1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Si pago mi crédito urgente a tiempo, ¿puedo pedir otro de una cantidad superior?

Si pago mi crédito urgente a tiempo, ¿puedo pedir otro de una cantidad superior?

Sí. La actual regulación sobre los contratos de crédito al consumo establece que al contratar un crédito tenemos derecho a devolver una parte o todo el dinero otorgado antes de que venza el plazo acordado. Eso sí, a cambio la entidad tiene derecho a cobrar una comisión que compense, en parte, la pérdida de ingresos que ocasionará la operación.

Dicha penalización está limitada por la misma ley: puede ser de un máximo del 1% sobre el capital amortizado si el reembolso se produce cuando queden más de 12 meses para el vencimiento  o de hasta el 0,5% si queda menos de un año.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

Aunque la ley establece el límite máximo de la comisión, lo cierto es que es una comisión que no todos los créditos tienen incluidos en sus ofertas. Así, podremos encontrar una gran variedad de créditos y préstamos con los que podremos realizar amortizaciones anticipadas sin coste. Se trata de un dato importante a tener en cuenta si tenemos pensado utilizar esta opción con ingresos extra que recibamos.

¿Qué es la carencia de los créditos?

Una carencia en un crédito nos permite no pagar o pagar solo una parte de las cuotas mensuales durante un periodo previamente acordado con la entidad. Se trata de una opción para volver a equilibrar nuestra economía al no tener la carga del pago mensual del préstamo. Existen dos tipos de carencia:

  • 1. Carencia total. Los créditos que tienen un período de carencia total nos dan la posibilidad de no pagar ni el capital ni los intereses del producto durante un tiempo determinado, que puede ser desde un único mes hasta varios años, dependiendo de la clase de crédito contratado y de lo estipulado por el banco.
  • 2. Carencia parcial o de capital. Es la alternativa para solo pagar los intereses generados y no el capital del préstamo, así la cuota será más baja durante un tiempo determinado para volver a equilibrarnos económicamente.

Esta opción es muy cómoda, ya que nos permite un tiempo de respiro para equilibrar nuestras finanzas sin caer en un impago. No obstante, también hará que se vayan acumulando más intereses, ya que los intereses se generarán sobre el dinero a deber (que cada mes aumentará por los intereses generados el mes anterior), por lo que debemos utilizarlo solamente cuando es completamente necesario para evitar pagar intereses de más. Lo mejor es calcular ambas opciones y decidir cuál de las dos nos conviene, ya que de acuerdo con el tipo de crédito o el tipo de vinculación cada opción será más o menos adecuada para nosotros.

Análisis previos a la aprobación de crédito urgente

Para aprobar una solicitud de financiación la entidad donde solicitemos el préstamo realizará un análisis de varios factores de nuestro perfil que les permita determinar si cumplimos con los requisitos generales para considerar válido nuestro perfil y concedernos el préstamo.

  • 1. El historial crediticio. Al solicitar financiación a una entidad bancaria, esta consultará cuántos préstamos hemos tenido vigentes a lo largo de nuestra vida para averiguar qué otros préstamos tenemos vigentes o los créditos que hemos solicitado y devuelto correctamente. Esta información la encuentran en la base de datos de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).
  • 2. El historial de impagos. Otra comprobación que harán todas las entidades será mirar si tenemos otros préstamos impagados. Para averiguar si tenemos algún pago pendiente con algún tipo de entidad consultan las bases de datos de los ficheros de morosidad como ASNEF. Aparecer en estos ficheros cuando buscamos financiación reducirá notablemente nuestras posibilidades de obtener financiación.
  • 3. La capacidad de pago. Otro de los aspectos fundamentales que valoran las entidades es nuestra capacidad para hacer frente al abono de las cuotas del préstamo que solicitemos. La capacidad de pago se calculará con nuestros ingresos netos y los gastos habituales como facturas, otros préstamos, alquiler, etc.

El tiempo que puede tardar un prestamista en realizar esta evaluación será más o menos extenso en función de la clase de crédito que solicitemos. Por ejemplo, si pedimos préstamos sin aval de bajo importe a una empresa de mini créditos, la respuesta definitiva la obtendremos prácticamente de inmediato.

Requisitos necesarios para contratar un crédito urgente con éxito

Para que una entidad nos preste dinero, esta debe estar segura de que contamos con un perfil adecuado que le garantice que podremos hacer frente al reembolso sin problemas. Para ello exigen que los solicitantes de crédito cumplan con una serie de condiciones que generalmente serán los siguientes:

  • 1. Contar con un buen nivel de ingresos. Para que aprueben nuestra solicitud de créditos la entidad deberá asegurarse de que contamos con unos ingresos suficientes y estables que nos permitan hacer frente al pago de la totalidad del préstamo sin que eso suponga desatender otras obligaciones económicas. Existen préstamos sin nómina que podemos obtener si nuestros ingresos provienen de otras fuentes.
  • 2. Aportar garantías. Dependiendo del tipo de crédito y del prestamista, la garantía puede ser:
    1. Personal, el conjunto de nuestros bienes presentes y futuros.
    2. Una garantía real como una casa, un coche o cualquier objeto de valor que tengamos en propiedad.
    3. El aval de un tercero, es decir, otra persona con unos ingresos estables y suficientes que garantice al prestamista que podrá encargarse de la devolución del crédito en caso de que el titular no pueda hacerlo.
  • 3. Ser residente en España y disponer de DNI o NIE en vigencia para certificarlo. Además, algunas empresas nos pedirán un justificante de residencia como el contrato de alquiler.

Estas son las condiciones básicas que las entidades pedirán para poder aprobar nuestra solicitud de crédito urgente, aunque según la entidad y el tipo de préstamo al que acudamos podemos encontrarnos con condiciones adicionales.