1. Prestameria.es
  2. >
  3. >
  4.  Ventajas de pagar tu crédito rápido a tiempo

 Ventajas de pagar tu crédito rápido a tiempo

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de solicitar un microcrédito  es el plazo de devolución. La mayoría de las empresas de créditos rápidos tienen un plazo de 30 días por lo que debemos tener en cuenta que llegada la fecha de vencimiento podremos pagar.

Devolver a tiempo el préstamo rápido es muy importante para mantener la confianza de la empresa prestamista. Como hemos dicho en otras ocasiones, estas empresas no necesitan garantías como los bancos, por eso son una opción muy interesante hoy en día. Eso sí, la mayor garantía que podemos ofrecer es devolver a tiempo el dinero, y a cambio recibiremos grandes ventajas. Por ejemplo:

Vivus
Puntuación: 4.1 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
QueBueno
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wonga
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 18)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 15 días
Importe a devolver: Sin información
Coste del préstamo: Sin información
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
  • Posibilidad de aumentar la cantidad prestada de nuestros futuras solicitudes
  • Acceso preferente a descuentos y promociones
  • Trámites más rápidos al disponer de un expediente limpio

Los créditos son productos útiles, sencillos y rápidos de conseguir, pero debemos estar seguros de que es el producto que necesitamos. Cubren necesidades concretas, pero si se utilizan como fuente de financiación regular, pueden acarrear problemas de sobre-endeudamiento rápidamente.

El encanto de terminar con la deuda

Seguramente el dinero en tus manos te tentará a usarlo en algo más; pero los beneficios de utilizarlo para liquidar por completo una deuda ya adquirida, son mejores. Y entre muchas de las razones destaca:

  • Terminarás pagando menos intereses.
  • Tu capacidad de pago volverá a ser libre y podrás utilizar ese capital en otras cosas.
  • Dejarás una buena impresión en el Buró y Círculo de Crédito.
  • Al ser “buen pagador” se te abrirán las puertas para acceder a un nuevo crédito (hipotecario, automotriz).

Si piensas liquidar tu deuda, es básico que sepas esto

Consulta tu contrato o acércate a tu institución financiera para revisar que no haya ningún tipo de penalización si es que liquidas antes el préstamo; ya que algunas entidades podrían cobrarte una comisión de hasta el 3% por la cantidad que te falta por cubrir. OJO: no deberían cobrarte por terminar de pagar antes tu deuda ¡lo tienen prohibido! Penalizar un pago adelantado, es considerado como una cláusula abusiva.

Lo ideal es que antes de contratar un préstamo, compares y prefieras los que no te cobran comisión o penalización por liquidar la deuda antes o por hacer pagos anticipados. Y no olvides analizar si te conviene o no liquidar por completo, algunos expertos recomiendan anticipar el pago en la primera etapa del crédito y no al final, dado que ya sólo estarías abonando los intereses y no vale la pena.

Pero sobre todo, antes de solicitar un crédito rápido debes de tener en cuenta que una vez cumplido el plazo de éste, vas a tener que devolverlo, tanto el importe total prestado, como los intereses. Por eso cuando solicitas un préstamo debes de hacerlo con una buena organización de tu presupuesto mensual, con la seguridad de que en el futuro podrás hacer frente a su devolución, evitando de esta manera incurrir en un posible impago de un mini crédito.

¿Qué ocurre si no pagas a tiempo?

Dejar de pagar un crédito rápido genera el aumento de nuestra deuda, así como nuestra entrada en ficheros de morosidad como ASNEF, de manera que en el momento en el que veamos que no vamos a poder hacer frente al pago de nuestro crédito dentro del plazo que hayamos establecido con la financiera, lo mejor que podemos hacer es ponernos en contacto con la entidad, y comunicar nuestra situación de manera que podamos solicitar un aplazamiento del pago, llegando a un acuerdo que sea beneficioso para ambas partes.

Hay que tener también en cuenta que puede ocurrir que, simplemente, no podemos pagarlo, no es que no queramos. Ahí lo primero será ponernos en contacto con la financiera y negociar una forma de pago, que se acerque lo más posible a nuestras posibilidades. Porque una cosa está clara: si no puedes, no puedes y punto.

Recomendaciones para no llegar al punto de no poder pagar el crédito rápido

En primer lugar debemos de tener claro  que un crédito rápido nos adelanta dinero, pero no es como un crédito que podamos pedir en un banco. Un crédito rápido se trata de una cantidad que se nos presta, pero que tendremos que devolver en unos 6 o como mucho 12 meses habitualmente, por lo que tenemos que tener claro que se trata de un dinero que debemos poder reunir con facilidad y en poco tiempo.

Debemos tener en cuenta además que en los crédito rápidos los porcentajes de intereses suelen ser altos, y más aún, que esos intereses aumentan mucho si nos retrasamos, por lo que nos resultará muy difícil devolver la cantidad que nos han prestado si no cumplimos, es decir que en los casos de impago se cae en un círculo vicioso en el que es mejor no entrar.

Así que, como veis hay que pensarse mucho la cantidad a pedir y como quedarán nuestras mensualidades, la cuales, recordamos de nuevo, deben ser acordes con el dinero del que disponemos habitualmente, o cada poco tiempo.