1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Requisitos para obtener un crédito fácil en 24 horas

Requisitos para obtener un crédito fácil en 24 horas

¿Tienes un imprevisto y necesitas liquidez? Si estamos buscando crédito fácil en 24 horas, lo que necesitamos principalmente es financiación que podamos utilizar en muy pocos minutos y conseguir de forma fácil y cómoda. Por ese motivo, la velocidad, tanto en el proceso de solicitud del préstamo urgente como en el de concesión, será un factor determinante.

Una buena opción para conseguir éste crédito fácil en 24 horas es recurrir al comparador financiero de Prestameria. La razón es que aquí podremos encontrar toda la información de una amplia gama de productos, entre la que encontraremos otras cuestiones que también debemos valorar como son el precio, el plazo de devolución que estima cada empresa, el importe que conceden u otros gastos que puedan llevar incluidos. Además, también podemos encontrarnos con promociones ocasionales que nos ahorren un dinero en el coste final de los créditos rápidos que contratemos.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

¿Qué necesito para contratar préstamos fáciles de conseguir?

A pesar de que todos los préstamos fáciles tienen unos criterios de concesión más laxos que los créditos que ofrece la banca tradicional, tendremos que cumplir con una serie de condiciones básicas para que aprueben nuestra solicitud. Todas las empresas nos pedirán que dispongamos de una fuente de ingresos suficiente para reembolsar el préstamo en su totalidad, aunque esta no tenga por qué ser una nómina. Una pensión, los justificantes de ingresos de los autónomos o incluso la concesión de una beca pueden servir para acreditar nuestras retribuciones.

Para que nos concedan un crédito fácil tendremos que ser residentes en España de manera permanente, mayores de edad y ser titulares de una cuenta bancaria. Además, la mayoría de los prestamistas revisarán si estamos en un fichero de morosos y sólo aquellos que concedan préstamos con ASNEF nos aceptarán como clientes a pesar de tener deudas pendientes.

Sin embargo, si podemos aportar una garantía física como un inmueble o un bien valioso como un coche o joyas, los prestamistas nos darán financiación de manera más sencilla. Estas garantías nos eximen del proceso de justificación de ingresos, agilizando la tramitación. No obstante, en caso de incurrir en un impago, podríamos sufrir un embargo de esta garantía y perder nuestra vivienda o nuestro vehículo.

¿Cuándo recibiré mi crédito fácil?

Los créditos fáciles y rápidos tienen el proceso de tramitación más corto de todos los productos financieros, por lo que si acudimos a ellos, lo normal es que necesitemos el dinero con urgencia. Generalmente, las compañías de este tipo de préstamos fáciles ofrecen sus productos en menos de 15 minutos. No obstante, aunque el prestamista realice el ingreso de instantáneamente tras aceptar nuestra solicitud, este proceso se puede ver ralentizado por varias razones.

Las compañías de pequeños créditos fáciles no son bancos, por lo que necesitan tener cuentas en distintas entidades bancarias para realizar las transacciones de dinero. Las transferencias bancarias son instantáneas si se realizan entre dos cuentas del mismo banco, de la misma entidad. No obstante, al hacerse un envío de dinero entre dos cuentas del mismo banco pueden retrasarse hasta dos días hábiles tras realizarse el envío (lo normal, no obstante, es que la transacción se realice e menos de 24 horas). Por ello, es recomendable conocer las entidades bancarias en las que tiene cuenta el prestamista para poder recibir nuestro dinero de manera prácticamente instantánea.

¡Cuidado! El crédito fácil tiene un precio

Poder contratar un préstamo con pocos requisitos es muy tentador, pero jamás debemos abusar de estos productos, ya que los préstamos fáciles de conseguir son, por lo general, más caros que los créditos bancarios. Las empresas que otorgan estos productos asumen un riesgo de impago mayor, así que el interés que aplican es más alto: en el caso de los mini préstamos, suele ser del 1,1 % diario, mientras que en el de los créditos rápidos de mayor importe suele rondar el 6 % mensual.

Debido a este elevado precio, es importante que solo acudamos a una compañía de mini préstamos fáciles puntualmente y de manera responsable. Estos créditos fueron diseñados para afrontar un imprevisto económico urgente, pero si acudimos a ellos de manera habitual, podríamos acabar sobreendeudados debido al coste que tienen.

No obstante, los créditos fáciles y rápidos suelen estar libres de comisiones y no incluyen la contratación de un producto vinculado como requisito para la concesión del préstamo. De este modo, podremos saber el coste final del crédito que hemos solicitado antes incluso de iniciar la petición de financiación. Esto es posible gracias a los simuladores de préstamos que estas compañías ofrecen en sus sitios web, que nos calculará el precio del crédito y de las cuotas al elegir la cantidad y el plazo de reembolso. También, puedes utilizar el comparador de Prestameria que te ayudará y mucho en la tarea de elegir el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades.