1. Prestameria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. ¿Quieres tener una terraza de revista? Ahora es posible gracias al dinero al instante

¿Quieres tener una terraza de revista? Ahora es posible gracias al dinero al instante

Cuando buscamos un nuevo hogar para vivir solemos tener en cuenta datos como número de habitaciones, de aseos, si está amueblado o no, tamaño, disposición, cómo es la cocina, etc. Pero lo que a todo el mundo, sin excepción, enamora de cualquier casa, es su terraza. Y no siempre le prestamos la atención que merece.

Si eres de esos privilegiados que viven en una casa con terraza, disfrutar de ella debería ser una de tus prioridades. Y no siempre es fácil. Además de tener que pasar un gran número de horas poniéndola a punto y otras tantas manteniéndola, debes realizar, en principio, un desembolso económico con el que no siempre contamos. Pero si quieres, puedes. Porque soluciones y ayudas a tu alcance hay muchas, como solicitar un crédito de dinero al instante y disfrutar de lo mejor de tu hogar.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

¿Cómo puedo conseguir dinero al instante para mi terraza?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que debes cumplir los siguientes requisitos, que son bastante genéricos para todas las compañías de microcrédito:

  • Tener más de 18 años
  • Tener nacionalidad española
  • Disponer de cuenta bancaria
  • Tener un correo electrónico
  • Contar con un teléfono móvil a tu nombre
  • Tener actualizada tu documentación

A partir de aquí, puede haber una serie de condicionantes que sirvan para que se acepte o se deniegue tu préstamo. Pero serán totalmente personales. Por ejemplo, si apareces inscrito en algún registro de morosos.

Si es el caso, tampoco te lleves las manos a la cabeza. Muchas empresas conceden préstamos a deudores, siempre que no estén sumergidos en un auténtico mar de deudas y siempre que demuestren disponer de un historial financiero relativamente saneado.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para recibir el dinero para mi terraza de ensueño?

En el propio título de este artículo te lo hemos dicho: tu dinero llega al instante. Esto no es del todo literal, porque puede demorarse unas 24 horas o algo más si lo has solicitado previo a un día festivo. Pero debes saber que lo de esperar confirmación y reconfirmación no es el caso en este tipo de préstamos rápidos. Tú rellena el formulario con la solicitud señalando el dinero que pides y los plazos de devolución que más te convienen, y en apenas 20 minutos tendrás una respuesta. Si es que sí, una vez firmes el contrato el dinero estará viajando hasta tu cuenta corriente y puede ser que en el mismo día cuentes ya con él.

¿Tengo que decir para qué es el dinero?

No es necesario. De hecho, no te lo preguntarán. Hay algunas empresas que catalogan sus créditos personales según necesidades o usos que se le vayan a dar. Pero es más para ajustar la oferta o para ofrecer opciones que porque sea algo determinante. Por ejemplo, Cofidis presenta sus créditos personales por proyectos: reformas, coche, equipamiento, estudios, dental, viajes, moto, celebraciones e instrumentos. Pero, aun así, cuenta con la categoría Otros para aquellos planes más indefinidos.
Un préstamo personal es para aquello que tú quieras. Y lo mismo da que sea para reformar tu casa, arreglar una avería o tener una terraza digna de revista. Lo importante es que tú cumplas tu parte del contrato y devuelvas el dinero, con los intereses, en el tiempo que has acordado.

¿Debo saber cuánto me hace falta antes de solicitar el préstamo?

Es bastante conveniente. Por ese motivo te recomendamos que, antes de pedir un préstamo, elabores un presupuesto de lo que vas a necesitar para preparar esa terraza que tienes en la cabeza.

Lo mejor es que pienses cómo quieres la terraza, busques aquello que necesites y dónde lo puedes encontrar más económico. Que tu inspiración venga directamente de las revistas de decoración no quiere decir que tengas que comprar los muebles que aparecen en ellas. Puedes buscar alternativas más asequibles, reciclar, realizar algunas cosas manuales, etc. En cualquier caso, con tu lista de necesidades hecha, y el precio estimado de cada una de ellas al lado, podrás tener tu presupuesto.

Una vez tengas claro cuánto dinero necesitas, no caigas en la trampa de pedir más “por si acaso”, ni de pensar que ya verás en qué lo inviertes después. Pide lo justo y necesario y ajusta lo máximo posible porque a más cantidad de dinero, más intereses. Y más tiempo necesario para devolver lo prestado.

¿Cómo puedo tener la terraza de ensueño?

Ya sabes que puedes disponer del dinero, ahora toca encontrar esos pequeños trucos que te harán sacarle el máximo partido a tu préstamo rápido y a tu terraza. Te damos algunos de ellos, aunque tu estilo es el que debe marcar la diferencia. Es lo que hará que tu espacio sea único, especial y que quieras pasar todo el tiempo posible en allí.

  • Crea diversos ambientes
    Te dará sensación de amplitud y, lo más importante, hará que tu terraza sirva para invierno y para verano. Se consigue fácilmente utilizando diferentes materiales y marcando separaciones con biombos, estores, muebles o incluso maceteros y plantas grandes.
  • Usa mobiliario atemporal
    No te pases de vintage, pero tampoco vayas a la vanguardia. Hazte de aquellos muebles que siempre quedan bien y que nunca pasan de moda. Haz uso de colores naturales y decora con piedras blancas: acierto seguro. ¡Y recuerda que los palés son un clásico!
  • No te olvides de las plantas
    Que sean resistentes y coloridas. Utiliza la pared para poner algunas de ellas y piensa en cómo se verán también de noche según la iluminación que utilices.

En definitiva, invierte tu dinero en decorarlo todo a tu gusto pero con materiales resistentes al paso del tiempo y a las modas. ¡Disfrutarás varios años de una terraza que será la envidia de tus amigos!