinero!”

¡Que no cuenda el pánico! Tenemos la respuesta a tu urgente “¡Necesito dinero!”

Nos encontramos en un momento en el que todo ha subido de precio. Cada bien o servicio que se desee adquirir tiene mayor coste que hace unos años y, en la mayoría de los casos, ni los salarios ni las prestaciones se han puesto a la altura. La frase ‘necesito dinero’ está en boca de casi todo el mundo porque es muy difícil poder hacerse cargo de todo.

Además de cuestiones de primera necesidad, que suelen representarse en forma de facturas, reparaciones, pagos de alquiler, nuevos electrodomésticos, etc. hay otros asuntos que se quieren abordar y para los que siempre hace falta capital. En ese momento, tu primera opción siempre es la de gritar a los cuatro vientos “¡Necesito dinero!” esperando a ver si ese karma del que tanto se habla te devuelve tus buenas acciones del pasado en forma de una lotería premiada. Pero, lo sentimos, eso no pasa.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

Puedes leer tu horóscopo en busca de un mensaje revelador, rezarles a todos los dioses antiguos y nuevos, o probar a ir al bingo con tu abuela, que siempre ha dicho que se le daba muy bien. Pero, seamos claros, nada de eso funciona.

Asumida que la providencia no se va a poner de tu parte, probablemente te dirigirás a Google y teclearás la frase: Necesito dinero. En este caso sí que recibirás más respuestas, y sin ayuda divina, ya que en el mercado hay cientos de empresas financieras que están dispuestas a echarte una mano y que, además, como operan por Internet, aparecen en los buscadores muy bien posicionadas.

Ahora bien, si es la primera vez que te enfrentas a esto, hay muchas dudas que te irán surgiendo. Aunque el funcionamiento de estas plataformas digitales de micro-préstamos es realmente muy sencillo, conviene que antes de comenzar la operación, te hagas una serie de preguntas y te las contestes.

¿Cuánto dinero necesitas?

Esto es básico. Porque no todas las compañías prestan las mismas cantidades. También tienes que tener en cuenta que, si es la primera vez que solicitas un préstamo, las opciones de cantidad total son más reducidas. Como ventaja a destacar en este caso, el primer préstamo no tiene gastos, ni intereses, ni comisiones, para hacértelo más fácil.

Así pues, si necesitas algo menos de 300 euros, lo tendrás fácil, ya que todas las compañías conceden hasta ese montante. Otra cosa será si tu necesidad supera los 500, en ese caso, las opciones se reducen. Puedes optar por WinCredit, Getbucks, Creditonuevo, Presto, Wandoo, HolaDinero, Contante, Creditorapid, Pulpocredit, Savso, etc.

¿Cuándo podrás devolverlo?

Cuando necesitas dinero, sabes que lo necesitas, pero no te sueles preocupar de pensar en el cuándo lo vas a poder devolver. Es importante que cojas un calendario y eches cuentas. ¿Por qué? Pues porque todos estos préstamos que te van a sacar del apuro, se devuelven a plazos.

Pueden ser hasta seis meses, como en OkMoney, hasta 24 meses, como en Creditea, o tener que hacer la devolución en menos de 30 días, como QuéBueno, Prestamo10 o Cashper.
Sea como sea, tienes que tener claro que vas a poder devolverlo. Si tienes alguna duda, mejor no solicites el micro crédito porque lo único que conseguirás es hacer el problema mayor.

¿Cuándo necesitas el dinero?

¡Ojo! Si tu “necesito dinero” es un inminente (y con inminente queremos decir menos de 24 horas) tendrás que tener en cuenta un dato clave de la entidad financiera a la que recurras: el banco con el que trabajan. ¿Y por qué es algo importante? Pues por algo tan básico como que tu préstamo se te entrega mediante transferencia bancaria y las transferencias, ya sabes, pueden tardar más o menos según el banco.

¿Tienes alguna deuda anterior?

Si no es la primera vez que te encuentras en la situación de necesitar un dinero extra, es posible que, en algún momento, hayas generado alguna deuda. Puede que no te acuerdes si quiera. ¿Esa factura de tu teléfono móvil que estaba mal cobrada y que te negaste a pagar? Esa. Y en vez de hacer el trámite correcto, que es realmente muy tedioso y bastante frustrante, decidiste no pagar y se acabó. Pues entonces, en ese caso, habrán introducido tu nombre en un archivo de morosos. Y puede que te de algún quebradero de cabeza a la hora de solicitar un préstamo.

La mayoría de las empresas de préstamos rápidos online solo revocan el préstamo a morosos de cantidades muy elevadas. Si el motivo por el que estás en esos archivos son 50 euros, excepto en algunos casos, no tendrás problemas. La complicación viene si el dinero a deber es mayor.

¿Eres mayor de 60 o menor de 21?

Ninguna empresa concede préstamos a menores de edad, pero hay quienes incluso amplían el requisito por debajo hasta los 20, 21 o 22. Es el caso de Zaplo, NetCredit, LunaCredit o Viaconto. Para los más mayores, también hay restricciones, ya que lo habitual es que no se concedan préstamos a quienes han pasado la edad de jubilación. Aún así, empresas como QuéBueno o CreditoCajero, aumentan la edad máxima bastante (en ese caso, conviene revisar las condiciones).