1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4. Toma nota de estos 6 consejos para no pagar de más con un préstamo personal barato

Toma nota de estos 6 consejos para no pagar de más con un préstamo personal barato

Hay muchos motivos que pueden llevarte a tomar la decisión de contratar un préstamo personal. Comprar un coche, realizar esa reforma que tu casa pide a gritos, invertir en tu formación, un tratamiento odontológico y muchos más supuestos. Actualmente hacerte con un préstamo personal barato no es una tarea realmente complicada. Hay muchas empresas que ofertan estos productos financieros y debido a esa competencia las opciones disponibles suelen ser bastante atractivas.

No obstante e independientemente de cuál sea el motivo del préstamo o la entidad con quien lo contrates, hay aspectos que no hay que perder de vista para no pagar más por tu préstamo personal. ¡Sigue leyendo estos seis consejos!

Vivus
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
QueBueno
Puntuación: 3.3 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%

1.Comparar los productos disponibles

Nunca te quedes con el primer tipo de préstamo que encuentres. Si no quieres volverte loco buscando todas las alternativas que hay actualmente en el mercado tanto en los bancos tradicionales como en las empresas de financiación online, una buena idea es acudir a un comparador de préstamos. En su página web, rellenando simplemente el importe por el que quieres recibir el préstamo y el periodo de tiempo por el cual te gustaría disponer de él y completado un pequeño cuestionario, te ofrece una selección de las mejores ofertas que mejor se adaptan a tu perfil. Con este tipo de buscadores ahorras tiempo y dinero. Puedes averiguar el tipo de interés, comisiones y vinculaciones de todos los préstamos del mercado en apenas unos minutos.

2. Pide estrictamente el dinero que necesitas

Hasta hace un tiempo la banca tradicional cuando te dirigías a pedir un crédito, solía ofrecer una mayor cantidad de dinero para que contratases el préstamo con ellos. De esta forma, si la razón por la que solicitabas un préstamo era hacer una pequeña reforma en el baño, acababas cambiando los muebles de la cocina e invirtiendo el dinero en algo que no era realmente tan necesario. En el mercado actual, el contexto ha cambiado y ya no se conceden los préstamos personales de forma tan fácil y los clientes, por su lado, suelen pensar muy bien el importe por el cual van a solicitar el préstamo y piden el dinero que necesitan para cubrir un gasto concreto.

Lo principal, y aunque parezca obvio, no hay que olvidar que el dinero es prestado y que hay que devolverlo si no quieres meterte en un bucle con difícil solución, si no se puede reembolsar a tiempo, los intereses aumentan y las comisiones pueden crecer haciendo que cada vez sea más complicado su devolución y aumentando la cifra inicial. Por este motivo, es esencial, que calcules muy bien lo que necesitas y te ajustes lo máximo posible a esa cantidad cuando vayas a solicitar tu préstamo personal barato.

3. Haz la devolución en cuanto te sea posible

Cuando estés tramitando tu préstamo personal y la entidad con la que has decidido contratar te consulte el plazo de devolución, intenta decir lo antes posible, siempre y cuando lo veas factible. Considera los ingresos mensuales de los que dispones y los gastos que has de asumir e intenta fijar una cifra como cuota que puedas reembolsar sin que te suponga un esfuerzo muy grande. Normalmente, si las cuotas son más elevadas, se reduce el tiempo de amortización y el préstamo sale más económico.

4. Amortización anticipada

Asimismo, siempre que cuentes con dinero extra, como por ejemplo cuando recibes la paga extra de verano o Navidad, intenta devolver una parte o incluso la totalidad del préstamo. De esta forma y en principio, puedes ahorrar intereses y abaratar el precio del préstamo. Otra ventaja de esta elección es que reduces tu nivel de deuda y de cara a solicitar un nuevo crédito y aumentas las posibilidades de que una entidad financiera apruebe la operación. Con créditos pendientes es más complicado.

No obstante, si este es tu objetivo asegúrate que el préstamo personal que contratas no te cobra comisión por amortización anticipada y si sí la tiene es recomendable calcular si aún así te sale más rentable adelantar el pago y asumir la penalización.

5. Sé puntual en los pagos

No atrasarse en la devolución de las cuotas es muy importante. Si no cumples con los plazos de reembolso fijados con la entidad que te ha prestado el dinero, podría salirte muy caro ya que podrían aplicarte intereses de demora, con un coste superior a los iniciales. De esta forma, la deuda aumentaría y cada vez sería más complicado afrontar la cifra mensual. Por ello, antes de pedir un préstamo personal, calcula si puedes asumir sus cuotas y sé puntual como un reloj.

6. Echa un vistazo a la Tae

La TAE (Tasa Anual Equivalente), permite compara los productos financieros similares de una misma entidad o de varias. Muchas personas se fijan en los interés e ignoran este indicador. La TAE proporciona un punto de vista más claro y real de cuánto puede aportar una inversión o de cuánto puede costar un crédito ya que engloba el coste total del préstamo, con sus comisiones, intereses y demás gastos.

No olvides considerar estos 6 puntos a la hora de contratar el préstamo personal que mejor se adapta a tu perfil.