1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Recomendaciones antes de solicitar un préstamo rápido

Recomendaciones antes de solicitar un préstamo rápido

Si estás interesado en solicitar un préstamo rápido a través de Internet seguramente estás en alguna dificultad económica puntual y que necesitas resolver lo antes posible. A la hora de tomar este tipo de decisiones el factor tiempo suele jugar en nuestra contra ya que actuamos por impulso sin analizar correctamente la situación. Merece la pena perder 10 ó 15 minutos para reflexionar y elegir la opción más adecuada.

Cada vez es más usual pedir financiación rápida a través de Internet ante imprevistos y gastos inesperados. Sin embargo, ¿qué pautas debo seguir antes de solicitar un préstamo rápido online? He aquí una lista de recomendaciones que te ayudarán antes de solicitar un préstamo rápido online.

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

1. No solicitar un crédito para pagar otro.

No es responsable pedir un préstamo rápido para pagar otro solicitado anteriormente. Esta situación es poco habitual, pero muy peligrosa.

2. Ten la certeza de que podrás devolver el dinero.

Antes de solicitar un préstamo rápido debes ser consciente de que en caso de impago en el plazo establecido, los intereses aumentan. Por ello, pide una cantidad de dinero que puedas devolver.

3. Lee las condiciones del préstamo.

Antes de firmar el contrato de préstamo rápido es imprescindible leer detenidamente todas las condiciones, conceptos, plazos e intereses (si los hubiera) del préstamo. Este aspecto es muy importante y conviene invertir el tiempo suficiente para saber qué es lo que se está firmando.

4. No uses los préstamos rápidos como método de financiación habitual.

Este tipo de créditos están diseñados para gastos imprevistos o para conseguir liquidez extra en momentos puntuales. En caso contrario, y como se ha mencionado anteriormente, se puede acabar envuelto en una espiral de deudas.

5. No elijas la primera opción.

Existe una amplia cantidad de entidades financieras que ofrecen créditos en España. Sin embargo, lo más aconsejable es usar un comparador de préstamos para saber qué condiciones tiene cada préstamo y, de esta manera, saber cuál se adapta mejor a tu situación particular.

6. Piensa en el plazo de devolución.

Normalmente un préstamo rápido tiene un plazo de devolución de 30 días o menos. Por ello, es recomendable tener total seguridad de que el día que tengas que devolver el préstamo, contarás con el dinero suficiente para afrontarlo (sea por el cobro de la nómina o de la pensión, por ejemplo).

7. Figuras en una lista de morosos.

Aunque estés inscrito en una lista de impagados, puedes acceder a un crédito rápido con ASNEF. Aun así, es recomendable tener una actitud responsable y evitar solicitar un préstamo rápido en caso de no tener la certeza de poder devolverlo en el plazo establecido. Además, depende de la cantidad adeudada o de dónde provenga la misma, algunas solicitudes de impagados se rechazarán automáticamente.

8. Cuándo necesitas el dinero:

es algo que no se suele tener en cuenta y la mayoría de personas no piensan. Si necesitas el dinero un día laborable en horario de oficina tendrás muchas alternativas, pero si necesitas el dinero de manera inmediata de madrugada o un festivo las opciones se reducen. Hay empresas que trabajan las 24 horas de día los 7 días de la semana.

9. Cuánto dinero necesitas:

piensa bien cuánto dinero necesitas y estudia las ofertas. Muchas son las empresas de crédito que hablan de 600 € pero para nuevos clientes está limitado a 200 ó 300 euros. Es mejor buscar una que me preste los 600 a solicitar 3 créditos de 200 euros cada uno, ya que los costes serán superiores y en caso de problemas tendremos 3 acreedores en lugar de uno y 3 empresas con las que renegociar.

10. Créditos sin intereses:

Hay varias compañías que ofertan el primer crédito sin costes ni intereses. La competencia es tan elevada que es una estrategia comercial cada vez más extendida y es cierto que puedes encontrar un préstamo rápido gratis.

11. Requisitos:

ponerse a enviar solicitudes de crédito sin leer las condiciones puede ser perder el tiempo. Unas exigen nómina, otras aceptan operaciones incluso con ASNEF, otras piden tener móvil, etc. Busca y compara para hacer la solicitud en aquellas entidades donde realmente tienes posibilidades de que la operación sea aceptada.

12. El negocio:

las empresas que prestan dinero son un negocio como otro cualquiera, no son hermanitas de la caridad y su fin último es ganar dinero. Ellos te prestan para recuperar su dinero y unos intereses. De nada sirve quejarse después o criticarlos si nos reclaman un impago. Es tu responsabilidad devolver lo pactado en el plazo pactado.
En definitiva, siempre se dice que el mejor préstamo es el que nunca se pide, pero en caso de tener que recurrir a este tipo de financiación: infórmate, lee las condiciones y elige la opción más adecuada a tu situación personal.