1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Tarjeta de crédito. ¿Solución ideal de financiación?

Tarjeta de crédito. ¿Solución ideal de financiación?

Todos los meses siempre hay algo que pagar. Es inevitable en la sociedad de hoy vivir sin consumir absolutamente nada, es a lo que estamos acostumbrados, más bien diría que se ha vuelto parte de la programación de nuestro cerebro y una necesidad. El uso del dinero como intercambio para la obtención de cual bien material o de ocio es imprescindible. No importa la moneda, donde vayas deberás pagar si quieres obtener algún servicio determinado o hacerte con un artículo. Los bienes de consumo son parte del diario. Comprar en un supermercado esperar, esperar las rebajas, cualquier gasto imprevisto, todo requiere que el dinero que obtienes mes a mes lo intercambies.

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?

Quizás cuentas con una tarjeta de crédito de la cual has tirado cuando has tenido alguna urgencia económica. Las tarjetas de crédito son pequeños depósitos de dinero que obtienes a través del banco. Realmente es un dinero que puedes usar, pero no es totalmente tuyo. Para ser exactos, tienen un límite de dinero que puedes gastar estipulado ya antes por tu banco, es decir dinero a crédito. Si tienes domiciliados tus ingresos en la cuenta asociada a la tarjeta y necesitases más dinero del que realmente tienes podrías extraer la cantidad que necesites hasta el límite pactado.

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Wonga
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información

Todas las operaciones que realizas durante un mes con dicha tarjeta se irán acumulando, al finalizar el mes se cargarán en su totalidad a la cuenta de la tarjeta asociada. Si has excedido la cantidad de dinero que poseías y estás tirando del dinero a crédito, deberás abonar la parte correspondiente antes de que se cargue el gasto total; de lo contrario el banco podría empezar a cobrar sus intereses: la Tasa Anual Equivalente (TAE). Este porcentaje ya quedó establecido en el contrato firmado con la entidad bancaria, según el banco podría ascender hasta un 50% o menos, a principios de año la media rondaba por 20,74%. Algunas entidades bancarias por el uso de su tarjeta de crédito tienen un gasto mínimo que estás obligado a usar y respetar, de lo contrario te cobrarán por el mantenimiento de la tarjeta otras tienen fijado dentro de la contratación el coste del mantenimiento. Consulta los tipos de tarjetas y las condiciones son el banco.

Otras opciones de financiación: los préstamos personales

Los préstamos personales pueden ser usados para financiar una compra, un coche o lo que necesites. Las posibilidades que brinda cada prestamista son muy diferentes. En general no es posible establecer unos intereses fijos. Para solicitar este servicio deberás fijar con antelación qué cantidad de dinero necesitas y un plazo de devolución, podrías devolverlo en un tiempo mayor de un mes siempre expresando en cuantos pagos lo harás, es decir una cuota mensual; también se tiene en cuenta los respectivos intereses. Deberás chequear si existe alguna cláusula de amortización, en caso de recibir dinero antes podrías pagarlo todo anticipadamente.

¿Qué préstamo es el que más me conviene?

Para situaciones puntuales y financiar pequeñas compras la tarjeta de crédito puede ser una buena opción, podrías pagar pero recuerda estar pendiente a final de mes de no tener un descubierto. Lo mejor sería mejor tus hábitos de ahorro. Si te encuentras con falta de liquidez en una situación delicada o urgente y necesitas un monto de dinero mayor, podrías solicitar un préstamo personal. Este te permitirá recibir una inyección de capital con la cual salir del bache en el que te encuentras y darle un empujón oxigenado a tu cartera. Podrías adquirir bienes de mayor valor. No tendrías que estar pendiente todos los meses, ni agobiarte a cobrar para devolver lo que falta en tu tarjeta. No es conveniente que tomes por costumbre ante cualquier necesidad económica que tires de tu tarjeta de crédito.

Un préstamo personal es aplazable, si has programado bien la fecha de devolución consultando conscientemente tu endeudamiento podrás devolverlo tranquilamente en el tiempo pactado. Es posible que varios prestamistas permitan que adelantes las cuotas lo cual podría permitirte liquidar de una vez tus deudas, reduciendo además los intereses. Si eres una persona muy ocupada con tiempo reducido para la realización de trámites o quizás sabes que los trámites presenciales en oficinas físicas suelen tardar y ocupar más tiempo en la vida de las personas; esta podría ser una razón más para tomar tu decisión. Los préstamos personales online no requieren que hagas presencia de tu persona en ninguna entidad. Los préstamos te permitirán fijar una cuota que podrás incorporar a tus gastos mensuales, tómalos como un revulsivo a tu economía.

Administración de tu préstamo

A muchas personas el uso de la tarjeta de crédito les ha llevado a acabar endeudados al acostumbrarse a cubrir con ella el déficit económico. Si eres capaz de cubrir tus gastos, podrás obtener un nivel económico estable. Reduce tus gastos indirectos una quinta parte, salidas, cenas en restaurantes, entretenimiento. Consolida el control sobre tus gastos fijos; coche, electricidad, entretenimiento, etc. Podrías cambiar de proveedor por uno más económico que genere facturas menos costosas. El préstamo podría ser ese ingreso extra que generará que planifiques tu vida de forma más organizada.