1. Prestameria.es
  2. >
  3. Lo más preguntado
  4. >
  5. Un crédito hipotecario… ¿Es bueno o malo?

Un crédito hipotecario… ¿Es bueno o malo?

Has pasado de todo y necesitas una cantidad de dinero que garantice que se termine la montaña rusa económica que te ha estado moviendo los últimos tiempos. Los créditos personales es cierto que no necesitan de grandes garantías por parte del acreditado, el acreedor da el acceso solo demostrando alguna fuente de ingresos y en ocasiones esto es valorable.

Acceder a dinero rápido y mayores cantidades requiere de una garantía que le de a la entidad seguridad acerca de la ejecución de la devolución. Los créditos hipotecarios suelen ser opciones que ayudan a conseguir una independencia a través de tu propio hogar, sin estar atado a firma de fin de contrato, es tuyo sin preocuparte por que suba la renta.

Vivus
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Solcredito
Puntuación: 3.7 (Número de puntuaciones: 3)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Wandoo
Puntuación: 4.4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%

Factores a tener en cuenta en los créditos hipotecarios bancarios

Cuando solicitas a través de un banco una opción de este rango debes evaluar diversos factores o experiencias de clientes anteriores.

  • 1.Tipo de crédito. Es importante conocer el tipo de crédito hipotecario que se solicitará, aunque vas con una idea clara, puede ser que parezcas un cliente apto con una fuente de ingresos adecuada, es decir un cliente de riesgo bajo. Según al cliente que va orientado el crédito puede parecer que el cliente se encuentra en la sección incorrecta y ser perjudicial a la larga.
  • 2.Tasa. Ten en cuenta si estas son ajustables o variables. Mira bien la repercusión por quedar fuera del plazo del crédito. Necesitas apreciar el porcentaje de la tasa de interés para saber el coste real del servicio que te presta la entidad. Las Tasa Anual Equivalente (TAE) y el Tipo de Interés Nominal (TIN) son 2 factores que no debes dejar pasar por alto si están presentes.
  • 3.Modificación del contrato. Al ser un crédito a largo plazo debes tener en cuenta si es posible que este varíe con el paso del tiempo, es necesario que esto sea aclarado de antemano para evitar sorpresas.
  • 4.Amortización. Es un factor importante a no pasar por alto, es posible que pueda ser liquidado antes, así que asegurate que no existe penalización por dicha amortización anticipada.
  • 5. Conocimiento previo. Busca información acerca de los diferentes créditos, sobre todo opiniones de clientes; de esta manera podrás evitar un crédito con condiciones duras o abusivas.
  • 6. Aplazamientos. Valora si existen y el tiempo máximo del que dispones para la devolución. Ten en cuenta el nivel de penalización en caso de retraso, verifica si ha quedado al corriente en tu cuenta al cumplir con las fechas.
  • 7. Cantidad de mensualidades. Ten en cuenta en cuántas mensualidades dividirán la devolución del crédito. Si pagas menos durante más tiempo te parecerá, pero recuerda que estás prolongando una atadura con el banco.

Ventajas de un crédito hipotecario

Es cierto que una decisión seria, la cual cambiará el rumbo de tu vida. Si crees que estarás en la misma ciudad por muchos años, quizás ha llegado la hora de asentarse y dejar de pasar de renta en renta.

  • Brinda la posibilidad de estrenar el nuevo hogar en un plazo de tiempo corto.
  • Tienes permitido hacer todas las reformas en su interior, siempre que no violen las condiciones de habitabilidad.
  • Has cambiado la opción de pagar la renta a pagar por un inmueble de tu propiedad.
  • Es posible que el crédito hipotecario al que has accedido te facilite una reducción de impuestos esto debes consultarlo a la hora de la contratación.
  • Puedes emplearlo para despegar un negocio adquiriendo un local para asentar las bases del mismo.

Tasas de Interés

La tasa de interés fija: es un acuerdo que pacta el cliente con el banco para pagar un interés fijo durante todo el período que dure el crédito.
Tasa de interés variable: un interés variable no significa una cuota variable puede ser fija durante un año y las diferencias que existan se compensan en el siguiente período. Es variable según diferentes factores establecidos. Esta puede ser un índice fijado por el estado teniendo en cuenta el promedio de los principales bancos.
Tasa de interés mixta: esta se mantiene fija por un período de tiempo determinado luego comienza a variar después de un período de tiempo determinado.

Un crédito hipotecario puede ser la opción a determinar el asentamiento de tu familia. Es una nueva etapa en tu vida, es cierto que es un gasto, pero también generar una satisfacción al tener un hogar propio, sin restricciones de contrato, donde hacer y deshacer a tu antojo. Consultar las diversas opciones es la primera tarea a ejecutar una correcta evaluación garantizará que tomes la decisión más acertada.

Recuerda analizar las letras pequeñas, despejar dudas e inquietudes y evita futuras sorpresas. Las opciones son varias. Ten en cuenta los gastos de compra-venta estos pueden correr por tu parte o no, depende de la forma en que lo realizas. Una inmobiliaria puede facilitar la tramitación, pero deberás pagar sus servicios aunque es cierto que te evitarás muchas tareas de gestión.